priligy espanol

De primarias y “últimarias”. Por Pablo Mckinney

“La decadencia de un partido inicia cuando, harto de gana siempre, comienza a creerse sus propias mentiras”. JPV (Tito)

UN MASTER, DOS CREMAS Y UN ADIÓS. – Mientras en Madrid, dos cremas de belleza de 40 euros, no pagadas en una tienda en 2011, más un Master en Derecho Constitucional no realizado pero presentado como tal en un CV, han acabado con la carrera de la presidente la Comunidad Autónoma de Madrid, Cristina Cifuentes; en Dominicana, no es ninguna crema Sudorina Estrella Azul, ni ungüento Ben-Gay, sino una Ley de Partidos y su tipo de primarias, la que amenaza con hacer renunciar al PLD, no de la Comunidad Autónoma de Baní, ¡gran urbe!, sino de la administración del Estado, y ya me explico.

Hace unos días presentaba uno aquí los numeritos de la querella que mantiene en guerra a los peledeístas, intentado explicar la falta de votos de diputados para lograr la aprobación de esa Ley de Partidos con el modelo abierto de primarias, lo que está obligando a la parte interesada en el asunto a celebrar reuniones con los diputados faltantes, a quienes se intenta convencer con sesudos razonamientos y enjundiosos análisis, siempre cuidándose de no ofender la dignidad ni el honor de los honorables, lo que está muy bien, pues en este país, l gente siempre piensa lo peor, así, Usted entra con santa dama a un motel y las malas lenguas de inmediato dan por un hecho que andaba en cosas de santo fornicio.

LA FOTO DE LA FELICIDAD. – Ahora, (imagina uno que, animado por la buena foto que todos los diarios importantes sacaron en primera el pasado lunes, y donde aparece más feliz que un cura, al lado del presidente Danilo Medina;) ahora, el presidente Hipólito Mejía nos recuerda que, aunque su partido se reunió sin él, y decidió que sus legisladores rechazaran la modalidad abierta de las primarias, él siempre las ha apoyado, lo que hace menos ardua y facilita la dura tarea del grupo A de los peledeístas que buscan convencer a los diputados del PRM para que desoigan los lineamientos de su partido y apoyen las primarias abiertas, lo que al mismo tiempo provocaría una crisis a lo interno del PRM, que encabeza la oposición y hoy se esfuerza seriamente por llegar a ser una verdadera organización política. Todo lo anterior demuestra que el hurto de unas cremas madrileñas y la falsificación de un Master universitario, vienen a ser el discurso de un mudo, el andar de un preso, o sea, nada, el pellizco de ñoco, al lado de lo que en la política dominicana puede provocar el affaire de los peledeístas and friends por el tipo de primarias a escoger para la ley de partidos.

¿OBLIGADO A LO IMPOSIBLE? Así andaban las cosas, entre cremas, master, renuncias, y honorables, cuando aparece el presidente de la JCE, Dr. Julio César Castaños Guzmán como orador invitado a un almuerzo (con muy buen vino) organizado y pagado por la Cámara Americana de Comercio, –y con la lógica presencia de nuestra aristocracia del capital y una duquesa muda, ay–, para informar que, de ser aprobadas, el costo de organizar las primarias abiertas y simultáneas ascendería a 5 mil 628 pesos, y significaría “organizar elecciones primarias obligatorias para todos los partidos en noviembre del 2019, elecciones municipales en febrero del 2020 (con el estreno de voto preferencial para regidores y vocales) y presidenciales y congresuales en mayo del mismo año); y, eventualmente, la posibilidad de una segunda vuelta, en el nivel presidencial, que tendría lugar el último domingo de junio del 2020, lo cual equivaldría a celebrar cuatro elecciones entre noviembre de 2019 y junio de 2020”. Y todo esto en un país donde la marrullería política incluye nunca aceptar una derrota electoral sin importar resultados y, si meses antes, gracias a nuestras encuestas, sabemos que esa derrota es inevitable, entonces nos dedicamos a desprestigiar al arbitro para justificarnos.

EL “PERO” NO PRONUNCIADO, PERO. – Si bien es cierto que el presidente de la Junta dijo que la institución está preparada “para dar cumplimiento a la ley”, no es mentira que, sin pronunciarlo, puso un PERO, un “sin embargo”, cuando también recordó que “nadie está obligado a lo imposible”,oiga Usted, que por el doctor Balaguer sabe uno que nada es tan útil como un cara de pendejo, pero eso sí: bien administrada”. No sé si me explico. Entonces, cuidémonos de estas primarias, que al paso que va la procesión, ellas podrían ser el inicio de las “ultimarias”. Con su permiso.

Use Facebook to Comment on this Post