Connect with us

OPINIONES

El padrón confiable. Por Eddy Olivares

 

Tan solo con padrones electorales depurados y confiables, quienes organicen las elecciones, incluidas las de los partidos, tienen reales posibilidades de cumplir su tarea exitosamente.

En ese sentido, los autores del Diccionario Electoral de España, Enrique Arnaldo Alcubilla y Manuel Delgado-Iribarren, sostienen que el censo o padrón electoral es la base primordial de unas elecciones libres y justas, el núcleo del proceso democrático, que cuando es incompleto o deficiente, inexacto o manipulado, imposibilita unas elecciones limpias y, por tanto, la democracia.

Nadie sufrió más que el pueblo dominicano la consecuencia de la manipulación, con fines fraudulentos, del padrón electoral.

Lo anterior se puso de manifiesto en cada victoria del doctor Joaquín Balaguer, pero en ninguna como en la de 1994, a propósito de la cual el líder y candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), José Francisco Peña Gómez, tal y como lo recoge Sandino Grullón en su Historia Electoral Dominicana, declaró: “El PRD procederá a impugnar las elecciones y a pedir su anulación, debido a que se cometió un trucaje en el padrón electoral, luego que se hiciera una revisión en el centro de cómputos de la Junta Central Electoral”.

Por primera vez un fraude originado en el padrón electoral fue probado y asumido por la comunidad internacional, como lo expresó el observador acreditado por el Instituto Nacional Democrático (NDI), Stephen Solarz, al sostener: “…nuestra institución descarta la idea de que el problema de los votantes que no pudieron ejercer su voto haya sido debido a un error de empleados o un error humano, pero el padrón entregado a los partidos es diferente al utilizado en las mesas, en muchas ocasiones, y nuestra delegación sugiere la posibilidad de que hubiera un esfuerzo deliberado de tratar de modificar o alterar los listados de votación”.

La crisis post-electoral de 1994, provocada por el dislocamiento de más de 200 mil votantes, no culminó en una confrontación civil gracias a la madurez y el desprendimiento del doctor José Francisco Peña Gómez, quien por causa de este fraude, desafortunadamente, no llegó a ocupar el cargo de Presidente de la República.

Sin embargo, el histórico líder socialdemócrata, demandó la reforma de la Constitución y logró producir un cambio profundo en el sistema electoral y el Poder Judicial.

En ese orden, el registro electoral, que era una dependencia del Poder Ejecutivo, pasó a formar parte de la Junta Central Electoral. Desde entonces se dio inicio al proceso de construcción de un nuevo padrón electoral, el cual, debido a su elevado nivel de fiabilidad, pasó a ser el soporte fundamental de las elecciones.

La alta credibilidad del llamado padrón de la JCE se debe a que ha sido sometido, día a día, a un riguroso proceso de depuración que lleva más de dos décadas.

Algo similar a lo que ocurrió con el padrón nacional, hasta el año 1994, es lo que ocurre con los de nuestros partidos, los cuales son manipulados para favorecer a las élites, en las primarias, asambleas y convenciones.

Por lo tanto, para que los padrones de los partidos lleguen a tener credibilidad y puedan garantizar la integridad de sus elecciones internas, es necesario que la elaboración de los mismos sea fiscalizada, de manera estricta, por la Junta Central Electoral.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Andy Dahuajre

Lo que sé del PRD. Por Homero Luciano

Yo sé, que con la última fisura del PRD, mucha gente pensó que este partido había cumplido su ciclo vital. Se atrevieron a decretar que la luz del Jacho se extinguía, para dar paso a la eterna penumbra. Se equivocaron, vive el PRD!

Yo sé, cuáles fueron los problemas internos que dieron al traste con la salida de liderazgos importantes, y de otras tantas causas que terminaron desgastando al partido, que en su haber tiene el mérito de consolidar la democracia en la República Dominicana.

Se además, que muchos factores estuvieron presentes para que el PRD se resquebrajara. No lo lograron!

Sabíamos por qué un pacto con el PLD. Logramos dar el paso atrás para lograr su impulso y permanencia. En esa pausa, trillamos un nuevo camino para alcanzar el poder. ¡Esa es la meta!

Estábamos contestes, que el liderazgo que se marchó, se había apropiado del partido hasta llevarlo a la peor de sus crisis. El tiempo nos dio la razón!

Yo sé lo que dijo Neruda de aquellos que usurparon: ”Pero a los bárbaros se les caían de la tierra de las barbas, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes… el idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro… Se lo llevaron todo y nos dejaron todo”…

¡Nos dejaron el himno, el jacho y la blanca bandera!. Y la memoria histórica de Pena Gómez.

Aún sabemos que los desertores, permanecen en su “moderna casa” en primera fila, a sabiendas que les llegó la hora, sino de retirarse de la política, al menos de hacerse a un lado para el relevo de la generación siguiente. ¡Qué ironía!

Sé que en el PRD, algunos hegemones de antaño, se resistieron al retiro honroso, resistencia que tenía como único objetivo dejar sembrada en el liderazgo emergente, la semilla de la confrontación, que en definitiva son los mismos métodos que están empleando en su “nueva” casa. ¡Cerraaaaadaassssss!

Ciertamente sé, que hoy el PRD, ha logrado recomponerse con inusitado acierto, bajo la dirección del Ing. Miguel Vargas Maldonado.

Yo sé, que el proceso de fortalecimiento con la campaña de puertas abiertas, y el trabajo de reorganización que se lleva a cabo en todos los niveles, proyectan al partido blanco, como la tercera fuerza política de caras a las elecciones del 2020. ¡Esto es lo que se ve en el PRD!.-

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Juan T H

Inodoros y hamburguesas. Por Juan TH

JUAN T H

El escritor Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, dijo que “si la mierda fuera un negocio los pobres nacieran sin culo”. No estaba lejos el laureado novelista de que muy pronto la materia fecal sería un negocio de grandes proporciones.

Hace apenas unos días, el multimillonario Bill Gates presentó en China un inodoro que no utiliza agua, por lo tanto las cañerías o alcantarillas en las casas, edificios de apartamento u oficina no serán necesarias, pues esta computadora, a través de un proceso químico, convierte los residuos sólidos, es decir, la materia fecal, en fertilizante.

Pienso que los pobres deberían cobrar por “fertilizar” todos los días. (A partir de ahora, en vez de mandar a alguien a la “mierda”, lo manda a “fertilizar”. Es más educado y menos grosero)

En un mundo donde cerca de mil millones de personas defecan en el exterior (calles, callejones, campos, desiertos, etc., el inodoro de Gates sería una solución a los niveles de contaminación que produce una buena parte de la humanidad.

El cofundador de Microsoft confía que en los próximos 10 o 15 años la mayoría de los complejos turísticos, residenciales, edificios de cualquier naturaleza, utilicen su invento lo que le ahorraría al mundo miles de millones de dólares.

Bill Gates también le ha buscado una solución a la contaminación que producen las vacas.

Hay más de mil millones 500 mil vagas que producen la mayor cantidad de metano del mundo. Sus flatulencias contienen gases contaminantes que perjudican el medio ambiente. Aunque usted no lo crea, las Vacas son un problema causado por en el crecimiento y desarrollo de la ganadería ya que se alimentan de pastizales alterados químicamente para su pronto crecimiento, debido a la demanda cada vez mayor.

Dicen que “las vacas contaminan más que los automóviles”.

No hace mucho Gates mostró un proyecto alimenticio que asombró al mundo: las hamburguesas de carne falsa, pero con igual o mejor sabor, más nutritivas y sin contaminación.

“Debido a que usamos 0% de carne de vaca, nuestra hamburguesa utiliza una mínima fracción de los recursos naturales de la Tierra. En comparación con las vacas, la hamburguesa ‘imposible’ utiliza 95% menos tierra, 74% menos agua y crea un 87% menos emisiones de gases de efecto invernadero. Y es 100% libre de hormonas, antibióticos e ingredientes artificiales”, Asegura la empresa.

Cosas como esas pensé que no las leería ni las vería nunca. Sin embargo, eso y mucho más seguiremos viendo en un futuro inmediato.

El periodista y escritor argentino Andrés Oppenheimer en su libro “Crear o Morir” advierte que América Latina está obligada a repensarse y rehacerse introduciendo cambios radicales en los sistemas educativos de cada uno de los países que lo integran, al tiempo de invertir en la ciencia y la tecnología que tienen un crecimiento exponencial.

De no hacerlo la brecha que separa a los países desarrollados de los subdesarrollados será tan grande que resultará imposible ponerse a la par con ellos. Y para mostrar la veracidad de sus afirmaciones hace un recorrido literal por la mayoría de los países que transitan por la “cuarta revolución industrial”.

Me quedé sin palabras al leer “Desafíos del Futuro”, escrito por el presidente del Foro Económico Mundial, entre los que está la propia raza humana. ¿Qué haremos con tantas personas en un mundo que no las necesita, pero que aumentará rápidamente y vivirá más años fruto del avance vertiginoso de la médica utilizando todos los recursos tecnológicos que la ciencia pone en sus manos? (hoy somos 7 mil 500 porque la humanidad creció este año en 78 millones. En menos de 20 años seremos más de 9 mil millones)

Marta García Aller, periodista española, ha publicado El Fin Del Mundo (Tal y como lo conocemos), donde afirma que relativamente pronto estaremos viendo el fin del trabajo, de la privacidad, de las cosas, del dinero, de los conductores de autos y otros medios de transporte; el fin de la globalización, de los idiomas, y hasta de la muerte. La obra transcurre en la misma medida en que van cambiando las cosas, sin darnos cuenta.

A comienzo de los años 70 Alvin Toffler escribió “El Shock del Futuro” que le dio la vuelta al mundo y vendió más de seis millones, donde nos hablaba de cambios muy rápido en poco tiempo sin percibirlo.

En muchos países la “cuarta revolución industrial” marcha aceleradamente logrando éxitos extraordinarios en términos de desarrollo científico y tecnológico, pero en otros el subdesarrollo sigue prevaleciendo por la falta de visión, la torpeza y estupidez de los políticos, como la República Dominicana. Y eso, como advirtiera Oppenheimer, es la muerte.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending