Connect with us

CIENCIAS

SpaceX aplaza el lanzamiento del potente satélite cazaplanetas de la NASA

SpaceX aplazó este lunes el lanzamiento del poderoso satélite de la NASA cuya misión es la de encontrar planetas para verificar los sistemas de navegación de su cohete Falcon 9, en el que viajará el aparato. El cohete de la compañía con sede en California tendrá una nueva oportunidad de despegar el miércoles.

El Transiting Exoplanet Survey Satellite, o TESS, está “en excelente estado de salud y sigue listo para su lanzamiento”, dijo SpaceX en Twitter. “Los equipos de lanzamiento se están retirando este lunes para llevar a cabo una revisión adicional del sistema de navegación y análisis de control”.

El aplazamiento fue anunciado unas dos horas antes del despegue previsto desde una plataforma de lanzamiento de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida.

Con un costo total de 272 millones de euros, el artefacto espacial -que tiene el tamaño de una lavadora- está diseñado para buscar signos de atenuación periódica de la luz en las estrellas más cercanas y más brillantes. Estas señales, conocidas como “tránsitos”, pueden significar que hay planetas en órbita alrededor de ellas.

Se espera que el TESS revele unos 20.000 planetas más allá de nuestro sistema solar, conocidos como exoplanetas, dijo la NASA.

Sus descubrimientos serán estudiados en profundidad por los telescopios terrestres y espaciales en busca de signos de habitabilidad, como terrenos rocosos, tamaños similares al de la Tierra y una distancia del sol que permita una temperatura compatible con el agua líquida.

La NASA prevé también que el satélite podría encontrar más de 50 planetas del tamaño de la Tierra y hasta 500 planetas de menos del doble del tamaño de la Tierra.

TESS explorará mucho más espacio cósmico que su predecesor, el Telescopio Espacial Kepler, que se lanzó en 2009 y abarcó el 85% de los cielos.

“TESS está equipado con cuatro cámaras muy sensibles que podrán monitorear prácticamente todo el cielo”, dijo George Ricker, el investigador principal de TESS en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

“Eso es aproximadamente 20 veces más de lo que la misión Kepler era capaz de detectar”.

Kepler vs. TESS

Kepler, la primera misión de caza de planetas de este tipo, “se lanzó para responder una sola pregunta: ¿Cuán común es un planeta como la Tierra alrededor de una estrella como el Sol?”, explicó Patricia Boyd, directora del programa de investigadores invitados de TESS en el Goddard Spaceflight Center de la NASA.

“Fue diseñado para observar 150.000 estrellas en un campo de visión bastante amplio sin parpadear, durante cuatro años”, dijo a los periodistas la víspera del lanzamiento.

“Una de las muchas cosas asombrosas que nos dijo Kepler es que los planetas están en todas partes y que hay todo tipo de planetas”.

“TESS es el siguiente paso. Si hay planetas en todas partes, entonces es hora de que encontremos los planetas que están más cerca de nosotros, orbitando estrellas cercanas brillantes, porque estos serán la piedra angular del sistema”.

TESS y Kepler usan el mismo sistema de detección de tránsitos planetarios, es decir, sombras proyectadas cuando pasan frente a su estrella.

Si bien Kepler confirmó unos 2.300 exoplanetas y otros miles de posibles candidatos a serlo, muchos estaban demasiado distantes y poco iluminados como para seguir estudiándolos.

Con el satélite Kepler casi sin combustible y llegando al final de su vida útil, TESS aspira a tomar el relevo en la búsqueda enfocándose más cerca en planetas a decenas o cientos de años luz de distancia.

“TESS va a aumentar radicalmente la cantidad de planetas que tenemos que estudiar”, dijo Ricker. “Se duplicará con creces el número visto y detectado por Kepler”.

Se espera que los primeros datos de TESS se hagan públicos en julio. La NASA sostiene que los ciudadanos astrónomos pueden ayudar a estudiar los planetas en busca de signos de posible habitabilidad.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

Alertan de que los próximos cinco años serán anómalamente cálidos

Los investigadores advierten que el aumento de la temperatura al mismo tiempo incrementará la frecuencia de anomalías climáticas como fuertes lluvias semanales y períodos de sequía.

Los últimos cuatro años han sido los más cálidos jamás experimentados desde que se llevan registros meteorológicos y, de acuerdo con un nuevo pronóstico científico, los próximos cinco probablemente también serán “anómalos”, incluso más allá de lo que el aumento constante del calentamiento global produciría por sí solo.

De acuerdo con el estudio, publicado en la revista Nature Communications, esta tendencia podría suponer otro año cálido récord entre 2018 y 2022, incluso más cálido que el 2016 (hasta ahora el más caluroso de la historia de la meteorología), así como un gran calentamiento de las aguas de los océanos, un fenómenos que ya ha desencadenado recientemente la extinción de los arrecifes de coral en los trópicos.

En lugar de utilizar técnicas tradicionales de simulación climática, Florian Sévellec, de la Universidad de Bretaña Sur (Francia) y Sybren S. Drijfhout, de la Universidad de Southampton (Reino Unido), han desarrollado un método estadísticopara buscar a través de simulaciones de condiciones climáticas en los siglos XX y XXI y detectar situaciones comparables con la actualidad.

En particular, el calor anómalo pronosticado para los próximos años se debe a una baja probabilidad de eventos climáticos fríos intensos, afirman los científicos.

Los investigadores también han advertido que el aumento de la temperatura al mismo tiempo incrementará la frecuencia de anomalías climáticas como fuertes lluvias semanales o períodos inexplicables de sequía. Se espera que la situación se normalice después de 2022, aunque el agua en los océanos todavía podría sobrecalentarse durante un largo tiempo.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

La NASA publica 791 días de audios del Apolo 11

La NASA ha publicado los audios de la misión espacial Apolo 11, que en 1969 llevó a los primeros humanos a la superficie de la Luna. Se trata de más de 19.000 horas o, lo que es lo mismo, 791 días de silencio interrumpido por las esporádicas conversaciones de los tripulantes de la nave.

Los audios, publicados con la colaboración de la Universidad de Texas en Dallas, han tenido que ser digitalizados, ya que hasta ahora estaban solo disponibles en cintas magnéticas y guardados en una cámara climatizada. En ellos se oye a Neil Armstrong, a Michael Collins, a Buzz Aldrin y a los controladores en Tierra intercambiando escuetos diálogos sobre cuestiones técnicas y, en general, sobre el desarrollo de la misión a la Luna.

La ya conocida frase que Armstrong pronunció al pisar la Luna aquel 20 de julio de 1969, “un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”, también se deja oír en los recién publicados audios. También a un jocoso Aldrin preguntando al centro de control terrestre si podían “girar un poco la Tierra” para tener mejores vistas.

Si bien son más de dos años de audios, lo cierto es que solo representan una cuarta parte del Programa Apolo de la agencia espacial estadounidense. Las otras tres cuartas partes siguen esperando ser digitalizadas.

La NASA ha decidido publicar ahora las grabaciones porque se cumplen 49 años del primer alunizaje. Mucho ha llovido desde entonces y muchos son los que piensan que el hombre no llegó a pisar la Luna y que todo fue parte de un montaje de Estados Unidos para ganarle terreno a la Unión Soviética en la carrera espacial.

Según datos de 2013 del Centro de Investigación Pew de Washington, un 7% de estadounidenses está convencido de que se trató de un montaje. En el Reino Unido, la cifra en 2016 fue del 52%, mientras que cerca del 57% de rusos cree que todo fue mentira. Otro que no se ha quedado atrás es el portero español Iker Casillas, quien abordó el tema en un controversial tuit.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending