priligy espanol

Margarita o el precio de crecer. Por Pablo Mckinney


ESTÁ LINDA LA MAR”.- Tal que el pasado viernes recordaba uno aquí que, justo y como viene ocurriendo desde aquella encuesta Gallup HOY de noviembre de 2005, también en la reciente Mark-SIN, para la doctora Margarita Cedeño sigue estando “linda la mar”, pues aparece como la político más popular y de menor rechazo entre todos los presidenciales nacionales. Así andaba la cosa en el bulevar nacional cuando se entera uno del exabrupto de Felucho Jiménez, (dirigente fundamental del peledeísmo durante la década de los ochenta y sobre todo de los noventa) en contra de su compañera de partido y de Comité Político, vicepresidente, y responsable del gabinete social del gobierno.

EN EL PEOR CONTEXTO, MOMENTO Y CIRCUNSTANCIA. Las destempladas palabras de Felucho fueron pronunciadas en el contexto en el que, el también economista, analizaba la popularidad de los presidenciables. Las palabras de Jiménez llegaron como “argumento”, precisamente por la falta de ellos (de argumentos) para restar valor al dato objetivo, reiterado y científicamente demostrado de la alta popularidad de la doctora Cedeño. Según Jiménez, ella sólo toma decisiones “de lo que van a cocinar en su casa”. La respuesta de la doña no se hizo esperar:“Me niego a creer que un hombre que dice ser abanderado de ideas de vanguardia, sea el autor de una frase tan cavernaria, propia de misóginos e ignorantes. Con su respuesta, Felucho demostró que se cuece en el resentimiento que le provoca ver a mujeres destacarse y ser valoradas”. ¡Toma ya!

 DEMORADO FRATRICIDIO.- Por no tener verdadera oposición política, por carecer el electorado de alternativas populares y a la vez creíbles y confiables, y liberados -por machistas- de la obligación de decidir qué se va a cocinar en sus casas, pues mire usted, que ahora andan los dirigentes del PLDdedicados a denostar a sus compañeros por un pecado que es una virtud y no les debería amargar las mañanas sino endulzar sus tardes: el aumento de la popularidad electoral de una de sus compañeras. A esto ha llegado este PLD muertecito de éxitos y ahíto ya de ganar siempre, que siempre digo. ¡Pero hay más! Las destempladas palabras de Felucho contra Margarita llegaron el peor día posible y en el peor contexto imaginable, justo y mientras la emisora ZOLFM realizaba un programa especial de solidaridad con la mujer dominicana -precisamente- ante el aumento de la violencia física y verbal en su contra. (Insana virtud, Zoila María, insana virtud, querida abuela).

LA PARÁBOLA DE LA VIDA.- Como tal parece que, cierto trato descortés e irrespetuoso en contra de Margarita Cedeño se está haciendo costumbre entre ciertos miembros del Comité Político del PLD, y dado que de los otros dos peledeístas de la trilogía de los electoralmente presidenciables, uno de ellos tiene un impedimento constitucional para repostularse (y con el propio Felucho mandó a decir que no está interesado en buscar un tercer mandato), y el otro ha sido Presidente de la República en tres ocasiones, y es, además, el esposo y padre de la hija de la muy señora Cedeño y Lizardo, ante estos datos y realidades, bien haría el alto organismo de los morados (o el Comité Central cuando vuelva a ser lo que antes fue) en tomar cartas en el asunto, y de paso, compartir sus consejos con el país, pues a todos nos haría muy bien escuchar la Desiderata budista de Jorge Lavat“si te comparas con los demás… ”, y sobre todo cantar a coro: “Parábola de uno mismo”, de Cortez: “uno va subiendo la vida de a cuatro los primeros escalones, tiene todas las luces encendidas y el corazón repleto de ilusiones. (…) Y uno sube, sube, sube, flotando como un globo en el espacio, los humos los confunde con las nubes, subestimando a todos los de abajo (…).   (Pero un día, p.m.) uno baja, baja, baja, desciende lentamente hacia el olvido, hay algo en su balance que no encaja, lo que ha querido ser y que no ha sido. (…) Y uno es una isla desierta, un médalo en el mar, un espejismo, empieza por abrir todas las puertas, y termina a solas con sí mismo.” Si no lo sabrá uno. Con su permiso.

 

Use Facebook to Comment on this Post

2 Responses to Margarita o el precio de crecer. Por Pablo Mckinney

  1. Samana 24/10/2017 at 6:18 pm

    El crecimiento de esta tipa, no es más que parte de todo el entramado mafioso y delincuencial, que existe en este país, quitale a Leonel Fernández a esta individua, y hubiera continuado siendo una para legal en cualquier oficina de abogado

  2. El predictor 31/10/2017 at 7:22 am

    Ella esta lista para ocupar la presidencia de la república. Adelante dra Margarita el pueblo la espera