priligy espanol

PSOE se propone recobrar unidad y relanzarse como alternativa de gobierno (Video)

1497725157243Madrid.- Delegados, militantes y líderes del Partido Socialista Oberero Espaol (PSOE) trabajan este sábado en su 39 Congreso federal para recuperar la unidad en torno a su líder, Pedro Sánchez, tras meses de tensiones internas y poder relanzar a la tolda para reconquistar de nuevo el Gobierno de España.

¿Tienes algo que decir?

Inicia la conversación y sé el primero en comentar.

Al grito de “¡presidente, presidente!” Sánchez fue recibido este sábado a su llegada al cónclave socialista, que con el lema “Somos la izquierda” se plantea consolidar al partido como la alternativa progresista al Ejecutivo del conservador Partido Popular (PP), explicó Efe.

Después de meses de división interna, Sánchez, que había dimitido como secretario general del PSOE el 1 de octubre pasado, fue elegido en mayo por los militantes como líder socialista en elecciones primarias. 

Se impuso a otros dos candidatos, Patxi López, expresidente del Gobierno regional del País Vasco, y Susana Díaz, presidenta de Andalucía, que contaba con el apoyo de la inmensa mayoría de dirigentes regionales del partido. 

Tanto López como Díaz hicieron este sábado un llamamiento a la unidad para fortalecer al partido y que pueda volver al Gobierno de España, que perdió en 2011, en plena crisis económica.

El Congreso del PSOE recuperará un partido “fuerte y unido”, afirmó López a su llegada a este encuentro, e insistió en que los socialistas quieren demostrar que “hay una alternativa y un proyecto de izquierdas capaz de conectar con la mayoría progresista que espera ahí fuera”.

Por su parte, Díaz afirmó que le va a “parecer bien el equipo que elija (Sánchez) porque se querrá rodear de los mejores para que el PSOE vuelva a ser la alternativa de gobierno en España”.

También la que será nueva presidenta de los socialistas, Cristina Narbona, apeló a un nuevo PSOE “fuerte y cohesionado”, que recupere su posición central como principal partido de la izquierda.

Todos insisten en esta idea, en alusión -aunque sin citar- a Podemos, partido fundado en 2014 que se ha convertido en la tercera fuerza parlamentaria y le disputa al PSOE el mismo espacio electoral.

De este Congreso saldrá una dirección a la medida de Sánchez en la que no estarán los dirigentes regionales, que en su inmensa mayoría apoyaron a Díaz y que este sábado, a su llegada al Congreso socialista, han optado por guardar silencio para enterrar la batalla de los últimos meses.

Los representantes de las federaciones regionales estarán en otras instancias del partido como el Comité Federal, máximo órgano de decisión entre congresos, y la Comisión de Ética y Garantías, que se eligen mañana.

Fuentes cercanas a Sánchez dijeron que éste llevará a cabo una ronda de reuniones con las federaciones regionales para que todas se sientan integradas en los órganos de representación.

Sin embargo, pese a las declaraciones públicas a favor de la unidad, se siente la “tensión” entre los partidarios de Sánchez y los que apoyaron a sus adversarios, sobre todo a Díaz.

Algunos delegados andaluces, partidarios de la presidenta andaluza, reconocieron que, puesto que el voto de mañana es secreto (en urna), no seguirán las instrucciones y votarán que no a una dirección que ni es “integradora” ni les representa. 

Otros destacados ‘susanistas’ optarán por no acudir a la votación, alegando compromisos inexcusables en sus lugares de origen.

Esto no impedirá que la ejecutiva de Sánchez consiga un apoyo en torno al 80%, según esperan todos.

A la apertura del Congreso asistieron, con rostros serios, los tres últimos predecesores de Sánchez: Alfredo Pérez Rubalcaba, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, y Joaquín Almunia, quienes habían apoyado a Díaz. 

Faltó el expresidente del Gobierno Felipe González, histórico dirigente socialista, que también apoyó a Díaz, al encontrarse de viaje en Colombia para verificar los acuerdos de paz. 

Pero estuvo presente a través de un vídeo en el que deseó a Sánchez “que tenga la mayor capacidad de acierto y de estrategia que nos devuelva el carácter de primera fuerza política española, porque España lo necesita y también la socialdemocracia europea”

Antes del comienzo de los discursos, se proyectó un vídeo en el que se pudieron ver cuáles son algunas de las metas del PSOE, como impulsar una nueva política laboral y combatir la corrupción del gubernamental Partido Popular (PP).

En la primera jornada del Congreso se pondrán en marcha las tres comisiones -política, económica y modelo de partido- que van a debatir las ponencias sobre el ideario que se va a aprobar en el congreso.

También se va a terminar de perfilar la Comisión Ejecutiva Federal, principal órgano de gobierno del partido cuya votación tendrá lugar mañana domingo

Use Facebook to Comment on this Post