Connect with us

OPINIONES

Abel Martínez, Santiago y la politiquería. Por Fernando Peña


Independientemente de la bulla de algunos disgustados, de sectores e individuos, la realidad de la gestión de Abel Martínez muestra un nivel de calidad institucional y de eficiencia que son dos elementos básicos sobre los que se debe asentar el buen gobierno de nuestros Ayuntamientos.

Abel Martínez, Santiago y la politiquería

Abel Martínez entendió que era necesario un replanteamiento de la política municipal que buscara reforzar la legitimidad del gobierno municipal y acrecentar la confianza de los ciudadanos.

Y es que los Ayuntamiento son una auténtica escuela de democracia; de ahí la importancia de fortalecer los valores públicos y las conductas democráticas tanto de los gobernantes como de los propios ciudadanos.

Hoy nuestra ciudad de Santiago tiene un alcalde ejemplar, que, a pesar de ciertas fallas como todo humano, se ha revelado como un modelo de eficiencia, y productividad a favor de la ciudad corazón.

En meses, bajo una agotadora, y extenuante jornada de críticas a su administración, ha ejecutado tareas de limpieza, ordenamiento y saneamiento institucional, que en nuestro país y en el extranjero le han ganado elogios y apoyo resaltantes.

El ejercicio de los alcaldes en Santiago históricamente ha sido muy desafortunada e ingrata.

A pesar del enorme sacrificio, que algunos alcaldes han intentado hacer por la ciudad en la búsqueda permanente de solucionar sus problemas, todos han sido criticados, porque la gente siente que hacen muy poco o nada, y lo peor, a muchos los han calumniado al calificarlos de corruptos. 

Lo que hace Abel Martínez por Santiago, con el apoyo fundamental del Gobierno Central y sus dependencias merece el aplauso de toda la ciudadanía.

Durante décadas la alcaldía no gozaba de buena reputación, el desorden financiero, la no planificación de las ejecutorias, la ciudad sucia, la politiquería era el norte que le guiaba.

Porque no se estableció anteriormente los métodos, y los procesos para lograr una gestión de calidad y eficiencia. 

Espero que en esta sinopsis de evaluación política de nuestra ciudad la vean fuera de todo interés político o politiquero; hagamos de Santiago, de su gobierno municipal un mandato de buen lujo del buen vivir, apoyando las tareas de bien administrar, y el embellecimiento de la ciudad.

Todo esfuerzo sobrehumano del alcalde obedece tan solo a su compromiso ineludible de pensar en el desarrollo y progreso de nuestra ciudad… Desde este espacio le hago un reconocimiento a su encomiable labor al frente de los destinos de la ciudad. 

No sin antes elevar una plegaria porque no se desvíe de sus responsabilidades, en particular la de la recolección de la basura, que eficientemente lo esta haciendo y el embellecimiento de plazas, parques y avenidas.

La expectativa sobre este gobierno municipal, ocupa la atención de los sectores sociales y políticos.

 ¿Que esperaban los Santiagueros del gobierno municipal? que sea eficiente y trabajador, y que apueste por una ciudad limpia, ordenada, donde sus ciudadanos de todos los estratos sociales y económicos cumplan con las reglas, las normas y las leyes como garantía de mantener el orden y la eficiencia.

Y es que la eficiencia es un principio básico, sin el cual no puede haber gestión de calidad…

Indiscutiblemente que Abel Martínez ha respondido a las expectativas de la gente, del pueblo… 

La gente, los contribuyentes esperan eficiencia y transparencia en los gobiernos locales, que las inversiones de los recursos, las inversiones públicas de resultados de mejores servicios.

Hay que hacer conciencia que los impuestos locales tienen un impacto profundo en los patrones de desarrollo y la capacidad del Ayuntamiento para prestar los servicios públicos necesarios.

Desde esta humilde atalaya les sugerimos al alcalde Abel Martínez que comparta más información, más acercamiento con periodistas y básicamente con la gente, nuestro municipio debe trabajar en equipo para proporcionar más coordinación en la prestación de servicios y para eliminar las barreras que impiden la coordinación de programas a niveles locales.

Juntos, alejado de la politiquería, podemos hacer que el gobierno municipal sea más eficaz, lo que ayudará a que nuestros barrios y comunidades sean más competitivas económicamente y más habitables para todos los residentes.

El autor es periodista

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Martinez Moya

¿Cuál es el octavo continente?. Por Homero Luciano

Por: Homero Luciano

El fin de semana pasado, el distinguido Obispo Esteban Rodríguez, Pastor del Centro Cristiano El Pan de Vida, localizado en la ciudad de Kissimmee, nos invitó a participar como espectador por segundo año consecutivo del seminario INNOVANDO PARA LIDERAR, actividad dirigida a los miembros de dicha congregación y que tiene como objetivo, formar “una nueva generación de líderes para que sean el relevo, y darle continuidad a la misión, armados con las estrategias necesarias para enfrentar los cambios culturales e intergeneracionales, que afectan el modelo del liderazgo de hoy”.

Confieso que mas provechoso no podía ser. El Lic. Mauricio Sánchez, (Misión Urbana en un Mundo Globalizado) la Dra. Liana Saenz (El Octavo continente: El impacto de la cultura en el Lider) y el Dr. Elías Rodríguez, (Como Liderar Nuevos Líderes), cada uno expuso y desarrolló con magistral destreza su tema, llamándonos particular atención el que desarrollara la Dra. Liana Saenz, y de cuya ponencia me he permitido recrear el presente artículo.

Durante muchos años hablábamos de los cinco clásicos continentes (América, Europa, África, Asia y Oceanía), graficados estos en los cinco aros del Olimpismo internacional y en Naciones Unidas. Más adelante, según la densidad poblacional y geográfica se han ido sumando continentes, hasta que recientemente, un equipo de investigadores de la División de Ciencias Oceánicas de la Fundación Nacional de Ciencias norteamericana, informa que actualmente son ocho los continentes. Este octavo continente es Zelandia, que tiene el tamaño de la India y el mismo desapareció bajo las aguas del océano Pacífico, hace más de sesenta millones de años.

Pero Zelandia, ante el desastre medio ambiental imperante, compite con otra superficie que se le atribuye también la categoría de octavo continente. Se trata de una isla de basura 97 veces más extensa que Holanda y de unos 30 metros de espesor ubicado en el noreste del océano Pacífico.

La Dra. Liana Saenz, quien entre otras cosas es consultora certificada en perfiles culturales y liderazgo global, en su ponencia, nos habló con entusiasmo de lo que a su juicio constituye el Octavo Continente, ese que está impactando la cultura del liderazgo de hoy. Categóricamente esta brillante profesional afirma que: “Mientras el mundo se convierte en una comunidad, la Internet se convierte en el lugar donde miles de millones de usuarios se reúnen todos los días. Me atrevo a decir que el octavo continente, no es un montón de basura en un lugar lejano. El Octavo continente es el Internet, con 3.9 billones o más de habitantes”.

El liderazgo de hoy está compelido, mediante las nuevas tecnologías, a ser un ente global para poder desarrollar sus talentos y alcanzar el éxito. Entre la inmensidad de un mundo sumergido y la extensa superficie de basura, urge habitar en este nuevo mundo global, con sus retos y desafíos. Como gestor cultural y activista político, pondero las conceptualizaciones de la Dra. Saenz, a la vez que saludo la iniciativa del Obispo Esteban Rodríguez, por su proactiva visión como formador del nuevo liderazgo en su congregación y en nuestra comunidad. Mi gratitud por la gentileza de su invitación, y estimo propicia la ocasión para que nos animemos a ser parte como líderes globales, del Octavo Continente. ¡Es hora!

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

OPINIONES

El caso Miguel. Por Luis Encarnación Pimentel

Luis Encarnación Pimentel

Muchos críticos -no solo Guido- se han quedado cortos en su valoración con respecto a la capacidad y habilidades del ingeniero Miguel Vargas Maldonado, cabeza del PRD y Canciller de la República. Del partido blanco que lideraron Bosch y Peña Gómez sacó a los que querían sacarlo a él, ha sido candidato, ha liderado las negociaciones coyunturales que ha entendido de lugar -con Leonel en el 2010 y con Danilo en el 2016-, y sigue rienda en manos, sorteando con éxito hasta ahora las distintas situaciones que se le han ido presentando en el camino. En el PLD, Medina es su último aliado, pero Vargas dice que el tema del gobernante no está en debate en su partido en este momento. Pone en claro que en el 2010 firmó un acuerdo con Fernández que lo habilitó junto a Hipólito Mejía para poder volver a la Presidencia, y que gracias a esa reforma, ambos hoy aspiran a la candidatura de sus respectivos partidos. En la gestión como Canciller -y ayudado por sus amplias relaciones internacionales a través de la Internacional Socialista- , el ingeniero Vargas perfila un antes y un después, a partir de la apertura de relaciones con China, de ganar un voto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidades y de la apertura del país con el mundo. En lo partidario, el hombre no está por quedarse con los brazos cruzados, sino por seguir dando la pelea. El domingo, en el marco de una jornada de crecimiento y fortalecimiento del PRD, Miguel encabezó el acto de llegada de un buen grupo de dirigentes y activistas que se dijo provenía del PRM, del PRSC, de Alianza País y del PUN. Está el caso de la exdiputada del PRM Esther Minyeti, de San José de Ocoa, que decidió volver al redil blanco. Allí, con la presencia de la plana mayor de la organización, Vargas dijo que el PRD trabaja para convertirse en una oferta electoral madura e innovadora, con candidaturas propias. El hombre ha estado insistiendo en esto último. Y me hace recordar cuando el apreciado amigo Hatuey quería que en vez de doña Margarita, que el Vice de Danilo en su primer período fuera Miguel, y le mandó el mensaje conmigo, pero a dicha sugerencia Medina respondió: “Mira, Miguel lo que quiere es ser Presidente, no Vice… pero con él no hay problema ….ya nosotros hablamos”. O sea, el “tanteo” Danilo-Miguel venía de viejo.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending