Connect with us

OPINIONES

Las falsas noticias en las redes sociales. Por Osiris de León

El director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) Ricardo Trotti al disertar en el Primer Encuentro Mundial de Líderes Rotarios y Empresarios 2018, celebrado en Bávaro, provincia La Altagracia, acaba de expresar una gran verdad al decir que: “Las noticias falsas siempre existieron, al igual que las mentiras y la propaganda, incluso durante el Génesis, como afirmó el papa Francisco. Lo que sorprende ahora es la cantidad y la forma en que se pueden desparramar. Con un teléfono móvil y una red social todos somos medios de comunicación”.

Y es que son incontables las veces en que todos recibimos noticias falsas a través de las redes sociales, especialmente haciendo referencia a supuestas “tragedias naturales que se avecinan”, pues no hay día en que se tenga descanso con noticias de que hay una alerta de tsunami para las islas del Caribe por la supuesta erupción del volcán Kick ‘Em Jenny, de Granada, o que habrá un tsunami causado por un sismo que acaba de ocurrir, o aquel falso tsunami anunciado aquella medianoche luego del paso del huracán Georges, en fecha 22 de septiembre de 1998, y que hizo que mucha gente del malecón de la Capital saliera desesperada, y en ropa de dormir, a refugiarse, junto a su familia, en las alturas del parque Mirador del Sur.

Durante el paso del huracán Harvey por Texas, en agosto de 2017, hubo una gran inundación en Houston, la que fue aprovechada por farsantes de las redes sociales para enviar fotografías de una supuesta inundación del aeropuerto de Houston, donde se veían aviones cubiertos de agua, pero resultó ser un viejo modelo computacional que simulaba de manera digital una inundación diluvial en cualquier aeropuerto internacional.

Hace meses fuimos llamados por autoridades de Azua para preguntarnos sobre una alerta emitida por un ecologista azuano quien a través de la televisión nacional advirtió que en las próximas horas un volcán haría erupción en la localidad de Las Yayitas, y esa falsa alerta llenó de terror a los ancianos de aquella localidad, y de la vecindad, por no saber que no hay volcanes activos en las Antillas Mayores, y que por tal razón no habrá ninguna erupción volcánica en nuestra isla.

Cada mes llega a través de las redes sociales la repetición de una falsa noticia emitida supuestamente por CNN, dando cuentas de que a media noche será necesario apagar los teléfonos celulares porque a esa hora llegará a La Tierra un fuerte viento solar resultante de una tremenda eyección de masa coronal solar que traerá radiación cósmica, y generará una tormenta geomagnética que destruirá todos los sistemas eléctricos, telefónicos e informáticos que estén encendidos. Y mucha gente lo cree. Cada semana llega a través de las redes sociales la falsa noticia del supuesto fallecimiento de algún artista famoso, o de algún político famoso, el cual supuestamente sufrió un infarto, o un accidente de tránsito, del mismo modo que cada día llega a través de las redes sociales algún vídeo de algún incidente ocurrido hace varios años en algún lugar del país, pero que es presentado como un hecho nuevo, acabado de ocurrir.

Hemos recibido fotografías de un señor de piel oscura trasladando a un cocodrilo en una moto y con una nota al pie diciendo que es un ciudadano haitiano depredando caimanes del lago Enriquillo, y luego se demuestra que esa foto corresponde a un país africano que la coloca en un portal de turismo, como también recibimos videos de haitianos tumbando árboles para leña y carbón, y luego han resultado ser videos viejos y reeditados, o los videos que siempre muestran una supuesta sirena muerta en el litoral, o la rana muerta y fotografiada ampliada colgando de un árbol tamaño normal para aparentar un monstruo infernal.

El pasado año enviaron a la dirección de la popular emisora Z 101 un video de una supuesta depredación de bosques de pinos de Bonao y La Vega, con una moderna y automatizada máquina cortadora y limpiadora de árboles, y de inmediato solicitamos investigación y explicación por parte de las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, recibiendo como respuesta oficial formal que esas máquinas automatizadas no existen en el país, tratándose de un video extranjero bajado de la internet y presentado como depredación de un pinar de la cordillera Central para hacer daño moral a una empresa local.

De ahí que el director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa Ricardo Trotti tiene razón al decir que “sorprende la cantidad y la forma en que las noticias falsas se pueden desparramar con un teléfono móvil y una red social donde todos somos medios de comunicación”, porque muchos lo hacen para la desinformación, pero, lo más preocupante, es que Trotti dice que en el futuro será peor.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Migue Guerrero

Años después de su partida . Por Miguel Guerrero

Cuando mi padre murió, aquella triste y plomiza tarde de mayo, lo que proporcionó el valor necesario para soportar la tragedia enorme que se abatía sobre nosotros, no fue más que la inmensa sensación de pequeñez que de mí mismo y de mis hermanos, reflejó su muerte. La verdadera grandeza de su existencia estaba no en sus muchos logros personales, mezclados con similares tropiezos y desencantos que hicieron de su vida una extraña conjugación de éxitos y fracasos que terminaron por abatirle cuando ya le faltaban fuerzas físicas para enfrentar las tempestades, sino en la sencillez de su corazón y en su increíble percepción para captar la esencia pura de la existencia humana en la más intrascendente de la escenas cotidianas.

Tras su expresión adusta y severa flotaba un corazón tan dulce como la miel. Había luchado contra viento y marea y confrontado las peores vicisitudes en la formación de la más grande y exitosa de sus empresas personales, que era su familia, y sin embargo había logrado proteger las fibras esenciales de su corazón, al punto de poder encenderse interiormente ante el esplendor de una naciente flor o las lágrimas de un niño hambriento. Era allí donde residía su verdadera naturaleza y de donde yo extraje, desgraciadamente en la etapa final de su vida, los elementos fundamentales del amor y la admiración que la muerte y el tiempo no han logrado disminuir.

De todas las virtudes, la que más apreciaba en cualquiera de nosotros, sus hijos, eran la de la sencillez y la humildad. Las demás carecían del valor esencial de éstas, porque sabía que el talento, la riqueza y la belleza física, eran después de todo temporales como la vida misma y enanas ante la grandeza de Dios. (Extraído del libro del autor “El mundo que quedó atrás”, publicado en el 2002).

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

OPINIONES

El día que la Iglesia Católica denunció la represión Trujillista

El 31 de enero de 1960, por una disposición de la Conferencia del Episcopado Dominicano, fue leída en todas las iglesias católicas la Carta Pastoral que habían emitido los obispos el día 25 de enero de ese año.

El documento constituye una reacción muy cuidada de la Iglesia Católica contra la represión que había desatado la dictadura de Trujillo en contra de los miembros de la Agrupación 14 de Junio, liderada por el doctor Manuel Aurelio (Manolo) Tavarez Justo.

En la Carta Pastoral los obispos expresaron:

“Asumiendo la obligación pastoral de cuidar el espiritual rebaño, confiado por la Bondad Divina a nuestra solicitud, no podemos permanecer insensibles ante la honda pena que aflige a buen número de hogares dominicanos. Por ello, expresamos nuestra paternal simpatía, nuestro profundo pesar y nuestro común sentimiento de dolor ya que es una obra de misericordia “consolar al triste” haciendo propia la frase del apóstol San Pablo: “Llorar con los que lloran”, del libro de Romanos capítulo 12 versículo 15.

Los obispos auguraron: “En medio de esta pena, esperamos con la más viva confianza en la intercesión poderosa de Nuestra Señora de la Altagracia que, por encima de las humanas pasiones, Ella hará resplandecer la caridad y la clemencia”.

En el momento que la dictadura de Trujillo acrecentó la represión contra los miembros o sospechosos de pertenecer al 14 de Junio, el mensaje de la Iglesia Católica se interpretó como una nota de rechazo a las acciones del régimen.

La Carta Pastoral la firmaron el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Monseñor Ricardo Pitini, Monseñor Octavio A. Beras, Arzobispo Coadjutor de Santo Domingo; Monseñor Hugo Eduardo Polanco Brito, Obispo de Santiago de los Caballeros; Monseñor Francisco Panal, Obispo de La Vega Real, Monseñor Juan Félix Pepen, Obispo de La Altagracia y Monseñor Tomás F. Reilly, Obispo Titular de Testimonio Prelado “Nullius” de San Juan de la Maguana.

En la carta pastoral los obispos también informaron a la Nación que enviaron una carta a la más Alta Autoridad del país, para que, en un plan de recíproca comprensión, se eviten excesos, que, en definitiva, sólo harían daño a quien los comete, y sean cuanto antes enjugadas tantas lágrimas, curadas tantas llagas y devuelta la paz a tantos hogares”.

En opinión del sacerdote jesuita Antonio Lluberes: “La logística de redacción y distribución de la carta fue un virtuosismo de sigilo, que no pudo ser detectado ni por los servicios de inteligencia, ni por los miembros del clero amigos del régimen.

“El Episcopado hizo una sutil distinción en el clero e incluso evitó que el documento llegase a manos de los sacerdotes sospechosos de trujillismo. Esa primera carta usaba un lenguaje aséptico pero estridente para aquellos años de oscurantismo.

“Los obispos repetían los más elementales derechos humanos y aludían a las circunstancias delicadas que se vivían en el país”.

En ese momento los agentes del Servicio de Inteligencia Militar llevaban a cabo una campaña de represión en la República Dominicana, contra los sindicados como desafectos del régimen dictatorial o miembros de la Agrupación 14 de Junio.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending