Connect with us

TECH

El submarino de Julio Verne hecho realidad

El 3 de agosto de 1958, hace hoy 60 años, el USS Nautilus pasó por debajo del casquete polar. Navegando en inmersión, cruzó del Pacífico al Atlántico por la ruta más corta y hasta entonces impracticable: atravesando bajo el hielo el Polo Norte geográfico, la ‘coronilla’ del mundo. Una hazaña inevitablemente asociada a otras similares en la tierra, el mar e incluso el espacio, que hablan de las capacidades humanas para superar obstáculos y desmentir límites.

El Nautilus, de numeral SSN 571, era un submarino de propulsión nuclear, la primera unidad naval de esas características, cuyo nuevo y revolucionario sistema permitía navegar sumergido a mayores velocidades y profundidades por tiempo casi indefinido. Desplazaba 4.000 toneladas y medía 98,65 metros de eslora, 8,45 de manga y 6,70 de calado. Lo servía una dotación de 13 oficiales y 92 suboficiales y marineros. Todos se beneficiaban de unas mejores condiciones de habitabilidad y trabajo, indispensables para resistir un ambiente particularmente claustrofóbico a causa de las prolongadas patrullas en las profundidades. Podía descender operativamente hasta unos 300 metros. Su velocidad en inmersión era de 23 nudos (unos 40 kilómetros por hora) y contaba a proa con seis tubos lanzatorpedos de 533 mm.
Amadrinado en su botadura por Mamie Eisenhower, la esposa del presidente, costó la considerable suma para la época de 40 millones de dólares, el doble que un destructor. Luego de numerosas evaluaciones técnicas y operativas en las que batió toda clase de récords de velocidad y cotas de inmersión, entró oficialmente en servicio el 30 de septiembre de 1954. Y emprendió su primer crucero el 17 de enero de 1955. Su oficial al mando, el comandante Eugene P. Wilkinson, pronunció, a las 11:00 h, una frase memorable para los anales de la navegación, la ciencia y la aventura: “Underway on nuclear power”. En camino con potencia nuclear. Quedaba abierto el futuro.
Bautizado en homenaje a la nave protagonista de la novela de Julio Verne ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’, el Nautilus era, ante todo, un barco de guerra y no de investigación oceanográfica. Sus potencialidades iban dirigidas en esa pragmática dirección. Por añadidura, la fisión nuclear permitía ampliar las posibilidades militares de estudio y, por consiguiente, de dominio del Ártico. Un área estratégica, especialmente cerca de la URSS y sus amenazas en la ferocidad incruenta de la Guerra Fría. Un conflicto hibernado, pero siempre al borde de cambiar de temperatura y alcanzar su punto de ebullición.

El Nautilus, ya bajo el mando del comandante William R. Anderson, zarpó de Pearl Harbor el 23 de julio de 1958. Emprendía el tercer intento de pasar bajo la banquisa boreal. Los otros dos habían fracasado al fallar los compases giroscópicos tradicionales en las condiciones magnéticas imperantes en la zona. El submarino, en esos casos, no sabía exactamente dónde se encontraba. Y, además, se había visto varias veces peligrosamente encajonado entre el hielo y el lecho marino. En una ocasión, sólo dispuso de dos metros de agua por encima de la vela (la superestructura que sobresale del casco) y seis bajo la quilla. En palabras de un tripulante, “éramos como un sándwich”.
Ahora, en ese tercer intento, llevaba instalados nuevos y modernos compases giroscópicos y un sistema de navegación inercial que no eran influidos por el magnetismo terrestre. Los hombres creían que se dirigían a efectuar maniobras con otras unidades de la Flota del Pacífico. El comandante les informó en alta mar del auténtico objetivo de la misión.
La embarcación se sumergió silenciosa y mansamente el 1 de agosto en aguas ya muy septentrionales. El día 3, el comandante Anderson se dirigió a la expectante dotación con una solemnidad desacostumbrada: “Dentro de pocos instantes, el Nautilus alcanzará una meta largamente ambicionada por la Historia. En este momento estamos a cuatro décimas de milla del Polo Norte. Mientras nos vamos acercando, guardaremos unos minutos de silencio dando gracias a Dios por habernos permitido realizar con éxito tan extraordinario viaje. Roguemos por la paz en el mundo y recordemos a aquellos que nos han precedido en el triunfo o en el fracaso.”
Luego, con la mirada puesta en el reloj de la corredera, el mecanismo que mide la velocidad de un buque y la distancia recorrida por éste, fue desgranando hacia atrás los segundos: “10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0. Hemos cruzado el Polo Norte”. Estalló el júbilo a bordo. Y allí donde se encontrasen, sonrieron Verne y el capitán Nemo.

El Nautilus, tras 96 horas y 1.590 millas (2.940 km) bajo las aguas, emergió al noreste de Groenlandia. Dado de baja en 1979, es hoy un museo flotante instalado en Croton (Connecticut), donde fue construido por la General Dynamics Electric Boat Division. Un cuarto de millón de personas lo visita cada año.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

TECH

Microsoft supera a Apple como la compañía que cotiza en bolsa más valiosa del mundo

La gran apuesta de Microsoft por la computación en la nube está dando sus frutos, ya que la compañía ha superado a Apple como la compañía que cotiza en bolsa más valiosa del mundo.

Las perspectivas del fabricante de software se veían sombrías hace unos años, ya que las licencias para el sistema Windows de la compañía disminuyeron con una fuerte caída en las ventas de computadoras personales.

Pero bajo la directora general Satya Nadella, Microsoft ha encontrado estabilidad al enfocarse en software y servicios a través de Internet, o la nube, con contratos comerciales a largo plazo.

Esa poderosa fuente de computación personal de la década de 1990 está ahora en un momento de renacimiento, ya que eclipsa a Facebook, Google, Amazon y los otros favoritos de la tecnología de la última década.

Apple había sido la empresa más próspera del mundo desde que reclamó el primer puesto de Exxon Mobil a principios de esta década. Microsoft superó a Apple brevemente algunas veces esta semana, pero no cerró hasta el viernes, con un valor de mercado de $ 851 mil millones a los $ 847 mil millones de Apple. Microsoft no había estado en la cima desde la altura del boom de las punto com en 2000.

Microsoft volvió a ser un contendiente en gran parte debido a que las acciones de Apple cayeron casi un 20 por ciento en noviembre, mientras que Microsoft no ha hecho nada peor que el resto del mercado de valores. Pero el hecho de que no lo haya hecho mal es un reflejo de su enfoque constante en los clientes comerciales en los últimos años.

Microsoft perdió su brillo cuando la gente rechazaba las PC en favor de los teléfonos inteligentes. En 2013, las ventas de PC cayeron un 10 por ciento a alrededor de 315 millones, la peor caída interanual de la historia, según las empresas de investigación Gartner e IDC. No ayudó que el esfuerzo de Microsoft para hacer que las PC se parecieran más a los teléfonos, Windows 8, fuera generalizada.

Pero un cambio comenzó cuando la compañía de Redmond, Washington, promovió a Nadella como CEO en 2014. Sucedió al antiguo CEO de Microsoft, Steve Ballmer, quien inicialmente se burló de la idea de que la gente estaría dispuesta a pagar $ 500 o más por los iPhones de Apple.

Esa apuesta dio sus frutos. Windows ahora es una fracción menguante del negocio de Microsoft. Si bien la compañía aún maneja negocios enfocados en el consumidor como Bing Search y Xbox gaming, ha priorizado los servicios orientados a los negocios, como su línea de correo electrónico Office y otro software para el lugar de trabajo, así como las adiciones más recientes como LinkedIn y Skype. Pero su mayor crecimiento se ha producido en la nube, especialmente en la plataforma de nube que llama Azure. La computación en la nube ahora representa más de una cuarta parte de los ingresos de Microsoft, y Microsoft compite con Amazon como proveedor líder de tales servicios.

El analista de Wedbush, Dan Ives, dijo que Azure aún está en sus inicios, lo que significa que hay mucho espacio para crecer, especialmente considerando la gran base de clientes de la empresa para Office y otros productos.

“Si bien la masacre tecnológica que se ha visto durante el último mes ha sido brutal, las acciones de (Microsoft) continúan sosteniéndose como el Peñón de Gibraltar”, dijo.

Ser menos dependiente de la demanda de los consumidores ayudó a proteger a Microsoft de la turbulencia de la temporada de vacaciones y la inquietud de la guerra comercial entre Estados Unidos y China que afectó a Apple y otras compañías tecnológicas.

El presidente Donald Trump amplió esas preocupaciones sobre las tarifas cuando le contó a The Wall Street Journal en una historia publicada el lunes por la noche que las nuevas tarifas podrían afectar a los iPhones y las computadoras portátiles importadas de China.

El fabricante de iPhone ya había visto caer sus acciones después de reportar una mezcla de resultados trimestrales a principios de noviembre, en medio de temores sobre cómo le iría a la industria de la tecnología ante amenazas como el aumento de las tasas de interés, el aumento de la regulación gubernamental y la escalada guerra comercial de Trump con China. .

Apple también asustó a los inversores con una decisión inesperada de dejar de revelar cuántos iPhones vende cada trimestre. Ese movimiento se ha interpretado ampliamente como una señal de que Apple prevé nuevas caídas en las ventas de iPhone y está tratando de enmascararlo.

Mientras que los teléfonos inteligentes causaron la desaceleración en las computadoras personales hace años, las ventas de teléfonos inteligentes se han estancado. Esto se debe en parte a que con menos innovaciones de los modelos anteriores, más personas optan por aferrarse a los dispositivos durante períodos más largos antes de la actualización.

Daniel Morgan, gerente senior de cartera de Synovus Trust, dijo que Microsoft está superando a sus rivales tecnológicos en parte debido a lo que no es. No se enfrenta tanto al escrutinio regulatorio como Google y Facebook, que están ansiosos de publicidad, lo que ha generado controversia sobre sus prácticas de recolección de datos. A diferencia de Netflix, no está en busca de un número decreciente de suscriptores internacionales. Y si bien Amazon también tiene un sólido negocio en la nube, aún depende más del comercio minorista en línea.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

TECH

Honeywell Aerospace busca ingenieros en Puerto Rico

La empresa Honeywell Aerospace llevará a cabo en Puerto Rico una feria de empleos dirigida al área de ingeniería.

La empresa llevará a cabo la actividad el sábado 1ro de diciembre de 9:00am a 5:00pm en el centro comercial Plaza del Caribe en Ponce.

Honeywell está en busca de profesionales para reclutar 60 posiciones en el área de ingeniería para sus operaciones en Aguadilla y Moca. Dentro de las posiciones que se reclutan se encuentran las siguientes:

  • Ingeniería Mecánica
  • Ingeniería Eléctrica
  • Hardware
  • Software y sistemas de información entre otras.

Para conocer más sobre las posiciones y solicitar a las mismas, visita: www.honeywell.com/careers

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending