priligy espanol

Toyota quiere acabar con el tráfico en las ciudades de una forma muy original

El tráfico en las ciudades es un problema para el día a día de muchos usuarios. No solo dificulta la movilidad, sino que por culpa de ello la gente llega tarde a su destino o debe responder a situaciones de estrés indeseadas.

Además, el tráfico de vehículos no es un hecho aislado. Está presente en la mayoría de grandes ciudades del mundo durante las horas punta de ir y salir del trabajo, y, además, llega a las principales carreteras del país durante los periodos de vacaciones.

Normalmente, es un problema que deben solventar las administraciones públicas de la zona, ya sean los gobiernos locales o estatales. Esta vez, pero, ha sido una marca de coches la que ha tratado de llegar con una solución general para el problema.

Toyota también apuesta por unas ciudades más limpias con su tecnología híbrida (Toyota)

Estamos hablando del fabricante japonés Toyota, que está desarrollando un proyecto con el que quiere acabar con las grandes densidades de tráfico en las principales zonas urbanas gracias a la Inteligencia Artificial. La delegación de la marca dedicada a la movilidad, el Toyota Mobility Foundation, se encarga de diseñar y desarrollar este nuevo proyecto, que, además, recibe el apoyo profesional del Alan Turing Institute, un centro británico de recopilación de datos.

El objetivo de este nuevo reto, llamado Optimización del flujo de sistemas de movilidad con inteligencia artificial (IA) es el de sustituir los sistemas de gestión del tráfico actuales (que suelen ser estáticos) por otros más optimizados, dinámicos, y gestionados en tiempo real.

Algunos de las aplicaciones prácticas de este proyecto pasan por optimizar las señales del tráfico. Una propuesta es, pues, la de mejorar el funcionamiento de los semáforos. Es decir: estos se equiparían con un sistema de inteligencia artificial que permitiría controlar las señales y establecer un ritmo de cambio de luces conveniente para no colapsar las calles.

El tráfico también se puede ver alterado por otros usuarios como los ciclistas (Roser Vilallonga)

Por otro lado, el proyecto también plantea la idea de crear una plataforma de manipulación interactiva de datos. Es decir, se quiere seguir recogiendo información sobre el tráfico tal y como se ha hecho siempre, pero ahora se va a usar para poder predecir las conductas de los coches y aplicar distintos escenarios de planificación.

Otra aplicación será la de buscar mecanismos para que los operadores de flotas y ciudades colaboren, por ejemplo, compartiendo datos sobre los principales focos de congestión o contaminación y, de esta forma, poder ofrecer itinerarios alternativos en torno a los problemas antes de que se agraven.

Ryan Klem, director de programas de Toyota Mobility Foundation, considera que “la movilidad es esencial para promover el progreso social y mejorar la vida de las personas en todo el mundo y este proyecto representa unimportante paso adelante para alcanzar una sociedad mejor y ayudar a conseguir la armonía entre todas las formas de movilidad para todos los ciudadanos”.

Por su parte, Alan Wilson, consejero delegado del Alan Turing Institute, considera que “los planificadores urbanísticos y los operadores deberían disponer de un sistema que les muestre los datos en tiempo real para poder analizar el funcionamiento de la ciudad”, ya que “la amplia disponibilidad de datos y las nuevas tecnologías pueden hacer que los patrones de transporte cambien drásticamente en muy poco tiempo”.

De este modo, ambas organizaciones se dan de la mano para traer la gestión del tráfico a una era más moderna. De todos modos, Toyota no ha avanzado en qué ciudades se empezarán a aplicar estos primeros cambios.

Use Facebook to Comment on this Post