Connect with us

GENTE

Rich, el empleado del aeropuerto que robó y pilotó él solo un avión en Seattle


Por fortuna, Richard no llevó a cabo una matanza. Eso le distingue de Andreas Lubitz, el copiloto de Germanwings que estrelló su avión en ruta de Barcelona a Düsseldorf en marzo de 2015. Lubitz acabó con su vida y con la de 149 personas inocentes.
Richard -o ‘Rich’, que es como le llamaban los controladores de la torre de control del aeropuerto de Seattle- no mató a nadie. Pero su muerte -que los medios de comunicación estadounidenses especulan podría ser un suicidio- es igualmente terrible en su espectacularidad. Richard era un mecánico, robó un avión Q-400 para vuelos regionales con capacidad para 80 personas (incluyendo tripulación), hizo acrobacias durante una hora sobre la Bahía de Puget, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y, finalmente, estrelló el aparato, que tenía unos 950 litros de combustible, en una isla deshabitada.
Richard llevó a cabo la mayor parte de su locura bajo la atenta vigilancia de dos cazas F-15 armados, y listos para destruir el Q-400 si su piloto daba el menor indicio de que iba a estrellar su aparato contra algún lugar habitado. Es una consecuencia del 11-S, cuando la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional de EEUU fracasaron totalmente a la hora de abatir los aviones que se estrellaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono. En aquella ocasión, la crisis provocada por los atentados estuvo, encima, a punto de hacer que la defensa aérea estadounidense echara abajo aviones que no habían sido secuestrados, entre ellos, uno de Iberia en vuelo a Nueva York, según narra el periodista Bob Woodward en su libro ‘Plan of Attack’, publicado 2004.
La acción de este hombre, del que sólo se ha difundido que tenía 29 años, llega justo cuando la Administración de Seguridad para Transporte Federal de Aviación (TSA, según sus siglas en inglés) ha estado a punto de eliminar los controles de seguridad de 150 aeropuertos regionales de EEUU. La idea de la TSA era dejar los aeródromos que sólo pueden admitir aviones con menos de 60 pasajeros, y que atienden a casi cuatro millones de pasajeros al año, sin ningún tipo de control.

Con esa medida, el Estado se habría ahorrado 115 millones de dólares (101 millones de euros), y podría haber destinado a 1.300 miembros del personal de seguridad de esos aeródromos -muchos de ellos trabajadores de empresas privadas que obtienen contratos con la FAA- a aeropuertos más grandes y, teóricamente, con más peligro.
Y ahí es donde estalló la polémica. Los planes de las autoridades fueron desvelados por la cadena de televisión CNN el miércoles de la semana pasada, y la reacción de la opinión pública obligó a la FAA a repensar sus planes. Finalmente, el miércoles, apenas 48 horas antes del incidente de Seattle, el máximo responsable de la TSA, David Pekoske, declaraba al diario ‘USA Today’ que el recorte “no vale la pena”.
Pero el aeropuerto de Tacoma, que sirve a la ciudad de Seattle, no pertenece a ese grupo. En 2017, fue el noveno con más tráfico de EEUU, y el trigésimo primero a nivel mundial. No es precisamente muy tranquilizador a la hora de analizar la seguridad aeroportuaria estadounidense que un mecánico pudiera hacerse con el control de un avión en un aeródromo gigante en medio de los cuatro millones de personas que forman el área metropolitana de Seattle, que es casi tan grande como la de Barcelona si se toman los datos de la oficina de estadísticas de la UE, Eurostat, y que es la sede de empresas como Amazon, Microsoft, y Starbucks.
Alaska Airways, la aerolínea de bajo coste que es dueña de Horizon Air, la empresa a la que pertenecía el Q-400, está investigando cómo Richard pudo hacerse con el control del aparato. Lo único que se sabe es que alrededor de las siete y media de la tarde hora local, (diez y media de la noche hora peninsular española), el hombre despegó, sin autorización, y empezó a hacer cabriolas sobre la Bahía. Las autoridades han difundido la conversación entre el mecánico transformado en piloto y la torre de control, en la que el primero oscila entre los pensamientos suicidas, las preguntas técnicas acerca de cómo pilotar la nave, y las incoherencias.
“Tengo un montón de gente que se preocupa por mí. Les va a decepcionar saber que yo he hecho esto. Quiero pedirles perdón a todos y cada uno de ellos. Soy un tipo roto, supongo que con algunos tornillos sueltos. No me di cuenta nunca, hasta ahora”, dice el presunto suicida, antes de desviar la conversación hacia el hecho de que “no necesito mucha ayuda” para manejar la nave, ya que “he jugado mucho con videojuegos”.
Richard cambia luego de tono y pide al controlador, cuyo nombre es Andrew: “No quiero hacer daño a nadie, sólo quiero que me digas cosas bonitas al oído”. El piloto también dice que quiere ver “a la orca madre con su cría”, en referencia a una orca de la Bahía de Puget que se ha convertido en la estrella del verano en EEUU porque lleva arrastrando en su boca el cadáver de su cría desde hace días. Tal vez lo más inquietante, porque es un signo de la división racial de Estados Unidos, es cuando Richard dice a Andrew que Alaska Airways no le va a dar un empleo como piloto “porque soy blanco”.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

GENTE

Dalisa Alegría, la nueva pareja de Mozart, demandará a quienes la difamen

SANTO DOMINGO.– La actriz Dalisa Alegría demandará a “aquellas personas, redes sociales y medios de comunicación”, que la difamen.

A través de un comunicado, el abogado Enrique Santelises dijo que ha sido apoderado por Alegría para actuar en consecuencia dentro del marco legal y límites establecidos en la Ley no. 53-17 de República Dominicana, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

“Una cosa es emitir juicio de valor hacia la carrera de una figura pública y otra cosa muy diferente es utilizar un medio de comunicación para incurrir en términos injuriosos y difamatorios en contra de una persona, sea o no figura pública”, señala en documento.

La actriz Dalisa Alegría ha estado en la palestra pública luego de que se confirmó su relación con el cantante urbano Mozart La Para, quien tenía más de 10 años de casado con Alexandra Hatcus.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

GENTE

Admiten haber abusado de su pariente autista, de 22 años, “manteniéndola encerrada en una jaula y obligándola a comer las cenizas de su difunta madre”

LOUISIANA – – Raylaine Knope, de 42 años, y Terry J. Knope II, de 45 años, se declararon culpables hoy en el Distrito Este de Louisiana por cargos criminales de derechos civiles derivados de su abuso de una mujer adulta con discapacidades cognitivas. Ambos acusados se declararon culpables de un cargo de conspiración para obtener mano de obra y servicios domésticos forzados y no remunerados de la víctima, quien es identificada solo como “DP” Raylaine Knope también se declaró culpable de un cargo de trabajo forzoso y un cargo de falta de responsabilidad por un delito grave. Terry J. Knope II, también se declaró culpable de un cargo por violar los derechos de la Ley de Vivienda Justa federal de DP, un cargo por delito de odio y un cargo por error de cometer un delito grave.

En la audiencia de declaración de culpabilidad, los acusados, quienes estaban casados en el momento de la ofensa, admitieron que entre el 13 de agosto de 2015 y el 30 de junio de 2016 en Amite, Luisiana, conspiraron entre sí y con otros miembros de su familia. La familia debe obtener el trabajo y los servicios domésticos no compensados de DP a través de diversos medios, que incluyen la fuerza, las amenazas de fuerza y la restricción física. Ambos acusados admitieron que forzaron a DP a vivir en una jaula de patio cerrado y realizar tareas domésticas y de patio a cambio de comida y agua. Los acusados admitieron que ellos y sus co-conspiradores sometieron a DP a abuso físico de rutina, amenazas y abuso verbal y psicológico diseñados para asegurar que ella continúe cumpliendo con las órdenes de la familia. Como ejemplos de este abuso, los acusados admitieron que Raylaine Knope una vez obligó a DP a comer DP Las cenizas de la madre fallecida, y Terry J. Knope II, quemaron intencionalmente la DP con un encendedor de cigarrillos, mientras que otro miembro de la familia mantuvo la DP en su lugar para que no pudiera escapar. Raylaine Knope también admitió que usó este abuso general para obtener el trabajo forzado de DP, y que ayudó a Terry J. Knope II a robar los beneficios federales mensuales de discapacidad de DP. Terry Knope admitió además que, debido a la discapacidad de DP, forzó a DP a vivir en la jaula del patio cerrado y le disparó con una pistola de aire comprimido a corta distancia, y que también ayudó a otros a producir metanfetamina en su propiedad. y que ella ayudó a Terry J. Knope II a robar los beneficios federales mensuales de discapacidad de DP. Terry Knope admitió además que, debido a la discapacidad de DP, forzó a DP a vivir en la jaula del patio cerrado y le disparó con una pistola de aire comprimido a corta distancia, y que también ayudó a otros a producir metanfetamina en su propiedad. y que ella ayudó a Terry J. Knope II a robar los beneficios federales mensuales de discapacidad de DP. Terry Knope admitió además que, debido a la discapacidad de DP, forzó a DP a vivir en la jaula del patio cerrado y le disparó con una pistola de aire comprimido a corta distancia, y que también ayudó a otros a producir metanfetamina en su propiedad.

“Los Knope ‘conspiraron para forzar brutalmente a una víctima vulnerable con discapacidades a trabajar largas horas en condiciones despreciables sin compensación monetaria”, dijo el Secretario de Justicia Adjunto Eric Dreiband, de la División de Derechos Civiles. “El Departamento de Justicia continúa combatiendo la trata de personas mediante el trabajo forzoso y la declaración de culpabilidad de hoy refleja nuestro compromiso de buscar justicia para estas víctimas vulnerables”.

“Las declaraciones de culpabilidad de hoy resaltan que la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos continuará trabajando con el FBI y los socios locales de las fuerzas del orden público para perseguir a los traficantes de personas y buscar justicia en nombre de las víctimas vulnerables”, dijo el Fiscal Federal Peter G. Strasser, del Distrito Este de Louisiana. .

“Las acciones de los acusados fueron atroces, despreciables e inhumanas. Como persona discapacitada, la víctima dependía de su familia para cuidarla, pero en cambio, abusaron y maltrataron a alguien que no pudo defenderse “, dijo el agente especial a cargo Eric J. Rommal de la Oficina de Campo del FBI en Nueva Orleans. “Estoy seguro de que los tribunales les mostrarán la sentencia correcta que merecen, sin embargo, estoy seguro de que la víctima nunca vivirá estos recuerdos horribles”.

Ambos acusados serán sentenciados el 22 de agosto y enfrentarán una sentencia máxima de 28 años en prisión.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending