Connect with us

Andy Dahuajre

Buen año. Por Julio Martínez Pozo


2018 se proyecta halagüeño no solo porque ha sido decretado como año de fomento de las exportaciones por parte del presidente Danilo Medina, decisión que si viene acompañada de una política integral representará un incremento en las expectativas de crecimiento de la economía, haciéndola mucho más participativa.

Pese a que la economía dominicana es de las de mayor crecimiento en la región, acusa una innegable debilidad en el panorama deficitario de su balanza comercial, que, comparada con su Producto Interno Bruto, en el año 2016 registró un saldo negativo por 6,658, 2 millones de euros.

En el ranking mundial pasó de la posición 108 a la 111, pese a todo el esfuerzo para que los productores locales mejoren la calidad de sus productos y los hagan más competitivos, pero trabas burocráticas, costos adicionales y prácticas inadecuadas mantienen el rezago de las exportaciones con respecto al PIB, no quiere decir que en términos reales no se exporte más, sino que se está por debajo de la propia dinámica de la economía.

La prioridad en las exportaciones, sin embargo, ha sido cuestionada por quienes esperaban que el año se centrara en la disminución de los feminicidios que, desde el 2006, son la expresión más notoria de la cultura de violencia que se ha entronizado en el diario vivir criollo, lo que provoca que todos los años se registren más de 2,200 homicidios, de los cuales promedian 105 feminicidios, lo que sumados a 600 suicidios, convierten la violencia en una de las principales causantes de fallecimientos en nuestro país.

La declaratoria del 2018 como de fomento de las exportaciones no afecta para nada todo lo que el Gobierno pueda hacer para que los conflictos de pareja no acaben cobrando la peor parte a la mujer, cuya vida es la primera que queda expuesta, aunque el individuo que haya tomado la fatal determinación, en muchos casos, se quite la vida.

No hay un solo tema que el Gobierno deba encarar que no suponga una mejor disposición presupuestal, a lo que solo se puede aspirar con el crecimiento de la economía, de modo que todo lo que favorezca el desarrollo de la economía da mejores oportunidades de cumplir con las otras prioridades.

Al pretender atribuirle insensibilidad al presidente Medina con relación al tema de los feminicidios, las feministas no deben olvidar que es el mandatario que se ha enajenado apoyo en las iglesias por defender el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y a que se priorice en salvar su vida sin que los médicos se expongan a sanciones en función de los famosos tres causales: incesto o violación, malformación incompatible con la vida y embarazo que represente peligro para vida y salud de la madre.

Este año la economía del país podría ser beneficiada con las políticas de disminución de impuesto de la administración del presidente Trump que dejarán más recursos en manos de las personas, lo que permitirá que muchos dominicanos puedan viajar a su país e incrementar las remesas, mientras los estadounidenses podrán hacer más turismo, siendo nuestro destino de los más beneficiados.

La terminación y puesta en funcionamiento de las termoeléctricas de Punta Catalina sería uno de los acontecimientos mas auspiciosos, no solo porque el mercado de la generación eléctrica respondería más a las necesidades del país que a intereses particulares, sino porque además será una meta cumplida rompiendo la mayor cantidad de obstáculos que se pudieran presentar.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Andy Dahuajre

La propuesta de otorgar a Trujillo el Nobel de la Paz

Por: Homero Luciano

El día cuatro de Diciembre del año de 1935, el Dr. M. García Mella, a la sazón Secretario de Estado de Relaciones Exteriores del gobierno dominicano, remitió una comunicación al presidente del Comité Nobel del Parlamento Noruego en Oslo, en la que sometía a la consideración de ese honorable organismo, las nominaciones al Premio Nobel de la Paz, del “Generalísimo” Dr. Rafael Leónidas Trujillo Molina y de su homologo Haitiano Dr. Stenio Vincent, premio a otorgarse en el mes de Diciembre del año de 1936.

Tal distinción, para ambos gobernantes, según el Canciller Gracia Mella, estaría sustentada en la firma el día 27 de Febrero del 1935 del acuerdo “TRULILLO- VINCENT”, con el cual se alcanzaba la paz definitiva entre Dominicanos y Haitianos, y quedaban zanjadas las dificultades que habían impedido la ejecución del trazado de la línea fronteriza de las dos naciones, contenida en el tratado anterior, del 21 de Enero del 1929.

Ambos pueblos, “lograban, (según los gobernantes signatarios del Tratado) enrumbarse por un clima de paz, dejando a un lado la vieja y enojosa cuestión de fronteras, con absoluto respeto a las estipulaciones del citado instrumento internacional, vinculante a las dos naciones”.

Sin ninguna duda, semejante despropósito, era el culto a la personalidad que siempre marcó a Trujillo, y que siempre alimentaban sus mas cercanos adláteres.

Este comportamiento del “Jefe”, se inscribe dentro de lo que en Psiquiatría se conoce como trastorno de la personalidad, y que según el Dr. José Miguel Gómez Montero, en su obra “Trujillo visto por un psiquiatra”-(pag.131), nos dice que: El “yo” de Rafael Trujillo, era un yo híperinflado, que le producía una percepción exagerada de su importancia, de esa necesidad de aprobación y reconocimiento.”

Por fortuna, el Nobel de la Paz del 1936, se le otorgó al Diplomático y Jurista Argentino Carlos Saavedra, propulsor el 12 de Junio de 1935 del Pacto antibélico Saavedra Lamas, rubricado por más de 20 naciones, dando término a la guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia.

El 8 de octubre de 1937 (dos años después de la firma del tratado “TRULILLO- VINCENT”), Trujillo ordenó la masacre de la población de origen haitiano que residía en la frontera del territorio dominicano, hecho que sacudió estrepitosamente la base de su régimen, y que aún permanece, como una mancha indeleble.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Andy Dahuajre

Lo que sé del PRD. Por Homero Luciano

Yo sé, que con la última fisura del PRD, mucha gente pensó que este partido había cumplido su ciclo vital. Se atrevieron a decretar que la luz del Jacho se extinguía, para dar paso a la eterna penumbra. Se equivocaron, vive el PRD!

Yo sé, cuáles fueron los problemas internos que dieron al traste con la salida de liderazgos importantes, y de otras tantas causas que terminaron desgastando al partido, que en su haber tiene el mérito de consolidar la democracia en la República Dominicana.

Se además, que muchos factores estuvieron presentes para que el PRD se resquebrajara. No lo lograron!

Sabíamos por qué un pacto con el PLD. Logramos dar el paso atrás para lograr su impulso y permanencia. En esa pausa, trillamos un nuevo camino para alcanzar el poder. ¡Esa es la meta!

Estábamos contestes, que el liderazgo que se marchó, se había apropiado del partido hasta llevarlo a la peor de sus crisis. El tiempo nos dio la razón!

Yo sé lo que dijo Neruda de aquellos que usurparon: ”Pero a los bárbaros se les caían de la tierra de las barbas, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes… el idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro… Se lo llevaron todo y nos dejaron todo”…

¡Nos dejaron el himno, el jacho y la blanca bandera!. Y la memoria histórica de Pena Gómez.

Aún sabemos que los desertores, permanecen en su “moderna casa” en primera fila, a sabiendas que les llegó la hora, sino de retirarse de la política, al menos de hacerse a un lado para el relevo de la generación siguiente. ¡Qué ironía!

Sé que en el PRD, algunos hegemones de antaño, se resistieron al retiro honroso, resistencia que tenía como único objetivo dejar sembrada en el liderazgo emergente, la semilla de la confrontación, que en definitiva son los mismos métodos que están empleando en su “nueva” casa. ¡Cerraaaaadaassssss!

Ciertamente sé, que hoy el PRD, ha logrado recomponerse con inusitado acierto, bajo la dirección del Ing. Miguel Vargas Maldonado.

Yo sé, que el proceso de fortalecimiento con la campaña de puertas abiertas, y el trabajo de reorganización que se lleva a cabo en todos los niveles, proyectan al partido blanco, como la tercera fuerza política de caras a las elecciones del 2020. ¡Esto es lo que se ve en el PRD!.-

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending