Connect with us

Andy Dahuajre

Orlando: ¿a quién debe su nombre?

Por: Homero Luciano

(y 2)

Con la presente entrega, nos permitimos concluir, el breve bosquejo del origen del nombre de la ciudad de Orlando, que iniciamos la pasada semana, y que, como dije anteriormente, hemos recogido de “Una travesía de magia, sol y fantasía”, que no es más, que una guía práctica, y que gracias al departamento de publicaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, fue puesta en circulación, en la recién finalizada Feria del Libro de Santo Domingo.

En esta entrega, es oportuno resaltar, que la historia de esta ciudad se remonta en el siglo XIX, concretamente al año 1838, cuando el ejército americano construyó un fuerte defensivo de Fort Gatlin, para protegerse de los ataques de los nativos (los denominados “indios”- Indians).

En esos años, se había creado una pequeña comunidad alrededor del fuerte, conocida como “Jernigan”, el primer asentamiento permanente de la zona. Más tarde, en 1857, la comunidad cambió su nombre y pasó a llamarse Orlando.

Por qué le llamaron Orlando?… He aquí el otro relato.

“De acuerdo a varios reportes históricos, se registra que los primeros pobladores que llegaron a este lugar, hallaron un habitad a 48 kilómetros hacia el norte, de donde hoy está la ciudad, y ahí encontraron la tumba de Orlando Reeves, quien supuestamente falleció en una guerra contra indios que habitaban esta zona llamados Seminolas; y decidieron llamarla del mismo nombre: ¡ORLANDO!

Por otro lado la Enciclopedia Libre Wikipedia señala que: “Parece, sin embargo, que Orlando Reeves (a veces Rees) operaba un molino de azúcar y plantación de azúcar a unas 30 millas al norte de Spring Garden, en el condado de Volusia. Colonos pioneros encontraron su nombre tallado en un árbol como Orlando Acosta y asumieron que era como un marcador para su tumba.

Posteriormente, hicieron referencia a la zona como “la tumba de Orlando Acosta” y más tarde, simplemente se recordó como Orlando.

De acuerdo con pruebas escritas, Orlando Acosta también fue un soldado, pero la mayoría de los detalles de su vida son inciertos. Un monumento a orillas del lago Eola designa el lugar donde él supuestamente murió”.

Esta,es la otra versión. Pero independientemente quien, o por quien se le haya puesto el nombre a esta ciudad, lo cierto es, que es un lugar que vale la pena visitar y disfrutar con toda la familia. Recientemente un amigo me dijo; que Orlando, es también, el lugar ideal para envejecer…

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Andy Dahuajre

La propuesta de otorgar a Trujillo el Nobel de la Paz

Por: Homero Luciano

El día cuatro de Diciembre del año de 1935, el Dr. M. García Mella, a la sazón Secretario de Estado de Relaciones Exteriores del gobierno dominicano, remitió una comunicación al presidente del Comité Nobel del Parlamento Noruego en Oslo, en la que sometía a la consideración de ese honorable organismo, las nominaciones al Premio Nobel de la Paz, del “Generalísimo” Dr. Rafael Leónidas Trujillo Molina y de su homologo Haitiano Dr. Stenio Vincent, premio a otorgarse en el mes de Diciembre del año de 1936.

Tal distinción, para ambos gobernantes, según el Canciller Gracia Mella, estaría sustentada en la firma el día 27 de Febrero del 1935 del acuerdo “TRULILLO- VINCENT”, con el cual se alcanzaba la paz definitiva entre Dominicanos y Haitianos, y quedaban zanjadas las dificultades que habían impedido la ejecución del trazado de la línea fronteriza de las dos naciones, contenida en el tratado anterior, del 21 de Enero del 1929.

Ambos pueblos, “lograban, (según los gobernantes signatarios del Tratado) enrumbarse por un clima de paz, dejando a un lado la vieja y enojosa cuestión de fronteras, con absoluto respeto a las estipulaciones del citado instrumento internacional, vinculante a las dos naciones”.

Sin ninguna duda, semejante despropósito, era el culto a la personalidad que siempre marcó a Trujillo, y que siempre alimentaban sus mas cercanos adláteres.

Este comportamiento del “Jefe”, se inscribe dentro de lo que en Psiquiatría se conoce como trastorno de la personalidad, y que según el Dr. José Miguel Gómez Montero, en su obra “Trujillo visto por un psiquiatra”-(pag.131), nos dice que: El “yo” de Rafael Trujillo, era un yo híperinflado, que le producía una percepción exagerada de su importancia, de esa necesidad de aprobación y reconocimiento.”

Por fortuna, el Nobel de la Paz del 1936, se le otorgó al Diplomático y Jurista Argentino Carlos Saavedra, propulsor el 12 de Junio de 1935 del Pacto antibélico Saavedra Lamas, rubricado por más de 20 naciones, dando término a la guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia.

El 8 de octubre de 1937 (dos años después de la firma del tratado “TRULILLO- VINCENT”), Trujillo ordenó la masacre de la población de origen haitiano que residía en la frontera del territorio dominicano, hecho que sacudió estrepitosamente la base de su régimen, y que aún permanece, como una mancha indeleble.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Andy Dahuajre

Lo que sé del PRD. Por Homero Luciano

Yo sé, que con la última fisura del PRD, mucha gente pensó que este partido había cumplido su ciclo vital. Se atrevieron a decretar que la luz del Jacho se extinguía, para dar paso a la eterna penumbra. Se equivocaron, vive el PRD!

Yo sé, cuáles fueron los problemas internos que dieron al traste con la salida de liderazgos importantes, y de otras tantas causas que terminaron desgastando al partido, que en su haber tiene el mérito de consolidar la democracia en la República Dominicana.

Se además, que muchos factores estuvieron presentes para que el PRD se resquebrajara. No lo lograron!

Sabíamos por qué un pacto con el PLD. Logramos dar el paso atrás para lograr su impulso y permanencia. En esa pausa, trillamos un nuevo camino para alcanzar el poder. ¡Esa es la meta!

Estábamos contestes, que el liderazgo que se marchó, se había apropiado del partido hasta llevarlo a la peor de sus crisis. El tiempo nos dio la razón!

Yo sé lo que dijo Neruda de aquellos que usurparon: ”Pero a los bárbaros se les caían de la tierra de las barbas, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes… el idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro… Se lo llevaron todo y nos dejaron todo”…

¡Nos dejaron el himno, el jacho y la blanca bandera!. Y la memoria histórica de Pena Gómez.

Aún sabemos que los desertores, permanecen en su “moderna casa” en primera fila, a sabiendas que les llegó la hora, sino de retirarse de la política, al menos de hacerse a un lado para el relevo de la generación siguiente. ¡Qué ironía!

Sé que en el PRD, algunos hegemones de antaño, se resistieron al retiro honroso, resistencia que tenía como único objetivo dejar sembrada en el liderazgo emergente, la semilla de la confrontación, que en definitiva son los mismos métodos que están empleando en su “nueva” casa. ¡Cerraaaaadaassssss!

Ciertamente sé, que hoy el PRD, ha logrado recomponerse con inusitado acierto, bajo la dirección del Ing. Miguel Vargas Maldonado.

Yo sé, que el proceso de fortalecimiento con la campaña de puertas abiertas, y el trabajo de reorganización que se lleva a cabo en todos los niveles, proyectan al partido blanco, como la tercera fuerza política de caras a las elecciones del 2020. ¡Esto es lo que se ve en el PRD!.-

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending