priligy espanol

Punta Catalina ahorraría US$2,800 MM en próximos 5 años. Por Osiris de León

osiris dlkDesde el año 1978, cuando la Universidad Católica Madre y Maestra nos solicitó hacer un “Análisis del Costo de Transformar las Centrales Eléctricas de Gasoil y Fuel Oil a Carbón en la República Dominicana” quedó claro que en materia de producción de energía térmica el carbón mineral tenía un costo muy inferior al de los demás combustibles fósiles existentes en nuestro planeta, y que esa extraordinaria ventaja del bajo costo se mantendría por décadas fruto de que las inmensas reservas de carbón mineral, y sus bajos costos de extracción, le permitirían mantenerse dominando el mercado de los bajos precios de la energía, y esos resultados, sumados a otros estudios realizados por la entonces CDE y por organismos internacionales, facilitaron que el gobernante Partido Revolucionario Dominicano tomara la decisión de instalar las plantas a carbón Itabo 1 e Itabo 2, las que se han mantenido como las plantas de menores costos operacionales con que cuenta nuestro país.

Y es que mientras gracias al uso del carbón mineral barato las plantas térmicas Itabo 1 e Itabo 2 han estado produciendo energía eléctrica a menos de 4 centavos de dólar por kilovatio/hora, 3 plantas a gas han estado produciendo energía eléctrica a menos de 7 centavos de dólar por kilovatio/hora, 16 plantas de fuel oil han estado vendiendo energía eléctrica a precios variables entre 12 y 20 centavos de dólar por kilovatio/hora, otras 11 plantas de fuel oil han estado vendiendo energía eléctrica a precios variables entre 20 y 30 centavos de dólar por kilovatio/hora, y cuatro plantas de gasoil han estado vendiendo energía eléctrica a precios superiores a los 30 centavos de dólar por kilovatio/hora, es decir, estas últimas 4 plantas venden energía 10 veces más cara que en las Itabo 1 y 2, siendo el alto costo la única razón responsable de que el gobierno haya tenido que gastar US$11,400 millones en el subsidio eléctrico y de que los ciudadanos hayan tenido que pagar muy altas tarifas eléctricas y sufrir las molestias de los odiados apagones, ya que los apagones no se deben a la falta de capacidad instalada para producir energía eléctrica porque tenemos una potencia total instalada del orden de los 3,300 megavatios, la cual supera en un 50% a la demanda máxima de 2,200 megavatios en horario pico nocturno, pero al ser energía muy cara el país no tiene capacidad económica para comprarla y esto genera apagones.

Para salir del círculo vicioso que durante décadas nos ha mantenido entre la producción de energía eléctrica cara, el alto déficit del mercado eléctrico público y los molestosos apagones producidos intencionalmente para bajar el déficit resultante de la compra de energía eléctrica muy cara, el gobierno decidió instalar 2 nuevas plantas eléctricas a carbón, cada una con capacidad para producir 360 megavatios de potencia, las que al sumarse a Itabo 1, Itabo 2 y a Barahona carbón totalizarían 1,000 megavatios a carbón, es decir, mil megavatios baratos, que se sumarían a 600 megavatios baratos a gas, aunque no tan baratos como los del carbón, y esa sumatoria de 1,600 megavatios de bajo costo ya está motivando a los demás productores de energía a bajar sus precios para poder competir en un mercado eléctrico de precios bajos.

Muestra de ello es que como Catalina 1 y Catalina 2 han de entrar en operación en el año 2018, con una potencia total de 720 megavatios, y un precio de venta inferior a 6 centavos de dólar por kilovatio/hora, en el mes de febrero de este año 2017 se convocó a una licitación para la contratación de energía eléctrica, pero estableciendo claramente en los términos de referencia que no se aceptarían propuestas con precios superiores a los 8 centavos de dólar por kilovatio/hora, motivo por el cual las únicas empresas que pudieron ofertar energía a 8 centavos de dólar por kilovatio/hora fueron EgeItabo, que produce energía con carbón mineral, y AES Andrés que produce con gas natural, ya que los productores que utilizan fuel oil quedaron fuera porque ofertaron por encima de los 8 centavos de dólar por kilovatio/hora, y en esta pasada semana se firmó con las dos empresas ganadoras un contrato de 5 años para la compra de 471 megavatios, lo que indica que desde ya las plantas a carbón de Punta Catalina comienzan a producir beneficios económicos al país porque estamos contratando 20,000 millones de kilovatios/hora con un ahorro de 6 centavos de dólar por cada kilovatio/hora, lo que indica que sólo en ese contrato de 471 megavatios el país ahorraría 1,200 millones de dólares durante los 5 años contratados, y con ese ahorro el país puede pagar el 60% del valor de las dos plantas a carbón de Punta Catalina.

Pero como en los primeros 4 años siguientes a su entrada en operación Punta Catalina produciría unos 20,000 millones de kilovatios/hora, en ese período nos estaríamos ahorrando otros 1,600 millones de dólares en compra de energía, lo que quiere decir que gracias a Punta Catalina entre el año 2017 y el año 2022 el país estaría ahorrándose 2,800 millones de dólares en la compra de energía eléctrica barata, lo que demuestra que la decisión de instalar 2 plantas eléctricas a carbón fue una correcta decisión económica que cumple con los estándares ambientales y eso debe quedar bien claro para todos los dominicanos, pero muy especialmente para los políticos y empresarios del mercado eléctrico que critican y objetan a Punta Catalina porque esas plantas desde ya están afectando a lucrativos negocios eléctricos que han estado quebrando al Estado dominicano.

Use Facebook to Comment on this Post