El exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) Daniel de Alfonso cobró indebidamente casi 70.000 euros en trienios y complementos, según un informe de la Sindicatura de Cuentas que detecta irregularidades contables en la gestión de la entidad que podrían ser delictivas.

El informe es fruto de la investigación que la Sindicatura de Cuentas ha llevado a cabo sobre las cuentas de la Oficina Antifraude correspondientes al ejercicio de 2015, cuando era dirigida por Daniel de Alfonso, destituido en junio de 2016 tras divulgarse la polémica grabación de una conversación con el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz.