Connect with us

SALUD

La tinta de los tatuajes puede acabar en tus ganglios linfáticos

Pero eso no significa necesariamente que provoquen cáncer.

Para bien o para mal, los tatuajes están pensados para permanecer contigo para siempre. Sin embargo, nuevas investigaciones sugieren que esa permanencia va más allá de la piel. Según un nuevo estudio los pigmentos y las impurezas químicas tóxicas que contiene la tinta de un tatuaje pueden recorrer el cuerpo hasta acumularse en los ganglios linfáticos, que son estructuras con forma de alubia que filtran sustancias como parte del sistema inmunitario del cuerpo humano. Esa acumulación puede conducir a una inflamación crónica de los ganglios y si tienes bastantes tatuajes, esto podría asustarte un poco.

De hecho, los científicos, sorprendentemente, saben muy poco sobre cómo la tinta de un tatuaje afecta al cuerpo. Muchas de las tintas contienen pigmentos orgánicos, pero también pueden llevar contaminantes y conservantes como el níquel, el cromo, el magnesio o el cobalto. (Imagínate tener todos esos elementos en la piel, no hay duda de que deben tener efectos secundarios). El carbón negro es el componente más común en la tinta de tatuajes, seguido del óxido de titanio (TiO2), un pigmento blanco que se encuentra con frecuencia en los aditivos de la comida y también en la crema solar

En los tatuajes, el TiO2 puede mezclarse con colorantes para conseguir algunas sombras, pero, cuando se utiliza para crear el color blanco, suele provocar dolor, picazón, inflamación de la piel en la zona del tatuaje, y curación más lenta. Los investigadores querían trazar el recorrido del óxido de titanio a través del cuerpo, centrándose en las partículas más pequeñas, y en los niveles nano y micro. (Para que te hagas una idea muy abstracta de cómo de pequeñas son estas partículas, un nanómetro es como la milmillonésima parte de un metro, y una hoja de papel es como 100.000 nanómetros gruesos).

“Nosotros ya sabíamos que los pigmentos de los tatuajes se desplazaban hasta los ganglios linfáticos porque, visualmente, es evidente, pues los ganglios linfáticos se tiñen del color del tatuaje”, explicaba Bernhard Hesse, uno de los autores del estudio. “Lo que no sabíamos era que lo hacían a un nivel nano, lo que implica que podrían no tener el mismo comportamiento que tienen las partículas del nivel micro. Y ahí está el problema, que no sabemos cómo reaccionan las nanopartículas”.

Los investigadores examinaron las pieles tatuadas y los ganglios cercanos a los tatuajes del cuerpo de cuatro donantes. A través de rayos X fluorescentes, descubrieron que los niveles de TiO2 en la piel y en los ganglios linfáticos eran más altos en las personas tatuadas que en las que no llevaban tatuajes. En la piel de las personas con tatuajes, había partículas de la medida de varios micrómetros, pero solo las nanopartículas se desplazaban a los ganglios linfáticos. Éste es el primer estudio que demuestra que ciertos pigmentos e impurezas emigran de la capa dérmica a los ganglios linfáticos. 

Algunas noticias han relacionado ya este descubrimiento con el cáncer, insinuando que los tatuajes pueden provocar la enfermedad, pero se trata de una suposición muy prematura para una investigación tan poco profunda. Ahora mismo los científicos han demostrado que los elementos tóxicos y los pigmentos que contiene la tinta circulan por el cuerpo y pueden acumularse en el sistema linfático. Uno de los elementos químicos que ha sido probado que emigra a los ganglios linfáticos, el TiO2, se ha relacionado con inflamación y curación más lenta del tatuaje. Eso es todo lo que se sabe hasta ahora.

El próximo paso en la investigación será encontrar pacientes que hayan notado efectos adversos a causa de sus tatuajes, y luego vincular dichos efectos a propiedades químicas y estructurales de los pigmentos de sus cuerpos. Sorprende bastante que no sepamos todavía esto, pues los tatuajes han existido durante miles de años, pero los científicos empiezan ahora a entender las consecuencias más leves que tiene hacerse uno.

Publicado originalmente en VICE.com

En los tatuajes, el TiO2 puede mezclarse con colorantes para conseguir algunas sombras, pero, cuando se utiliza para crear el color blanco, suele provocar dolor, picazón, inflamación de la piel en la zona del tatuaje, y curación más lenta. Los investigadores querían trazar el recorrido del óxido de titanio a través del cuerpo, centrándose en las partículas más pequeñas, y en los niveles nano y micro. (Para que te hagas una idea muy abstracta de cómo de pequeñas son estas partículas, un nanómetro es como la milmillonésima parte de un metro, y una hoja de papel es como 100.000 nanómetros gruesos).

“Nosotros ya sabíamos que los pigmentos de los tatuajes se desplazaban hasta los ganglios linfáticos porque, visualmente, es evidente, pues los ganglios linfáticos se tiñen del color del tatuaje”, explicaba Bernhard Hesse, uno de los autores del estudio. “Lo que no sabíamos era que lo hacían a un nivel nano, lo que implica que podrían no tener el mismo comportamiento que tienen las partículas del nivel micro. Y ahí está el problema, que no sabemos cómo reaccionan las nanopartículas”.

Los investigadores examinaron las pieles tatuadas y los ganglios cercanos a los tatuajes del cuerpo de cuatro donantes. A través de rayos X fluorescentes, descubrieron que los niveles de TiO2 en la piel y en los ganglios linfáticos eran más altos en las personas tatuadas que en las que no llevaban tatuajes. En la piel de las personas con tatuajes, había partículas de la medida de varios micrómetros, pero solo las nanopartículas se desplazaban a los ganglios linfáticos. Éste es el primer estudio que demuestra que ciertos pigmentos e impurezas emigran de la capa dérmica a los ganglios linfáticos.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

SALUD

La batalla contra las enfermedades crónicas todavía no está ganada

Más de la mitad de los países del mundo no van por buen camino para alcanzar la meta de la ONU de reducir para 2030 un 30% de las muertes prematuras provocadas por las llamadas enfermedades no transmisibles, como el cáncer y la diabetes, advirtieron el viernes los científicos.

Las enfermedades no transmisibles (ENT), que matan a casi 41 millones de personas anuales, es decir, a 7 de cada 10 en el mundo, se han convertido en una amenaza de envergadura para la salud, muy por delante de otras causas de mortalidad como las enfermedades infecciosas tales como la tuberculosis, el sida y la malaria.

Los habitantes de Gran Bretaña, Estados Unidos y China corren un riesgo más elevado de morir de forma prematura (antes de los 70 años) de ENT, que los de Italia, España, Francia y Corea del Sur, según los investigadores, cuyo estudio fue publicado por la revista médica The Lancet.

Realizado en 186 países entre 2010 y 2016, fue divulgado previamente a la tercera reunión de la ONU dedicada a estas patologías, el 27 de septiembre en Nueva York.

En 2016, unos 40,5 millones de decesos, de un total de 56,9 millones en el mundo, se debieron a enfermedades no transmisibles.

1,7 millones del total de muertes debidas a las ENT se produjeron entre menores de 30 años, 15,2 millones entre los de 30 y 70 años, y 23,6 millones a partir de los 70.

Según estas estimaciones, 32,2 millones de fallecimientos se debieron al cáncer, enfermedades cardiovasculares, neumopatías crónicas y diabetes, mientras que los 8,3 millones restantes fueron atribuidos a enfermedades mentales, neurológicas y renales.

– Hipertensión, alcohol, tabaco –

La ONU fijó en 2015 el objetivo de reducir del 30% para 2030 la mortalidad prematura debido a las cuatro principales patologías crónicas o ENT: cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes.

Según el estudio, 35 países van por buen camino para lograr esta ambición entre las mujeres de entre 30 y 70 años, y 30 países para lograrlo entre los hombres. Se trata en la mayoría de casos de países ricos donde esta mortalidad ya es baja.

Brasil, por ejemplo, lo logrará en 2030 para ambos sexos, mientras que Argentina alcanzará la meta para los hombres y Costa Rica, para las mujeres.

Uno de cada diez países ha registrado por otro lado una subida o un estancamiento del nivel de este tipo de mortalidad, como es el caso de Uruguay para las mujeres.

La mayoría de países de América Latina incumplirán el objetivo de la ONU, así como España (a partir de 2040 las mujeres y entre 2031-2040 los hombres).

“Demasiadas personas mueren demasiado temprano”, según el College Imperial de Londres, coautor del estudio realizado principalmente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y The Lancet.

Para el profesor Majid Ezzati, del College Imperial, que supervisó el estudio, solamente el tratamiento de la hipertensión y el control del consumo de tabaco y de alcohol podrían prevenir millones de decesos debidos al cáncer, las enfermedades cardíacas, los accidentes vasculares cerebrales y el resto de enfermedades no transmisibles”.

“Pero también hacen falta cuidados accesibles y de gran calidad para diagnosticar y tratar las enfermedades crónicas lo antes posible”, añadió.

La OMS, que ya había alertado hace un año sobre esta problemática, subrayó los efectos “devastadores” de las ENT en un documento destinado a la reunión de Nueva York. “En los próximos 15 años, los costos humanos y económicos de las ENT se elevarán, según las estimaciones, a más de 7.000 millones de dólares únicamente en los países en desarrollo”, afirmó.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

SALUD

Panamá suspende registro sanitario al medicamento para controlar presión arterial Acepress Irbesartán 300 mg de Costa Rica

La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa) emitió una alerta por el medicamento “Acepress Irbesartán” de 300 mg de Laboratorios Stein de Costa Rica, utilizado en el tratamiento de control de la presión arterial.

El comunicado dirigido a profesionales de la salud y pacientes, publicado en el sitio web de la institución, indica que se han recibido reportes de sospechas de “fallas farmacéuticas, terapéuticas y reacciones adversas” del producto.

Entre los efectos adversos se habla de molestias gastrointestinales, diarrea, mareos, náuseas, sabor amargo, tos, estornudo, dolor de cabeza, taquicardia y ardor en los ojos.

En la nota, la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas indica que se “están realizando las gestiones para verificar la calidad y efectividad del mismo a través de los controles analíticos y la revisión de expedientes clínicos de los pacientes que reportaron algunas de estas manifestaciones”.

El producto “A cepress Irbesartán” 300 mg tabletas, elaborado por Laboratorios Stein de Costa Rica, con registro sanitario 74520, vence en el 2020.

El ministro de Salud, Miguel Mayo, en declaraciones a TVN Noticias, reiteró a que el producto “no intoxica a nadie”.

“Todos los medicamentos una vez salen al mercado, los profesionales de la salud que lo recetan están en la obligación de hacer reportes si ven que no está dando los resultados terapéuticos”, expresó el titular del Minsa a los medios.

La Dirección Nacional de Farmacia y Drogas inició un monitoreo nacional en las instalaciones de salud para documentar la información necesaria sobre el comportamiento del producto, como un procedimiento rutinario de vigilancia.

Como medida preventiva, las autoridades procedieron a suspender el registro sanitario del producto mediante una resolución publicada en Gaceta Oficial.

Detalles y recomendaciones

Las autoridades recomiendan a las personas, que utilizan esta medicina, de acudir a su médico para que realice una revisión de su condición de salud y tratamiento a seguir.

En tanto, a los profesionales de la salud se les exhorta a vigilar la condición de los pacientes que están bajo tratamiento con irbesartán y medicamentos concomitantes.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending