Connect with us

OPINIONES

Entre el mito y la realidad. Por Miguel Guerrero

Sobre la base de mitos se atribuyó a la sociedad comunista un proceso permanente de evolución social que en realidad nunca poseyó. El carácter heroico otorgado a los movimientos marxistas fue por décadas una de las leyendas más propaladas. Sin embargo, el heroísmo y el sacrificio extremo no fueron las notas descollantes en muchos de esos procesos revolucionarios.

La colectivización que provocó más de veinte millones de muertos durante el sangriento mandato de Stalin, fue el paso crucial para la consolidación de la revolución bolchevique y es imposible encontrar en ese proceso negro de la historia soviética algún rasgo de humanidad o algo que la justifique, que no sea la ganancia del poder por parte del tirano y sus colaboradores.

Muchos de esos mitos se han caído por efecto de la realidad. Pero las graves desigualdades sociales que caracterizan la vida moderna los hacen todavía atractivo a los ojos de millones de personas alrededor del mundo. En muchos países de América Latina, si bien en menor intensidad que en el pasado, sigue existiendo la esperanza de un mundo más justo estructurado sobre la base de una mejor distribución de la riqueza en un sistema sujeto al control de la sociedad por una oligarquía política, politburó, que Milovan Djilas, el brillante pensador yugoslavo de la era de Tito, describió como “la nueva clase”.

La revolución castrista, que mantiene aún vivo ese fuego que apenas ya quema, es el ejemplo más patético del fracaso de ese experimento. Al cabo de seis décadas de revolución, los cubanos apenas han conseguido recientemente el derecho a poseer un celular y una computadora. Para protegerlos de la contaminación del cáncer capitalista, el régimen, siempre vigilante, les restringe las llamadas y el acceso al internet. De esta manera, la gerontocracia castrista mantiene intacta la pureza de su revolución.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

OPINIONES

Balaguer , un hombre que demostró tener temple en su gloria y sus derrotas

Los grandes hombres se conocen por el temple o “destemple ‘que muestren ante la derrota .
.

‘TESTIMONIO SOBRE EL TRASPASO DE MANDO EN 1978. Por Pedro Gil Iturbides

Al Presidente Balaguer le recomendaron desde el litoral militar, en 1978, que no acudiera a la Asamblea Nacional, a la jura del Presidente de la República, Antonio Guzmán. Los servicios de inteligencia obtuvieron información de que el discurso del nuevo mandatario sería sumamente crítico para su persona y su obra de gobierno. Salíamos de su casa, y en el sendero de tochos de barro hacia la parte principal de la vivienda, se detuvo a acariciar a sus perros.

Ya le faltaba visión, y el cuidador de los dos ejemplares de pastor alemán acercó las testas de éstos a su mano derecha, que ya balanceaba. Balaguer se volvió ligeramente hacia el jefe militar que le transmitía el informe, y lo aconsejaba. Y dijo:

-¿Y…?

Fue una pregunta. Fue una respuesta. Fue un prolongado comentario pronunciado sin palabras. Fue el testimonio de que un hombre de Estado se encuentra por encima de las simplezas.

El 16 de agosto de 1978 escuchó a don Antonio. Con el andar del tiempo, como he contado otras veces, se apagaron las emociones vividas por ambos, durante el interregno hacia la toma de posesión y dicho acto. Y a través de interpósitas personas fragüaron una amistad que determinó en Balaguer asumir la defensa moral de la familia del mandatario, tras la desaparición de éste.”

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

OPINIONES

La Nación a la que aspiramos los dominicanos

La República Dominicana entra en un nuevo ciclo político, económico y social, en el inicio de una nueva administración que se inicia el 16 de agosto del 2020.

Los dominicanos aspiramos a un país donde la Ley sea el parámetro principal para todo eso es un compromiso de la nueva administración que será vital para ser la diferencia, otra cosa importante que los dominicanos estamos aspirando hace muchos años es una mejoría significativa en la educación y en la salud.

La separación de los poderes públicos es otra aspiración necesaria y que los cabezas del gobierno tienen un compromiso histórico, ya que su nacimiento está marcado por un momento histórico de mucha calamidad para los poderes públicos y sobre todo para los jóvenes que vivieron grandes dificultades en la década posterior a la revuelta de abril.

Ahora es necesario que todos los ciudadanos inicien también haciendo un cambio en el comportamiento de sus acciones desde poner los desperdicios en su lugar hasta cumplir las reglas que todos estamos comprometidos a cumplir que son obligatorias para poder vivir en sociedad.

Los dominicanos aspiramos a que nuestros funcionarios respeten a su pueblo, que sean lo más efectivos posible pero sin perder la calidad humana; aspiramos a que el servidor público entienda que los usuarios de los servicios son la razón de ser de su función y que el norte de un equipo de gobierno es trabajar en consonancia con su Presidente.

Pero de todas las aspiraciones colectivas que tenemos todos los dominicanos es que la impunidad no sea el pan nuestro de cada día, lo más anhelado por todos los dominicanos, que las personas que violen la Ley y que utilicen los fondos públicos en su provecho sean castigados esa es sin lugar a dudas la mayor aspiración del Pueblo dominicano.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Sorry, there are no polls available at the moment.

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending