priligy espanol

¿Qué le pasó al auto Tesla que Elon Musk lanzó al espacio esta semana?


Ocurrieron muchos momentos espectaculares durante el lanzamiento inaugural del cohete Falcon Heavy de SpaceX este martes.

Pero, tal vez la escena más dramática ocurrió unos cuatro minutos después del despegue: la segunda etapa del cohete, que se dirigía hacia lo profundo del espacio, desechó el cono blanco de la punta.

Y entonces reveló el auto deportivo rojo cereza de Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX. Detrás del volante apareció un maniquí vestido con traje espacial, a quien llamaron Starman. El coche se deslizó victoriosamente fuera de la Tierra mientras la canción “Life on Mars?,” de David Bowie, retumbaba en la retransmisión en línea del lanzamiento de SpaceX.

Ahora, el auto no está en ningún viaje científico. Este fue un lanzamiento de prueba, así que SpaceX necesitaba una carga ficticia. Y Musk ya había revelado que quería que fuera “la cosa más tonta que podemos imaginar”. Así que escogió a su lujoso coche Tesla descapotable.

“Me encanta la idea de un auto que está andando sin rumbo –al parecer infinitamente– por el espacio, y que tal vez pueda ser descubierto por una raza alienígena a millones de años en el futuro”, sostuvo Musk en diciembre.

Poco después del lanzamiento, SpaceX publicó una transmisión en vivo del viaje de Starman. Y las imágenes parecían sacadas de ciencia ficción.

Starman viste uno de los trajes espaciales que SpaceX desarrolló para su sociedad comercial de tripulación con la NASA.

“Creo que se ve tan ridículo e imposible y puedes saber que es real porque parece muy falso, honestamente”, aseguró Musk durante una conferencia de prensa este jueves. “Tenemos imágenes generadas por computadora (CGI, por sus siglas en inglés) muchos mejores que eso”, añadió.

La transmisión en vivo, que más tarde fue vista por millones de personas, se interrumpió tras aproximadamente cuatro horas y media, cuando las baterías de las cámaras se descargaron. Y los espectadores aquí en la Tierra continuaron con sus vidas.

Pero Starman y el auto Tesla todavía están allá en el espacio. Además, en la noche de este martes el motor de la segunda etapa del cohete les proporcionó un impulso final, poniéndolos así en una trayectoria hacia la órbita alrededor del sol.

Los más probable es que el maniquí y el coche sigan flotando por el vacío del espacio durante las próximas generaciones. Los astrónomos han estado trabajando duramente en determinar con exactitud cuál es el camino que tomarán.

Al principio, Musk sugirió en Twitter que el Tesla sobrepasaría la órbita prevista y volaría más allá de Marte, dentro del cinturón de asteorides.

Pero ahora los expertos señalan que eso probablemente no ocurrirá.

El Laboratorio de Propulsión a Reacciónde la NASA logró darle una mirada a los datos de SpaceX este miércoles y sugiere que el descapotable permanecerá cerca del Sol. Lo más lejos que llegará será a unos 250 millones de kilómetros del Sol, o tan lejos como Marte.

Jonathan McDowell, un astrofísico del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, sostiene que también obtuvo de primera mano de los datos y su análisis coincide con los de la NASA.

El auto alcanzará su punto más alejado del sol en noviembre. Para septiembre de 2019 habrá terminado su primer ciclo alrededor del sol. Después, continuará completando una órbita alrededor de cada 19 meses.

El descapotable de Elon Musk orbitará el Sol en una trayectoria que lo llevará tan lejos como Marte y tan cerca como la Tierra.

Eso con base en las proyecciones actuales, pero las cosas siempre pueden cambiar.

“Ahora el problema es que resulta un poco difícil predecir cómo evolucionará la órbita”, explicó Marco Langbroek, un experto espacial que rastrea los asteroides.

Según él, fuerzas como la radiación solar pueden sacudir lentamente al Tesla y llevarlo a una trayectoria diferente, o incluso el gas residual en la segunda etapa del cohete podría darle otro empujón.

Para la próxima semana, indican los astrónomos, el auto ya estará demasiado lejos de la Tierra para poder seguirlo con telescopio. Así que están pidiendo obtener buenas imágenes del descapotable ahora.

Los astrónomos Gianluca Masi y Michael Schwartz capturaron imágenes del roadster utilizando el Proyecto de Telescopio Virtual.

Debido a la forma en que la órbita proyectada del coche se alinea con la órbita de la Tierra, los astrónomos probablemente sólo podrán detectar el Tesla de nuevo hasta fines del siglo XXI. Según los cálculos que hizo este jueves, Langbroek pronosticó que eso podría suceder en 2073. Sin embargo, en un correo electrónico el viernes, explicó que aún parecía que el camino del automóvil estaba “demasiado mal definido para hacer pronósticos confiables”.

Langbroek y su colega Peter Starr registaron imágenes del Tesla en el Observatorio de Dubbo en Australia.

Y en ese momento, “es ciertamente probable que (el auto) sea confundido con un asteroide”, añadió. Sin embargo, los astrónomos podrán finalmente descubrir que se trata de un objeto hecho por el hombre al observar su “órbita, comportamiento y brillo”, afirmó.

Además, la NASA señaló que el descapotable fue añadido a “catálogo de objetos artificiales” en un esfuerzo por prevenir este tipo de confusiones, según Dwayne Brown, alto funcionario de comunicaciones de la agencia espacial.

Medio en broma, McDowell pronostica que los astrónomos no tendrán que preocuparse por eso. Para finales de este siglo, relató, él se imagina humanos que ya habrán colonizado otros planetas del sistema solar y que los descendientes de Musk “podrán arrastrar al (auto Tesla) de vuelta a un museo”.

Use Facebook to Comment on this Post