priligy espanol

Punta Catalina entrará en operación en octubre del próximo año

IMG_20170619_080817La primera unidad de la planta a carbón que se construye en esta localidad de la provincia Peravia entrará en operación el 15 de octubre del próximo año.

Así lo anunció el vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jímenez Bichara, quien además agregó que la segunda comenzará dos meses después, el 18 de diciembre, lo que sería como una especie de regalo navideño al pueblo dominicano.

Dijo que en el mes de julio del 2018 se realizará la primera prueba.

Bichara aseguró que con los 500 millones de dólares que se obtuvieron la pasada semana por la venta de los bonos soberanos se podrá cumplir con el cronograma de construcción que fue programado.

Al asegurar que la obra se encuentra en una etapa del 77% de su construcción, el funcionario explicó que solo se necesitan unos 420 millones para su terminación y los restantes serían para  cubrir cualquier imprevisto, como la variación de los precios de los insumos.

Explicó que la obra se está pagando por hitos (etapas), o sea cada vez que se termina una, se paga.

“El impacto de este proyecto es muy importante. Son  dos unidades que juntas suman 752 megavatios (de energía)”, dijo Bichara durante un encuentro-desayuno con un equipo especial de Listín Diario que se trasladó a este lugar.

El mismo estuvo dirigido por el director, Miguel Franjul, y el sub director, Fabio Cabral.

Siempre se hace referencia a 720, pero en realidad ustedes podrán ver las placas de los generadores fabricados por la General Electrics, que dan cuentas de que son 376 megavatios cada una, lo que da los 752, agregó.

La demanda nacional

Bichara reveló que en determinado momento del día esta planta podrá suplir el 35 por ciento de la demanda total de energía del país.

“La hora pico de mayor demanda, es entre siete y doce de la noche, pero en determinadas horas del día, como once, doce, una y media tarde, la demanda baja un poco”, refirió el ingeniero, quien agregó que el crecimiento de la demanda en las horas de la noche se debe al uso de aire acondicionado en los hogares.

Esto para explicar que la demanda nacional de energía en una hora pico es de 2, 500 megavatios.

Diversidad 

Bichara considera que esa planta diversificará la producción de la energía, lo que es muy bueno, debido a que el país no produce combustibles.

Dijo que la diversificación es la forma más inteligente de lograr sostenibilidad en el servicio eléctrico, “porque el país se podrá mover a base de la producción que más le convenga”.

Si tenemos carbón, gas natural, y otros combustibles como las hidros, podremos movernos, según económicamente sea más factible.

Impacto

Al referirse al impacto que tendrá esta planta al entrar en operación, sostuvo que será en dos vertientes, la primera es que abaratará los costos de producción y la segunda es que, mejorará el servicio.

“Es tanto así que el subsidio al sector estaba montado en mil 500 millones de dólares y llegó hasta dos mil millones en un año, pero la  baja de los combustibles abarata costo de la  energía y hoy es de  entre los 400 y  500 millones”, apuntó.

Explicó que el subusidio se irá reduciendo hasta quedar totalmente eliminado.

(+)
PROPUESTAS A INVERSIONSITAS EXTRANJEROS

Al llamado del presidente Danilo Medina  para que el capital privado invierta en el proyecto,  han respondido unos siete inversionsitas extranjeros que hasta ahora se han interesado en Punta Catalina.

El ejecutivo de la CDEEE dijo que también dos empresarios dominicanos, en alianza con extranjeros mostraron interés.

Señaló la rápidez con que bancos europeos apoyaron este proyecto, lo que demuestra la confianza que se le tiene. Recuerda además que, Punta Catalina ha sido evaluada por la firma Staling Consulting, una de las mejores calificadoras internacionales.

Empleos

Durante los trabajos de construcción de esta planta se están empleando unas 6 mil 400 personas, y el 98% es dominicana.

Esto ha tenido un gran impacto en la población de la zona, como Nizao y Baní, municipio capital, porque hay además unos 150 empleados con contratos temporales, dinamizando el comercio.

Planta no afectará el ambiente

La Planta a Carbón Punta Catalina fue diseñada con la visión de cuidar al máximo el medio ambiente, por lo que  contará con un equipo de alta tecnología que una vez entre en funcionamiento, reducirá el 98% de las emisiones de gases de la misma, lo que contribuirá al cuidado de la salud de residentes en la provincia de Peravia y comunidades aledañas.

Según lo explicó a Listín Diario, el vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, (CDEEE), Rubén Bichara, una vez los gases salgan de la caldera, la planta los trata químicamente, a través de un proceso de recirculación  en el que se le inyectan unos solventes químicos que  evitan la contaminación del aire.

El equipo purificador, es un AQCS, que tiene un costo adicional a la planta de unos 250 millones de dólares, lo cual fue especificado desde el inicio del diseño de la planta.

“Este  es un equipo con el doble por ciento de capacidad, para garantizar que su vida útil no varíe su parámetro por una falla”, explicó Bichara.

Cuidado ambiental

Bichara explicó que, en adición al proyecto de control de la calidad del aire, también fue contemplada la siembra en todo el país, de un millón 500 mil unidades de plantas de caoba, las cuales son secuestradoras naturales de emisiones. El primer millón de matas de caoba  estarán sembradas en unos 60 días,  para lo cual  la CDEEE firmó un convenio con una asociación amplia integrada por entidades como el Jardín Botánico, Medio Ambiente, y varias fundaciones ligadas a la siembra de caobas en el país.

El proyecto de plantación de caoba en todo el país podría ser  aprovechado para la producción de madera, siempre dentro de los parámetros establecidos por Medio Ambiente, precisó el vicepresidente Ejecutivo de la CDEEE.

“Existe además un cálculo que se hizo la semana pasada, el cual fue demostrativo, en el sentido de que una planta a gas  Natural de mil megavatios, tendría emisiones similares a Punta Catalina, más 300 megavatios de los más de 400 que estamos impulsando ahora de energía renovable”, indicó.

Bichara considera que esa es una muestra de hasta dónde llega el nivel de responsabilidad que tiene la entidad, en términos medioambientales en el proyecto Punta Catalina, ya que, de manera paralela impulsa unos 10 proyectos de energía renovable, donde con un 50% de esos proyectos en funcionamiento, si se suma Punta Catalina más esos 300 megavatios, el nivel de emisiones seria similar a una planta a gas de  mil megavatios.

¿Por qué a Carbón?

En el  40% de la  energía eléctrica  que se produce en el mundo es utilizado el carbón como combustible, por lo que Rubén Bichara niega que se produzca alta contaminación. como  afirman algunos sectores al referirse al proyecto Punta Catalina.

“Las personas que piensan así creen que en el mundo, el cien por ciento de las generaciones son con gas, pero es al revés, el combustible que más energía produce en el mundo es el carbón, y en el caso de la  producción de energía eléctrica, el 40% es con Carbón”, precisó.

Dijo que no existe ningún país que su producción de energía esté en gas solamente, y adelantó que en el caso de República Dominicana, el país  está preparado, porque además de que tiene  la mejor planta a carbón, cuenta con otras que generan energía, utilizando el gas como combustible.

Calidad justifica el presupuesto

El vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Bichara, afirma que la calidad de la Planta Punta Catalina, justifica  el monto  que alcanza la construcción del proyecto. “Los temas de los costos  de cualquier  equipo, y más si se trata de una planta, o  un equipo mecánico, van asociados a la calidad que esté  buscando el comprador del producto. Si uno toma un vehículo como parámetro y toma 4 marcas puede ser que uno de ellos cueste cinco veces más que el primero”, expresó.

Con ese análisis, Bichara descarta que en  el contrato, cuyo costo asciende a unos 2000 millones de dólares, se haya incurrido en sobre valuación, como afirman algunos sectores.

Según el funcionario, todo depende de la calidad que el gobierno exigiera, por lo que afirmó que en el caso de Punta Catalina se buscaba lo mejor: una planta General Electric.

“Para lograr una planta con el grado de eficiencia respecto al medio ambiente  que el país necesita,  y con lo que uno se comprometió, había que  tener unos equipos con la calidad necesaria, de ahí que esta planta es de manufactura americana”, precisó. Argumentó que el hecho que la planta sea de  manufactura americana le indica al país que  bajo ninguna circunstancia tiene la calidad de una planta china, ni tampoco puede costar igual, porque los niveles de calidad  son diferentes. “Entonces, no podemos negar que existan plantas más baratas que la que hemos adquirido, pero la calidad que exigía la normativa y el diseño de  la planta, justifica el precio de Punta Catalina”, explicó.

Punta Catalina avanza sin un segundo de pausa

Martillos golpeando sobre los metales, manejo de maquinarias que trasladan material pesado y labores de soldaduras son parte de las tareas que realizan alrededor de 6,400 personas para finalizar los trabajos en la Central Termoeléctrica Punta Catalina, ubicada en Baní, provincia Peravia.

Los empleados visten con uniformes azules y anaranjados que, dependiendo el que sea, tipifican su rol en las construcciones; además, portan sus cascos y chalecos de prevención, cumpliendo de manera rigurosa con el protocolo de seguridad.

Los trabajos en las instalaciones perduran las 24 horas, excepto cuando los equipos se encuentran en mantenimiento. Mientras que el horario está dividido en tres tandas de noche y de día.

A pesar de haber más de 6,000 trabajadores en el lugar, no se han producido accidentes laborales debido al rigor del programa preventivo llevado a cabo por las autoridades.

Aquellos levantamientos de torres, muros y columnas de metal no pudieron ser realizados sin una planificación de profesionales que se han especializado en este tipo de obras.

El techo a carbón de la estructura posee 530 metros de largo, 72 metros de ancho y 40 metros de alto. El complejo también tiene dos subestaciones de 138 metros, así como una caldera a carbón que mide 78 metros de altura, más una chimenea de 160 metros de alto.

Cada información de la Central fue suministrada por el coordinador técnico del proyecto para la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Pablo Rivas, durante un recorrido que hizo con el director del LISTIN DIARIO, Miguel Franjul; el subdirector, Fabio Cabral y otros periodistas pertenecientes al Decano de la Prensa.

Varias decenas de guaguas y motocicletas se encontraban estacionadas en amplios espacios abiertos.

Rivas, quien también estaba acompañado del vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Bichara, explicó que esos vehículos son utilizados por los miles de empleados que se trasladan a los comedores o a sus respectivas áreas de descanso.

Sobre el proyecto, el experto sostuvo que Punta Catalina estará compuesta por dos unidades de  generación eléctrica que suministrará un total de 752 Megavatios de energía.

También señaló que cada unidad incluirá su propia caldera a carbón pulverizado, con un sistema de control de calidad de aire, turbina generadora de vapor, sistemas de control y monitoreo de procesos, y todo el equipamiento de balance requerido para el funcionamiento de las plantas.

Punta Catalina abarca alrededor de 400 mil metros cuadrados y se ubica en la región sur-central de la República Dominicana.

Funcionamiento

Según el coordinador técnico del proyecto para la CDEEE, las calderas están diseñadas para quemar una amplia gama de carbón para evitar depender de un solo suplidor y favorecer así el acceso a varios mercados.

Rivas indicó que la modalidad de producción consiste en recibir el carbón de buques de transporte marítimo para transferirlo por correas transportadoras cerradas desde el puerto, ubicado en las costas donde están construyendo Punta Catalina, hacia una edificación también sellada para almacenamiento del mineral.

“El puerto de Punta Catalina es el más profundo del país ya que posee 1.6 kilómetros de largo y 27 metros de ancho”, aseguró el coordinador.

Sobre el consumo diario, el carbón es transferido desde el almacenamiento hacia un triturador para reducir su tamaño y luego continuar hasta los depósitos próximos a la caldera.

Posteriormente, el mineral es pulverizado en los molinos y enviado al generador. Ahí, el carbón es quemado para producir vapor, este fluye a través de la turbina la cual convierte la energía térmica en energía mecánica.

El vapor de salida de la turbina es condensado por enfriamiento. Mientras que el agua recolectada en el fondo del condensador es bombeada nuevamente para de nuevo ser convertida en vapor.

(+)
PROCEDIMIENTOS FINALES

PASO POR PASO: El condensador es un intercambiador de calor que contiene tubos que son atravesados por el agua de mar con el fin de enfriar los conductos para que produzcan vapores.

Según Rivas, el agua es retornada al mar a una temperatura acorde a los estándares medioambientales específicos.

En cuanto a las calderas, los gases calientes de la combustión del carbón salen y fluyen a través de calentadores de aire giratorios para aprovechar su calor y transferirlo al aire tomado de la atmosfera, antes de que éste entre al generador.

Los gases de la combustión pasan entonces a un desulfurizador para remover algunos elementos. Y posteriormente, pasan por una serie de filtros con el objetivo de eliminar cenizas volantes. Al final, el gas limpio es descargado a la atmosfera a través de la chimenea.

Use Facebook to Comment on this Post