priligy espanol

Tras 2016, el año pasado fue el segundo más caluroso de la historia

OSLO – El año pasado fue el segundo más caluroso a escala global desde que hay registros, siguiendo los pasos al sofocante 2016, con señales del cambio climático que van desde los incendios forestales hasta el deshielo del Ártico, dijo el jueves un centro de monitorización de la Unión Europea.

En la imagen, columnas de humo salen de chimeneas de una planta de combustión en Moscú en un fotografía de archivo. REUTERS/Maxim Shemetov

El Copernicus Climate Change Service, la primera agencia meteorológica internacional importante en anunciar las temperaturas mundiales de 2017, dijo que estas registraron de media 14,7 grados centígrados, lo que supone 1,2 grados por encima de la era preindustrial.

PATROCINADO

El año pasado fue ligeramente más “fresco que el año más caluroso en los registros, 2016, y más cálido que el anterior año más caluroso, 2015”, recoge el informe. Los registros de temperatura se remontan a finales del siglo XIX.

Estos datos respaldan la proyección que hizo la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas inglesas), un organismo de la ONU que en noviembre predijo que 2017 sería el segundo o tercer año más caluroso tras 2016, enmarcándose en una tendencia derivada de los gases con efecto invernadero causados por el hombre. [nL8N1N92CB]

Las abrasadoras temperaturas de 2016 también se vieron impulsadas por El Niño, un fenómeno meteorológico que sucede cada pocos años y que tiene que ver con el calentamiento periódico del océano Pacífico.

Sin tener en cuenta la influencia de El Niño, 2017 fue el año más caluroso desde que existen registros, dijo Copernicus, un programa dirigido por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo.

En el Ártico, “el casquete polar estuvo … por debajo de la media, especialmente durante los meses más fríos de comienzo y final de año”, dijo.

“Por su parte, el sur de Europa fue castigado por las prolongadas condiciones de sequía desde el final de la primavera hasta los meses de otoño. La sequía provocó escasez de agua en muchas zonas y propició la propagación de incendios forestales en la península Ibérica”, dijo.

El presidente estadounidense Donald Trump, que ha puesto en duda que la mano del hombre esté detrás del cambio climático, escribió un tuit el 29 de diciembre sobre el intenso frío en Estados Unidos y puso en entredicho la necesidad de actuar para limitar las emisiones contaminantes.

“Quizás podríamos usar una pequeña parte de los BILLONES DE DÓLARES que nuestro país, y ningún otro más, iba a pagar para protegernos del dichoso calentamiento global. ¡Abríguense!”, escribió.

Trump tiene intención de abandonar el acuerdo climático de París de 2015, que cuenta con el respaldo de casi 200 países y quiere mantener la subida de las temperaturas muy por debajo de los 2 grados centígrados sobre la era preindustrial.

Este mismo jueves, la reaseguradora alemana Munich Re dijo que las aseguradoras tendrá que pagar compensaciones récord de unos 135.000 millones de dólares por el 2017, tras una avalancha de huracanes, terremotos e incendios en Norteamérica. [nL8N1OZ1L2]

Añadió que las pérdidas totales, incluyendo las no aseguradas, alcanzaron los 330.000 millones de dólares, el segundo peor año de la historia desde 2011, cuando un terremoto y tsunami sembró el caos en Japón.

La WMO publicará su análisis de las temperaturas de 2017, que incluirán también datos de EEUU, Reino Unido y Japón, en aproximadamente dos semanas.

Use Facebook to Comment on this Post