Connect with us

CIENCIAS

Ciclones ayudan al equilibrio energético del planeta

Santo Domingo

Con el devastador paso de los huracanes Irma y María en el 2017 todavía en la memoria, las islas del Caribe afrontan la actual temporada ciclónica en el Atlántico preguntándose cuán activa será.

Para tranquilidad de la población esta temporada de huracanes, que se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre, se presenta hasta ahora dentro de los parámetros normales.

“Tal parece que no será tan activa y -si tenemos suerte- una sombra de lo que fue la del 2017”, dice a LISTÍN DIARIO el meteorólogo John Morales.

Nadie sabe lo que es un ciclón de mayor categoría hasta que lo vive en carne propia”..
John Morales, meteorólogo

Por el momento, las instituciones dedicadas al estudio de este tipo de fenómenos vaticinan la formación de un promedio de seis huracanes en el Atlántico, “lo cual es igual al normal anual”.

“Pero hay señales de que pudieran ser menos de seis debido al agua fría que se encuentra entre África y las Antillas, sumado a los primeros indicios de un fenómeno de El Niño en desarrollo”, explica Morales.

No obstante, una menor actividad ciclónica en el Atlántico no es excusa para bajar la guardia.

Morales, quien vino al país para impartir la conferencia magistral “En el ojo de la tormenta”, advierte que los huracanes se han vuelto más intensos (para muestra los ya citados Irma y María, que alcanzaron categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, que clasifica estos meteoros atendiendo a la velocidad de sus vientos).

Aunque no se detecta un cambio en la frecuencia de las tormentas y los ciclones tropicales, según el meteorólogo del canal estadounidense NBC6, los que se forman llegan a intensificarse con mayor facilidad, “a veces en forma extrema”.

El ser humano, que sufre los embates de estos eventos naturales, tiene una importante cuota de responsabilidad en esa tendencia, asegura Morales.

La industrialización del planeta y la subsecuente inyección al aire de gases que acentúan el efecto invernadero influyen en el calentamiento global. Y una atmósfera más cálida y húmeda, recuerda el experto, contribuye a una mayor aceleración de los vientos.

IMPORTANCIA
Unos enfrentan la posibilidad de su paso con despreocupación y hasta negligencia; otros, con miedo o alarmismo. Sin embargo, los ciclones tropicales son más que eventos que afectan la vida del ser humano y, sí, tienen una gran importancia para el planeta.

“Los ciclones tropicales sirven como medio de transporte de calor y energía desde los trópicos hacia latitudes polares -expone Morales-. Sirven una función de equilibrio energético en el planeta”.

El meteorólogo esclarece también el mito más extendido sobre esta clase de fenómenos: que el viento causa el mayor número de víctimas y daños. En realidad, no es así.

Aunque el viento de estos meteoros causa daños -en ocasiones, graves- a estructuras débiles, la agricultura y al sistema eléctrico, en general causa menos del 10 % de las muertes en los huracanes.

“Es el agua que mata”, aclara Morales.

El agua del mar arrasa con las costas cuando entra la marejada ciclónica, y el agua de lluvia causa inundaciones súbitas y desprendimientos de tierra.

A pesar de estos riesgos, siguen existiendo entre la población grupos que descreen de los pronósticos y las advertencias previas al paso de un ciclón.

“La penetración de la tecnología -ahora que es portátil- a cada esquina del país me hace pensar que los informes del tiempo y de información de emergencias de fuentes fidedignas están al acceso de todos. No existen razones ya para escuchar rumores cuando se pueden confirmar los informes con un teléfono celular. Cuando las autoridades difunden sus avisos, lo hacen con la intención de salvar vida y propiedad. El que opta por ignorarlos está poniendo su vida en riesgo”.

¿Qué lecciones podemos aprender de lo que sucedió en Puerto Rico y otras islas antillanas, devastadas el año pasado por los huracanes Irma y María? “La lección principal es que nadie sabe lo que es un ciclón de mayor categoría hasta que lo vive en carne propia”, contesta Morales.

En efecto, han pasado poco menos de cuatro décadas desde que el ciclón David tocó República Dominicana convertido en un huracán categoría 5. Existe una generación que desconoce esta experiencia y entre los mayores algunos han olvidado lo ocurrido aquel 31 de agosto de 1979. ¿El resultado? Muchos empiezan a confiarse y a creer que nada similar volverá a suceder.

A quienes piensan de ese modo Morales les hace una advertencia: “Lo que pasó en 1979, y lo que le pasó a Puerto Rico justo el año pasado, volverá a ocurrir algún día. Hay que estar preparado”.

TRAYECTORIA PROFESIONAL
Nacido en Nueva York y criado en Puerto Rico, John Morales estudió Ciencias Atmosféricas en la Universidad de Cornell, en Ithaca (Nueva York).

Realizó cursos de posgrado en meteorología tropical en la Universidad de Miami.

En 1993 y 2005 ganó el Emmy por su labor informando sobre los peligros de los huracanes.

La Sociedad Meteorológica Americana le otorgó acreditaciones como Meteorólogo Consultor Certificado y Meteorólogo de Medios Certificado.

En 1991 fundó ClimaData (climadata.com), compañía que suple información meteorológica a medios de comunicación de Estados Unidos y la región del Caribe.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

¿Qué es ser inteligente?

ESTADOS UNIDOS. Calificar a una persona de “inteligente” sin entender todo lo que implica este adjetivo es una práctica común. Tanto, que por años la idea confusa de que el número obtenido en el test de cociente intelectual va estrechamente relacionado con la inteligencia, ha llevado a dividir la sociedad en dos: los inteligentes y los no tanto.

Para el doctor Mario Alonso Puig, formado en la Universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts en Estados Unidos) en el campo de la inteligencia humana, “esto es un error”.

El especialista opina que, desde que fue creada esta prueba para medir la inteligencia en 1912 hasta ahora, el concepto ha evolucionado y hablar de un solo tipo de inteligencia resulta insostenible, según la teoría de las inteligencias múltiples, desarrollada por el investigador y profesor de Harvard, Howard Earl Gardner (Scranton, Pensilvania, Estados Unidos, 1943).

El consultor en educación de las Naciones Unidas para Colombia, Julián de Zubiría asegura a Efe que “es muy impertinente evaluar el coeficiente intelectual hoy, porque fue elaborado a partir de los conceptos de inteligencia que se tenían un siglo atrás. En consecuencia, no incluye ni la inteligencia socioafectiva ni la práxica”.

Inteligencia: siete versiones

La inteligencia es una capacidad, así la define la Real Academia Española, pero los especialistas coinciden en que requiere de la integración de ciertas habilidades cerebrales y mentales que permiten ver con profundidad, anchura y perspectiva.

“Es aquello que permite ir más allá de lo aparente, conectar lo que parece inconexo y encontrar una perspectiva muy distinta de las cosas”, explica Puig a Efe.

Dicho de esta manera, la inteligencia sigue pareciendo un proceso netamente cognitivo, sin embargo, es todo lo contrario. Estudios recientes del investigador Howard Gardner, han demostrado que la habilidad de resolver complejos problemas lógicos-matemáticos responde a un solo tipo de inteligencia denominada “inteligencia lógico-matemática”, pero esta no determina si una persona es inteligente o no.

Por este motivo, Gardner que está en posesión del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, acuña siete versiones más de la inteligencia: la lingüística, la espacial, la musical, la corporal y cinestésica, la naturalista, la intrapersonal y la interpersonal.

Las últimas dos, en conjunto, son la base de lo que hoy se conoce como inteligencia emocional y que, según afirma el doctor Puig, “son fundamentales para alcanzar el éxito en diversos ámbitos de la vida”.

En el entorno educativo, Zubiría ve conveniente resaltar dos tipos de inteligencias: la social y la comunicativa.

“Son inteligencias diferentes y tener una no garantiza la otra. De allí, que todos conozcamos individuos muy inteligentes para analizar y pensar, pero que parece que hubieran aprendido a relacionarse en un cuadrilátero de boxeo. También encontramos individuos muy brillantes en el análisis, pero con gran dificultad para llevar sus ideas a la práctica”, enfatiza Zubiría.

El consultor de la ONU también hace hincapié en la inteligencia sensible-afectiva o inteligencia emocional, que consiste en la compresión y gestión de las emociones propias (inteligencia intrapersonal) y las de los demás (interpersonal).

“La inteligencia emocional es como el aceite de un motor, si las piezas son muy buenas, pero no están lubricadas se acaban rompiendo. Si una persona tiene una gran inteligencia lógica-matemática, una gran inteligencia espacial o una gran inteligencia musical, pero es incapaz de entender sus estados emocionales o de relacionarse con los demás de una forma afectiva, agradable y constructiva, ese talento matemático, espacial o musical no va a tener mucho alcance, porque nadie llega a tener éxito solo”, remacha el doctor Puig.

¿Cómo se puede ser inteligente emocionalmente?

Para este experto, el ser humano debe tener algo que denomina como un “espíritu curioso”, que no es más que ese interés por conocer aquello que se sale de lo corriente, tener capacidad de asombro y entender la importancia que tienen las emociones en la toma de decisiones.

“Cuando una persona llega al punto que yo llamo ‘insatisfacción inspiradora’ adquiere la humildad necesaria para conocerse a sí mismo y a los demás”, puntualiza.

Según Puig, esta capacidad de conocer y gestionar los sentimientos está muy relacionada con el éxito, aunque cada individuo tenga una visión distinta de lo que es.

“Aproximadamente el 80 % de las personas exitosas tienen una relación clave con la inteligencia emocional”, indica Puig.

Para muchos el éxito consiste en ser feliz y es muy importante no confundir el concepto de inteligencia emocional con la felicidad, ya que, en palabras del especialista, “la inteligencia emocional no es más que un puente para llegar a la felicidad”.

“Hay una confusión muy grande que parte del lenguaje: tendemos a pensar que el bienestar subjetivo -que es aquello que colma los sentidos- es lo mismo que la felicidad, -que es lo que colma el corazón”, expone Puig, mientras explica que se trata de dos espacios radicalmente distintos, debido a que el bienestar subjetivo es propio de lo material, y la felicidad no depende de las circunstancias externas, sino de cómo se encuentre la persona internamente.

Desde su punto de vista, para profundizar en el conocimiento de la felicidad hay que “avanzar en la gestión de la propia mente y eso parte del desarrollo de la inteligencia intrapersonal y de la interpersonal”.

Para Zubiría, “dado que las inteligencias son diversas, todos podemos ser inteligentes, aunque de diferentes maneras. Y la única forma de evaluar la inteligencia de una persona es viéndola como actúa en la vida. Son más inteligentes los que configuran y transforman el medio en el que viven, los que inciden en las maneras de pensar, sentir y actuar de la población con la que conviven”.

El papel de las escuelas

Según Puig, entre el 60% y el 90% de las consultas médicas en el mundo occidental son debidas a la tensión emocional excesiva y “es por ello que metodologías como el “mindfulness” son tan exitosas, pues enseñan a manejar el estrés y sus efectos son tan positivos que, indudablemente, tienen un impacto inmediato en la salud”.

Según el experto, la práctica de estos ejercicios de autogestión emocional además incide en la eficiencia de una persona, ya que, al alcanzar un estado de serenidad permite que la creatividad, la capacidad de aprendizaje y la toma de decisiones fluyan sin dificultades.

“Hay que entender que el fin de la educación no es el de transmitir informaciones, sino el de detectar y desarrollar potencialidades. Por eso, la escuela tradicional tiende a esconder el talento de los niños. Pero en nuevas escuelas, focalizadas en el desarrollo, el talento brota. Y si la escuela respeta la diversidad, florecerán talentos diversos”, agrega Julián de Zubiría.

Sobre el talento, Puig señala que “normalmente lo que se te da bien es lo que te gusta” y por esta razón las personas no están conscientes de que tienen un talento. Por lo que la figura del profesor, en el ámbito escolar, y la de los padres, en el familiar, es de suma importancia para que los niños descubran sus potenciales y desarrollen su autoestima.

“La mejor enseñanza es el ejemplo, entonces esto tiene que empezar por los propios padres. Si están diciendo a sus hijos que tienen que autogestionarse, pero ellos no hacen nada, a los hijos los que les va a quedar es la falta de ejemplaridad. No hay una figura tan importante en el medio escolar como la figura del profesor. Un profesor que no quiera a los niños y no tenga interés en ayudarlos a florecer, es un profesor que va a tener muy poco alcance en la vida de esa persona”, añade Puig.

La inteligencia emocional transforma sociedades

Zubiría asegura que si las personas recibieran orientación para gestionar sus emociones “viviríamos en una mejor sociedad, una sociedad que favorece la empatía, la tolerancia y el respeto a la diferencia, una que trabaja mejor en equipo, es más asertiva y se cohesiona más”.

Según Puig, una educación emocional adecuada se resumiría a nivel medible “en un aumento de la prosperidad de las familias, las empresas y los países. Mejoraría la economía de una manera radical”.

Este experto asegura que los conflictos se reducirían radicalmente, y pasarían de ser destructivos a constructivos, también se notaría un aumento de la creatividad “porque las personas que están contentas, que están ilusionadas y seguras, participan mucho más en los proyectos. Son más emprendedoras”, explica Puig.

Algo tan grave como la violencia física, verbal y mental disminuiría y se vería un impacto inmediato en la salud “sobre todo en problemas mentales como la ansiedad y la depresión”, indica el doctor.

De ahí que, en algunas instituciones educativas de países como Estados Unidos, Australia y Canadá, ya se aplican en las aulas de clase la técnica de la atención plena” o “mindfulness”, e incluso estén estudiando incluirla como una materia formal, gracias al extraordinario impacto que tiene la inteligencia emocional en la sociedad.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

La RAE establece centro de estudios para enseñar el idioma español en China

SHANGHAI, 20 sep — Después de la incorporación del español en el currículum de las escuelas secundarias de China, desde el 1 de septiembre de este año, la Real Academia Española (RAE) firmó un acuerdo con la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghai (SISU, por sus siglas en inglés), para establecer un centro de estudios en esta metrópoli oriental china, con el fin de promover el desarrollo del español en el país asiático.

El objetivo del acuerdo es que ambas instituciones trabajen conjuntamente en las áreas de la educación, la investigación y la cultura. Por ello, la RAE y la SISU cooperarán en sus investigaciones y sus publicaciones, y promoverán la investigación y el estudio del español en China.

El director de la RAE y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), Darío Villanueva, afirmó en la ceremonia inaugural del centro: “Se nos presenta una ocasión de oro que se enmarca en un aire de excepcionalidad y nace precisamente de lo excepcional de la propia realidad del país asiático”.

“La Universidad de Estudios Internacionales de Shanghai es una universidad puntera en la apertura de China al mundo, especialmente en el estudio de las lenguas”, apuntó.

De acuerdo con el rector de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghai, Li Yansong, mientras la enseñanza del español en China ha experimentado un evidente crecimiento a lo largo de los últimos años, SISU se ha dedicado activamente a las actividades de enseñanza e investigación, y ha puesto en marcha una serie de proyectos de cooperación con más de 40 universidades e institutos de países como España, México y Argentina.

“La RAE constituye un instituto de autoridad en el círculo académico del español del planeta y ha hecho una importante contribución para salvaguardar la pureza y la estandarización del español desde su fundación en 1713”, dijo Li, quien además considera que el centro conjunto será una plataforma para la enseñanza del español en toda China, así como un fuerte apoyo para la cooperación y el desarrollo de los talentos entre las dos partes.

Está previsto que en este centro se desarrollen herramientas tecnológicas y aplicaciones enfocadas en la enseñanza del español como lengua extranjera, como Enclave RAE. En el centro, además, se organizarán actividades para promover el español a través de seminarios, simposios, conferencias y talleres de trabajo.

Actualmente más de 500 millones de peronas en todo el mundo usan el español, que es el segundo idioma más hablado, y que se escucha en Europa, América y África.

Dada su gran influencia a nivel mundial, el Ministerio de Educación de China incorporó el español de manera formal en el currículum de las escuelas secundarias desde septiembre, junto con el francés y el alemán.

En opinión de Villanueva, la reforma educativa de China ha sido “un hecho de enorme trascendencia”.

“Estamos reaccionando a la decisión del Gobierno chino de incluir el español en sus currículos educativos aportando recursos para el aprendizaje del español, como la plataforma Enclave RAE, que ayudará a los profesores y estudiantes de una manera exhaustiva, interactiva y digital acorde con los nativos digitales”, añadió.

Representantes de la embajada de España en China y del Instituto Cervantes de Pekín también participaron en la ceremonia inaugural, después de la cual se celebró un simposio internacional de la enseñanza del español con la participación de expertos de más de 50 universidades e institutos.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending