Connect with us

Martinez Moya

El PLD Descabezado.Por Rosario Espinal

¿Es exagerado el título de este artículo? Veamos. El presidente del PLD, Leonel Fernández, aspira a la candidatura presidencial de su partido para el 2020. El secretario general, Reynaldo Pared Pérez, también aspira a la candidatura presidencial. Ninguno ha renunciado de sus funciones. El secretario de organización, Félix Bautista, ha sido suspendido temporalmente de esa función por un expediente que dio a conocer el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. El secretario de finanzas, Víctor Díaz Rúa, ha sido también suspendido temporalmente por la acusación del Ministerio Público en el escándalo de corrupción Odebrecht. O sea que, los cuatro principales dirigentes del PLD se encuentran inmersos en asuntos que contravienen su rol de dirección.

Por mucho tiempo, el PLD promocionó una identidad basada en la disciplina partidaria y el centralismo democrático. Por ende, se decía, que era un partido unido. Posteriormente se agregó el argumento de que la necesidad de seguir en el poder hacía que los peledeístas, a pesar de sus conflictos, permanecieran unidos. ¡Juntos hasta el 2044!, por lo menos.

En este momento, todos esos argumentos se tambalean.

El Comité Político, máxima instancia de decisión partidaria, no se convoca con regularidad porque no hay manera de ponerse de acuerdo. El centralismo democrático falla. Si se tratara de construir mayoría simple en las votaciones no habría problema; eso existe. La dificultad radica en que lo que desea un sector es contrario a lo que desea el otro. El leonelismo y el danilismo andan por caminos diferentes.

El centralismo democrático funcionó cuando era más centralismo que democracia. Así fue cuando Juan Bosch era el líder máximo, y cuando Leonel Fernández era el líder máximo. Pero durante la presidencia de Danilo Medina, el PLD dejó de tener un líder máximo. Ahora hay dos y en disputa.

Dado que en el partido había más centralismo que democracia, después de 2012, no ha habido forma de ejercer el centralismo sin un líder máximo. Tampoco se ha desarrollado la democracia partidaria. Las máximas autoridades del partido han estado más más interesadas en promover sus aspiraciones e intereses que en institucionalizar el partido. Ojo: tanto el presidente del PLD como el secretario general aspiraron a la candidatura presidencial en el 2016 y aspiran para el 2020. Árbitros no pueden ser.

Con la estructura de dirigencia descabezada, el PLD se avoca a grandes conflictos partidarios en el proceso de selección de candidaturas para el 2020.

Siempre se ha supuesto, dentro y fuera del PLD, que el Comité Político resuelve los impases y da las instrucciones en base al “consenso”. Pero ese comité ya no funciona así. En el mejor de los casos, es un espacio de competencia de poder donde gana quien tenga más votos.

La dirigencia del PLD desperdició las últimas dos décadas para organizar un partido democrático. Si lo hubiesen hecho, hoy no estaríamos hablando de conflictos entre Leonel y Danilo ni de repostulaciones presidenciales, no tendríamos acuerdos que de un porrazo garantizaran la repostulación de muchos ocupantes de cargos legislativos y municipales por ineptos que sean, y no hubiera quizás tantos escándalos de corrupción.

La dirigencia máxima del PLD es la única responsable de la situación en que se encuentran, y la ciudadanía observa el desbarajuste del PLD.

Estar en el poder les ayuda a solventar problemas. La debilidad de la oposición les ayuda a convivir con malquerencias. Que no haya una crisis macroeconómica les da respiro. Pero que quede claro, el PLD está descabezado y enfrenta grandes riesgos.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Martinez Moya

¿Cuál es el octavo continente?. Por Homero Luciano

Por: Homero Luciano

El fin de semana pasado, el distinguido Obispo Esteban Rodríguez, Pastor del Centro Cristiano El Pan de Vida, localizado en la ciudad de Kissimmee, nos invitó a participar como espectador por segundo año consecutivo del seminario INNOVANDO PARA LIDERAR, actividad dirigida a los miembros de dicha congregación y que tiene como objetivo, formar “una nueva generación de líderes para que sean el relevo, y darle continuidad a la misión, armados con las estrategias necesarias para enfrentar los cambios culturales e intergeneracionales, que afectan el modelo del liderazgo de hoy”.

Confieso que mas provechoso no podía ser. El Lic. Mauricio Sánchez, (Misión Urbana en un Mundo Globalizado) la Dra. Liana Saenz (El Octavo continente: El impacto de la cultura en el Lider) y el Dr. Elías Rodríguez, (Como Liderar Nuevos Líderes), cada uno expuso y desarrolló con magistral destreza su tema, llamándonos particular atención el que desarrollara la Dra. Liana Saenz, y de cuya ponencia me he permitido recrear el presente artículo.

Durante muchos años hablábamos de los cinco clásicos continentes (América, Europa, África, Asia y Oceanía), graficados estos en los cinco aros del Olimpismo internacional y en Naciones Unidas. Más adelante, según la densidad poblacional y geográfica se han ido sumando continentes, hasta que recientemente, un equipo de investigadores de la División de Ciencias Oceánicas de la Fundación Nacional de Ciencias norteamericana, informa que actualmente son ocho los continentes. Este octavo continente es Zelandia, que tiene el tamaño de la India y el mismo desapareció bajo las aguas del océano Pacífico, hace más de sesenta millones de años.

Pero Zelandia, ante el desastre medio ambiental imperante, compite con otra superficie que se le atribuye también la categoría de octavo continente. Se trata de una isla de basura 97 veces más extensa que Holanda y de unos 30 metros de espesor ubicado en el noreste del océano Pacífico.

La Dra. Liana Saenz, quien entre otras cosas es consultora certificada en perfiles culturales y liderazgo global, en su ponencia, nos habló con entusiasmo de lo que a su juicio constituye el Octavo Continente, ese que está impactando la cultura del liderazgo de hoy. Categóricamente esta brillante profesional afirma que: “Mientras el mundo se convierte en una comunidad, la Internet se convierte en el lugar donde miles de millones de usuarios se reúnen todos los días. Me atrevo a decir que el octavo continente, no es un montón de basura en un lugar lejano. El Octavo continente es el Internet, con 3.9 billones o más de habitantes”.

El liderazgo de hoy está compelido, mediante las nuevas tecnologías, a ser un ente global para poder desarrollar sus talentos y alcanzar el éxito. Entre la inmensidad de un mundo sumergido y la extensa superficie de basura, urge habitar en este nuevo mundo global, con sus retos y desafíos. Como gestor cultural y activista político, pondero las conceptualizaciones de la Dra. Saenz, a la vez que saludo la iniciativa del Obispo Esteban Rodríguez, por su proactiva visión como formador del nuevo liderazgo en su congregación y en nuestra comunidad. Mi gratitud por la gentileza de su invitación, y estimo propicia la ocasión para que nos animemos a ser parte como líderes globales, del Octavo Continente. ¡Es hora!

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Martinez Moya

La evolución y crecimiento del PRD, tiene más del 10 % actualmente

El PRD tiene más del 10 % actualmente, contrario a lo dicho por Gallup hasta Asisa que no pro PRD otorga un 7%.

Por Fernando Peña

Miguel Vargas Maldonado como nuevo líder del PRD y sus dirigentes deben sentirse satisfecho, porque a pesar de la campaña en contra suya de difamación y denuesto, a pesar de la guerra sin cuartel que le desataron una parte significativa de los que se fueron de la organización, hoy es notorio, se muestra que han desempeñado una función esencial en la construcción de la organización y en su permanencia y crecimiento.

El PRD es el único partido con más de 70 años de existencia democrática que a superado todas las crisis, algo sinigual en ningún otro partido político dominicano y de Latinoamérica.

Del PRD han surgido casi todos los partidos dominicanos en las últimas décadas, de los perredistas se han desarrollado los liderazgos nacionales.

Es un PRD lleno de gloria y orgullo nacional…

El PRD es la expresión más genuina de la sociedad dominicana y sus clases y sectores de clases, ahí están y han surgido los líderes carismáticos a veces con característica de ser dominantes; otras moderados; otras, integradores. Junto a ello, otras correspondiente a líderes administrativos, fuertes, intermedios o débiles. Ese es y ha sido el PRD de siempre.

Hoy la encuesta Gallup revela con excepción del PRD, una caída significativa en la simpatía de los partidos.

Oigan bien con excepción del PRD.

O sea, al compararar los resultados publicados en el día de hoy por la firma encuestadora Gallup en relación con la simpatía de los cuatro principales partidos con la votación obtenida a nivel presidencial en las elecciones del 2016 notamos con excepción del PRD, una caída significativa.

Esta encuesta oculta los verdaderos resultados del PRD, esa organización esta mas allá de ese crecimiento.

El PRD tiene más del 10 % actualmente, contrario a lo dicho por Gallup hasta Asisa que no pro PRD otorga un 7%.

Veamos lo que dice la Gallup, que revela con excepción del PRD, una caída significativa en la simpatía de los partidos:

PRD

Obtuvo en las elecciones del 2016 el 5.86 % y la Gallup-Hoy le otorga el 4.4 % de la simpatía en el electorado, lo que representa una diferencia o disminución de un 1.4%.

Este bajo porcentaje del 1.4 está dentro del margen de error de la encuesta por lo que técnicamente significa que el PRD tiene la misma simpatía que en las elecciones de 2016. Es decir, no hay disminución de importancia estadística, según la Gallup.

PRM disminuyo un 12,1 por ciento

Obtuvo en las elecciones de 2016 el 26.8 % y la Gallup-Hoy le otorga un 14 % de la simpatía en el electorado, lo que representa una diferencia o disminución de un 12.1%

PLD disminuyo de un 11.6 %.

Obtuvo en las elecciones de 2016 el 50.2% y la Gallup-Hoy le otorga un 38% de la simpatía en el electorado, lo que representa una diferencia o disminución de un 11.6 %.

PRSC disminución de un 3.5 %.

Obtuvo en las elecciones de 2016 el 5.6 % y la Gallup-Hoy le otorga un 2.1% de la simpatía en el electorado, lo que representa una diferencia o disminución de un 3.5 %.

Esto demuestra que el PRD, a dos años de las elecciones generales del 2020, si acrecienta la ruta que ha diseñado será el partido de crecimiento y determinación, el que decidirá el rumbo del proceso electoral dominicano.

El objeto de nuestro análisis, el propósito es con esto datos frio mostrar la certeza del camino tomado por Miguel Vargas y el PRD, después de la división sufrida, que hay una evolución del crecimiento y liderazgo en el Partido de la Revolución Dominicano (PRD).

Hay una tendencia a crecimiento del PRD, ha estabilidad interna a su positiva relación de alianza con Danilo Medfina-PLD.

La estrategia política y electoral de Miguel Vargas, líder del PRD, están dando resultados, poniendo al PRD en una etapa de recomposición y alianzas externas e incluso interna.

El proceso interno para la renovación de líderes, la llegada de nuevos dirigentes y, de manera informal las alianzas internas ha sido el éxito del PRD.

Los cambios y ajustes internos, el desarrollo y relevo del liderazgo en el PRD ha sido acertado por parte del nuevo líder del partido blanco, Miguel Vargas.

El ciclo político del PRD con Miguel Vargas es de crecimiento, cohesión y cambio en el PRD.

El PRD decidirá el rumbo del proceso electoral del 2020, claro, si continua su agenda de crecimiento, de organización y adecuación electoral.

El autor es periodista

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending