Connect with us

CIENCIAS

Más del 75% de la superficie terrestre del planeta está degradada

Más de tres cuartas partes de la superficie terrestre del planeta están degradadas, un porcentaje que podría elevarse hasta el 90% en 2050, según se desprende de una nueva edición del Atlas Mundial de la Desertificación, elaborada por el Centro Común de Investigación (JRC, por sus siglas en inglés), de la Comisión Europea.

Ese Atlas ofrece una herramienta para que los responsables de la toma de decisiones mejoren las respuestas locales ante la pérdida de suelo y la degradación de la tierra, y es la primera evaluación exhaustiva y basada en la evidencia sobre la degradación mundial de la tierra.

Una superficie total de la mitad del tamaño de la UE (4,18 millones de kilómetros cuadrados) se degrada anualmente, con África y Asia como lugares más afectados. El JRC señala que el coste económico de la degradación del suelo para la UE asciende a decenas de miles de millones de euros al año.

Además, indica que la degradación de la tierra y el cambio climático llevarán a una reducción del rendimiento global de los cultivos en un 10% para 2050. La mayoría de esto ocurrirá en India, China y el África subsahariana, donde podría reducirse a la mitad la producción agrícola.

700 millones de personas desplazadas en 2050

Para el año 2050, se calcula que hasta 700 millones de personas se habrán visto desplazadas debido a problemas relacionados con los escasos recursos de la tierra.

El Atlas proporciona ejemplos de cómo la actividad humana lleva a las especies a la extinción, amenaza la seguridad alimentaria, intensifica el cambio climático y lleva a que las personas sean desplazadas de sus hogares.

Los principales hallazgos muestran que el crecimiento de la población y los cambios en los patrones de consumo ejercen una presión sin precedentes sobre los recursos naturales del planeta.

Expansión agrícola

La expansión agrícola adicional, una de las principales causas de la degradación de la tierra, podría verse limitada si aumentan los rendimientos en las tierras agrícolas existentes, se fomentan las dietas basadas en plantas, se consumen proteínas animales de fuentes sostenibles y se reducen la pérdida y el desperdicio de alimentos.

La nueva edición del Atlas publicada ha sido creada utilizando nuevos métodos de procesamiento de datos empleados por científicos de la UE. El volumen de datos corresponde a 2,7 millones de CD-ROM o más de seis años de grabación de video de alta definición durante las 24 horas y los siete días de la semana.

Las dos primeras ediciones se publicaron en 1992, antes de la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro (Brasil), y cinco años más tarde, en 1998, con algunos estudios de casos adicionales.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

La NASA advierte que tres grandes asteroides pasarán peligrosamente cerca de la Tierra este sábado

Las estimaciones de la agencia señalan que el más grande de ellos tendrá hasta 30 metros de ancho.

El próximo sábado 10 de noviembre, tres grandes asteroides, el mayor de los cuales mide hasta 30 metros de ancho, se acercarán a la Tierra, según indican los datos de la NASA.

A las 14:03 (GMT), el asteroide denominado 2018 VS1, de entre 13 y 28 metros de ancho, pasará cerca de nuestro planeta. Las estimaciones de la trayectoria de este cuerpo celeste hechas por la NASA indican que estará a aproximadamente 1.391.535 kilómetros de distancia de la Tierra en el momento de su máxima aproximación.

Unos 16 minutos después, a las 14:19 (GMT), otro asteroide de entre 14-30 metros de ancho, denominado 2018 VR1, pasará a una distancia de 5.066.418 kilómetros del planeta.

Finalmente, a las 18:21 GMT, el asteroide 2018 VX1, que tiene aproximadamente 8-18 metros de ancho, pasará a una distancia de 380.160 kilómetros, un poco menos que la distancia media entre Tierra y la Luna (384.400 kilómetros).

Aunque en la escala terrestre estas distancias parecen enormes, en el mundo cósmico se consideran pequeñas.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

Astrónomos de Harvard: captamos un objeto con forma cigarrillo que de repente aceleró a 315,000 kilómetros por hora


Un misterioso objeto con forma de cigarrillo que fue observado el año pasado dando vueltas por nuestro sistema solar podría haber sido una nave extraterrestre enviada a investigar la Tierra, según astrónomos de la Universidad de Harvard.

Un misterioso objeto con forma de cigarrillo que fue observado el año pasado dando vueltas por nuestro sistema solar podría haber sido una nave extraterrestre enviada a investigar la Tierra, según astrónomos de la Universidad de Harvard.

El objeto, identificado con el nombre de ‘Oumuamua, que en hawaiano significa “un mensajero que llega desde un pasado lejano”, fue descubierto en octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS 1 en Hawai.

Desde su descubrimiento, los científicos no han podido ponerse de acuerdo para explicar sus características inusuales y su origen preciso. Primero, algunos investigadores dijeron que era un cometa y luego un asteroide, antes de determinar que es el primero de su tipo: una nueva clase de “objetos interestelares”.

Ahora, un nuevo trabajo de investigadores del Centro Smithsoniano de Astrofísica en Harvard abre la posibilidad de que el objeto alargado de color rojo oscuro, que es 10 veces más largo que lo que es de ancho y que viaja a velocidades de 315.000 kilómetros por hora, pueda tener un “origen artificial”.

“‘Oumuamua podría ser una sonda totalmente operativa enviada a las inmediaciones de la Tierra por una civilización extraterrestre”, escribieron los investigadores en el trabajo que fue presentado a la revista Astrophysical Journal Letters.

La teoría se basa en la “excesiva aceleración” del objeto o en el inesperado impulso a su velocidad a medida que recorría y finalmente abandonaba nuestro sistema solar enero de 2018.

“Considerando un origen artificial, una posibilidad es que ‘Oumuamua sea una vela solar, flotando en el espacio interestelar como los restos de un avanzado equipo tecnológico”, escribieron los autores del trabajo, en el que sugieren que el objeto podría ser impulsado mediante radiación solar.

El documento fue escrito por Abraham Loeb, profesor y director de astronomía, y Shmuel Bialy, un alumno de postdoctorado en el Centro Smithsoniano de Astrofísica en Harvard.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending