Connect with us

GENTE

Michael Jackson, ¿rey del pop o rey del plagio?


La bomba pop de los últimos días han sido las dos entrevistas que el prestigioso productor Quincy Jones ha concedido en su mansión de Bel-Air, Los Ángeles. Frente a los micrófonos de las revistas ‘GQ’ y ‘Vulture’, arremetía contra Los Beatles (“no sabían tocar”), contra Taylor Swift (“no tiene canciones”) y muy especialmente contra Michael Jackson (“robó un montón de cosas”). La última acusación es especialmente grave, ya que Jones es el músico que mejor conocía al rey del pop, por su trabajo como productor de la trilogía ‘Off The Wall’ (1979), ‘Thriller’ (1982) y ‘Bad’ (1987), que arrasaron en todo el planeta y marcaron la historia de la música popular.

En declaraciones a la revista ‘Vulture’, el productor se mostraba especialmente duro con el modo de trabajar de Jackson. “Odio hablar de esto públicamente, pero Michael robó un montón de cosas. Por ejemplo, una parte del ‘State of Independence’ de Donna Summer para su ‘Billie Jean’. Las notas musicales no mienten, amigo. Era tan maquiavélico como se pueda llegar a ser. Avaricioso, amigo, avaricioso. Greg Phillinganes [un reputado teclista de estudio] compuso el equivalente a un 10% de su ‘Don’t Stop ’Til You Get Enough’. Debería haberle cedido el 10% de los ‘royalties’. No lo hizo”, denuncia Jones, ganador de 27 premios Grammy.

Juicio con Albano

Varios medios españoles han reproducido estas declaraciones, de manera parcial o completa, pero la pregunta interesante es si Jones tiene razón. ¿Fue realmente Michael Jackson un plagiador en serie? ¿Era un artista incapaz de reconocer el mérito ajeno? La rajada de Jones arroja nueva luz sobre conflictos pasados. Por ejemplo, el contencioso mantenido con la estrella italiana Albano, de quien copió a lo grande la canción ‘I Cigni di Bakala’ para rebautizarla ‘Will you be here?’ en 1992. A pesar del evidente parecido, Jackson obligó a Albano a llegar hasta los tribunales.

Albano descubrió el pastel gracias a uno de sus hijos, tan fan del cantante que pidió a su padre que no le demandara, un capricho que no le concedió

El musicólogo Luciano Chailly emitió este rotundo veredicto en un tribunal de Roma en 1993: “Ambas canciones son idénticas, tanto en la melodía como en la armonía, y los seis primeros compases son prácticamente dos gotas de agua. Poniendo una partitura al lado de la otra, vemos que hay 37 notas iguales y solo nueve diferentes. Un plagio tan evidente no se ha visto nunca. Es imposible que se trate de una casualidad”, explicó. El experto italiano aseguró también que la introducción de la canción de Jackson está robada de la Novena Sinfonía de Beethoven. Albano no era seguidor habitual de Jackson, pero descubrió el pastel gracias a uno de sus hijos, tan devoto del cantante que pidió a su padre que no le demandara, un capricho que no le concedió. En 2001, tras una apelación de los abogados de Jackson, un tribunal superior anuló la sentencia. Roberto Carvajal, crítico de música clásica de ‘El Norte de Castilla’, se tomó la molestia de escribir un extenso ‘post’ donde demostraba pormenorizadamente el parecido incuestionable.

Albano/Jackson

Corta y pega a Fred Astaire

Michael Jackson no escondía que Fred Astaire estaba entre sus influencias, pero resulta escandaloso el grado en el que podía copiar milimétricamente sus números y sus atuendos. Si quieren dejar boquiabierto a cualquier fan del rey del pop, basta entrar en YouTube y teclear las palabras “Michael Jackson” y “Fred Astaire”. Aparece un vídeo de cuatro minutos y medio, firmado por Steve Briggs, donde se comparan varias coreografías. Queda claro que, más que inspiración, Jackson se dedicaba a la copia literal. Además, con el agravante de que fusila a Astaire sin piedad hasta en el videoclip de ‘Smooth Criminal’, probablemente el número más emblemático de Jacko, que le dio fama global.

Jackson fusila a Astaire sin piedad hasta en el videoclip de ‘Smooth Criminal’, probablemente su número más emblemático

El autor del vídeo parece lanzar una pullita al músico, encabezando el metraje con la frase “la imitación es la forma más sincera de admiración”, del escritor británico Charles Caleb Colton. ‘You Rock My World’ es otro de los vídeos altamente influenciados por Astaire, así como el número que realizó en los MTV Music Awards de 1995. Por si fuera poco, el clip ‘Origins of Moonwalk’ explica que el paso más característico de Jackson no es tan original como muchos piensan. Echen un vistazo y juzguen ustedes mismos.

Saqueo a Dibango

Michael Jackson también robó sin permiso un pegadizo fragmento de ‘Soul Makossa’ (1972), himno del saxofonista camerunés Manu Dibango. Me refiero a la famosa línea donde se repite “mama-say-mama-sa-mama-coosa”. Es sin duda uno de los elementos clave de la canción ‘Wannabe Startin’ Somethin’, que abre su álbum superventas ‘Thriller’. Jackson tuvo que reconocer el ‘préstamo’ y llegar a un acuerdo extrajudicial. Dibango interpuso una demanda en 2009, cuando Rhianna sampleó la canción de Jackson para su éxito ‘Please Don’t Stop The Music’ (2007). El rey del pop no la había avisado de que justo el fragmento que le había solicitado samplear era el que había robado de Dibango. El camerunés fue reconocido como coautor en la pieza de Rihanna.

Adrián Vogel, ensayista y ex ejecutivo musical, fue uno de los pocos españoles que tuvieron trato directo con Michael Jackson y Quincy Jones. Ocupó el cargo de jefe de Marketing internacional en Nueva York y llegó a debatir con ellos la posibilidad de realizar una versión española de ‘I Just Can’t Stop Loving You’, con adaptación de la letra a cargo de Rubén Blades. “Lo que dice Quincy Jones puede ser cierto, pero sus declaraciones no sé a qué vienen, huelen demasiado a resentimiento. Las acusaciones que hace a Michael Jackson podría haberlas atajado en su día. Fui testigo varias veces de su poder y ascendencia sobre el rey del pop”, afirma. ¿Fue Michael Jackson un plagiador en serie? ¿Una estrella consentida? ¿O estaba tan ocupado con su carrera que olvidaba adjudicar los méritos ajenos?

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

GENTE

La vez que Walt Disney visitó República Dominicana (fotos)

El famoso Walt Disney -fundador del Emporio mundial de diversiones que su nombre- visitó República Dominicana, con planes de realizar inversiones en el país.

La página Imágenes de Nuestra Historia ha compartido la información y una foto donde Disney comparte con los periodistas Manuel Pouerie Cordero y Arturo Industrioso.

Esta visita ocurrió el 28 de Febrero de 1957 y Walt concendió una entrevista a los reporteros del periódico El Caribe, que se realizó a bordo del Barco Alcoa Cavalier, en el Puerto de Ciudad Trujillo, República Dominicana.

Otra foto que ha compartido Imágenes de Nuestra Historia se aprecia a Disney junto a su esposa Lilian en la isla “La Matica”, en una de sus visitas a Mr. Rogers (Gerente del Hotel Hamaca).

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

GENTE

Quién es la mexicana que estuvo con Lee Harvey Oswald poco antes del asesinato de John Kennedy

En 1963, la joven Silvia Tirado Bazán de Durán tenía 26 años, trabajaba como secretaria del embajador de Cuba en México. Ahí conoció a un personaje que poco tiempo después adquiriría fama mundial tras asesinar el presidente estadounidense John Fiztgerald Kennedy: Lee Harvey Oswald.

Aunque su historia era conocida por algunos miembros del gobierno mexicano y de la inteligencia estadounidense de la época, su nombre se hizo público en 2013, cuando el periodista Philip Shenon, autor del libro JFK. Caso Abierto, habló brevemente con ella en Ciudad de México.

El documento con el folio 104-10102-10145 de los archivos reservados sobre el asesinato del ex presidente hechos públicos el año pasadopor el gobierno de EEUU permite saber más detalles sobre su vida y la relación con Oswald.

Silvia pertenecía a un círculo privilegiado, no sólo porque trabajaba en la diplomacia sino porque estaba casada con un primo de la escritora Elena Garro, la primera esposa del nobel de Literatura mexicano Octavio Paz.

Parte de los archivos que se refieren a la joven mexicana
Parte de los archivos que se refieren a la joven mexicana

El 27 de septiembre de 1963, dos meses antes del asesinato del presidente, Oswald llegó a la capital mexicana con la intención de obtener una visa cubana para poder viajar a la entonces Unión Soviética a través del país caribeño.

Durán y él se conocieron cuando acudió a la sede diplomática de Cuba en la capital, ese mismo día.

Horas después del asesinato de Kennedy, el 23 de noviembre de 1963, el jefe de la CIA en México, Winston Scott, pidió a las autoridades mexicanas que detuvieran a la joven y la mantuvieran incomunicada hasta que revelara algo sobre el magnicidio.

Según la primera versión que persistió durante años, Silvia señaló entonces que toda su relación con el acusado de haber asesinado a Kennedy había transcurrido en la embajada, donde le entregó un papel con su nombre, el teléfono del lugar y le dio un trámite normal a su visita. Así habría conseguido ser liberada.

Las contradicciones

Parte de la página 41 en la que se hace referencia a una supuesta relación entre los dos

El 27 de noviembre de 1963, Silvia fue arrestada nuevamente, interrogada por integrantes del gobierno mexicano, de la CIA y del FBI.

La página 41 del informe sobre el asesinato señala una versión distinta a la del primer interrogatorio: “A ella le gustó desde el principio y salieron en distintas ocasiones.Admitió que tuvieron relaciones sexuales distintas veces, pero que ella no tenía conocimiento de sus planes (el asesinato de Kennedy)“.

En la misma página se señala que después del magnicidio fue arrestada por la inteligencia mexicana, interrogada y golpeada hasta que admitió que había tenido relaciones sexuales con el estadounidense.

Según los documentos, ya había dejado su empleo en la embajada cubana y suspendido todo contacto con Oswald, ya que su esposo, Horacio Durán, se había enterado del affair y le había prohibido tener contacto con ese grupo, ya que existen testimonios, entre ellos el de la misma Garro (que después lo negó), de que el estadounidense y Durán estuvieron en una fiesta con intelectuales y empleados de la sede cubana.

Sospechaba que su teléfono estaba pinchado por la CIA, por ser la única empleada no cubana en tener acceso a información importante sobre la sede diplomática.

Oswald buscaba llegar a la URSS a través de Cuba, por eso buscaba en México una visa de tránsito
Oswald buscaba llegar a la URSS a través de Cuba, por eso buscaba en México una visa de tránsito

El 28 de septiembre de 1963 habría sido visitada por segunda vez en su trabajo por el insistente estadounidense que buscaba una visa de tránsito a Cuba. Según la página 6 del documento, ese día se comunicó con dos personas de la Embajada Soviética y una de ellas accedió a reunirse con Oswald, a pesar de que ya había estado en la representación sin conseguir su objetivo.

En octubre del año pasado, el ex subdirector de la KGB Nikolái Leónov aseguró que se reunió con Lee Harvey Oswald en México antes del asesinato de John F. Kennedy y consideró “imposible” que “ese demente” fuera el autor del magnicidio.

“Me reuní con Oswald en México antes del asesinato de Kennedy. Vino a la embajada a buscar la forma de salir urgentemente con destino a la URSS. Me dijo que lo estaban persiguiendo y que quería regresar (a la Unión Soviética), donde ya había vivido antes, para salvar su vida“, explicó.

Nikolái Leónov , ex subdirector de la KGB admitió haberse reunido en México con el presunto asesino de Kennedy (Foto: EFE)

“Era un hombre desgastado, extremadamente flaco y pobremente vestido. Estaba muy nervioso. Le temblaba todo, de las manos a los pies. Ni siquiera le pude estrechar la mano. Su estado era horrible“, declaró en una conversación telefónica con la agencia EFE.

Leónov, que trabajaba entonces como agente del KGB en México y tenía una estrecha relación con los hermanos Fidel y Raúl Castro, destacó que Oswald insistía constantemente en que “estaba siendo presionado por fuerzas oscuras que no podía explicar”.

“Estaba tan nervioso que fue incapaz de escribir la solicitud”, añadió Leónov, al rememorar una visita a la embajada soviética de la que estaba al tanto la CIA estadounidense.

“No lo encontraba atractivo”

En los documentos se señala que al día siguiente de su llegada, Silvia también llevó a Oswald a un restaurante donde se habrían encontrado con un oficial de Embajada de Cuba. La reunión se habría realizado en un lugar llamado “El Caballo Blanco”, pero los investigadores sólo encontraron uno con ese nombre, ubicado en la calle Bernardino de Sahagún, en la popular colonia Buenavista y a unos pasos del hotel Comercio, donde se hospedaba.

La dueña del lugar, Dolores Rodríguez de Barreiro, admitió haber visto a Oswald varias veces en el lugar, pero comiendo solo.

Durante su entrevista con el periodista estadounidense Shenon, Durán negó que hubiera sido amante de Oswald porque simplemente “no lo encontraba atractivo”.

También negó que en algún momento de su vida haya sido espía de algún gobierno comunista.

Lee Harvey Oswald fue asesinado por Jack Ruby el 24 de noviembre de 1963  (AP Photo/Dallas Times-Herald, Bob Jackson)
Lee Harvey Oswald fue asesinado por Jack Ruby el 24 de noviembre de 1963 (AP Photo/Dallas Times-Herald, Bob Jackson)

Todas las personas cercanas al círculo de Silvia que fueron interrogadas en algún momento negaron conocer a Oswald o notaron alguna diferencia entre el hombre que habían visto en la capital mexicana y el que se presentaba como asesino de Kennedy, a quien notaban un poco más alto.

De los más de 2.800 documentos revelados sobre el asesinato de John F. Kennedy, 600 contienen detalles sobre el viaje de Lee Harvey Oswald a México y sus contactos en el país.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending