priligy espanol

Canseco en su regreso a Grandes Ligas: mi única adicción fue el béisbol

Con 52 años, José Canseco afirmó que su única adicción en la vida fue el béisbol.

Así se lo comentó al periódico USA Today en un extenso reportaje firmado por Jorge L. Ortiz con motivo de su regreso a la palestra pública como comentarista en algunos partidos de los Atléticos de Oakland.

Canseco repasó algunos puntos esenciales en su carrera como el uso de esteroides, su retiro como pelotero, el libro que lo convirtió en un paria del béisbol y la hipocrecía que él considera existe a la hora de escoger a los miembros del Salón de la Fama de Cooperstown.

Vilipendiado por unos y reconocido por otros, Canseco contó al diario estadounidense que pensó que era una broma pesada cuando lo llamaron para proponerle el trabajo de hacer análisis previos y posteriores al juego en 25 de los encuentros del equipo esta temporada.

“Si miras mi historia escribí el libro “Juiced’’y fui excomulgado de las Grandes Ligas’’, expresó Canseco a USA Today. “Nadie me contrataría en el mundo del béisbol ni como mánager, ni como analista, como nada’’.

Establecido en Las Vegas donde vive con un gato y dos perros, Canseco ha comenzado a recibir apoyo por su nueva labor como lo manifestó el presidente de los Atléticos Dave Kaval.

“La gente se ha impresionado por su conocimiento del equipo, de los jugadores y de la liga’’, comentó Kaval a USA Today . “Hay algunas cosas que él dice que te pueden parecer chocantes, pero al mismo tiempo tienen una cuota de verdad que son legítimas’’.

Canseco jugó 17 temporadas en las Grandes Ligas, nueve con la novena de Oakland donde debutó en 1985. Bateó .266 con 462 jonrones y 1407 remolcadas y asistió en seis ocasiones al Juego de las Estrellas. Jugó su última campaña en el 2001 con los Medias Blancas de Chicago.

Pero su vida, repleta de incidentes dentro y fuera del terreno, cobró máxima notoriedad cuando sacó a la luz en el 2005 “Juice’’, un libró donde narró como inyectó con esteroides a verdaderas megaestrellas del juego como Rafael Palmeiro, a los puertorriqueños Juan González e Iván Rodríguez y a su compañero de equipo, Mark McGwire, que provocó una tormenta de incalculables proporciones en las Grandes Ligas. Muchas de sus afirmaciones fueron confirmadas después.

Aunque años más tarde mostró arrepentimiento por escribir el libro, Canseco consideró que no tenía las estadísticas necesarias para entrar al Salón de la Fama, pero afirmó que en el recinto de Cooperstown hay nombres que usaron esteroides.

“Si dejas entrar a uno que usó esteroides debes dejarlos entrar a todos. No puedes ser hipócrita’’, comentó Canseco a USA Today.

Canseco afirmó que conoce nombres que usaron esteroides y están en el Salón de la Fama, pero esta vez no mencionará a nadie pues aprendió la lección.

Use Facebook to Comment on this Post