Connect with us

NACIONALES

Qué se celebra el 12 de octubre: por qué los homenajes a Cristóbal Colón están muriendo

En los libros de texto se marca el 12 de octubre de 1492 como el glorioso día en que Cristóbal Colón descubrió América. El ‘descubrimiento’ fue la llegada, totalmente azarosa, de Colón al continente americano en su empeño por demostrar que la Tierra era redonda. En su camino hacia las Indias, se topó con este obstáculo, de miles de kilómetros de costa a costa, obstáculo que acabó definido a este lado del océano como el ‘nuevo mundo’. No obstante, con el tiempo este concepto ha comenzado a disgustar en tierras iberoamericanas, donde muchos no conciben que a día de hoy se siga celebrando el hecho de que los americanos fueran “descubiertos”.

Si bien en España el 12 de octubre es festivo nacional, son muchos los trabajadores que agradecen tener un día libre pero que, por principios, prefieren no celebrarlo. De hecho, el sindicato Intersindical-CSC está intentando promover queel Día de la Hispanidad sea laboral porque, consideran, representan conmemoraciones alejadas del sentido de algunos trabajadores que “se niegan” a celebrar fechas relacionadas con “genocidios supremacistas”. El Día de la Hispanidad es, ciertamente, celebración en España, pero su origen fue una denominación extraoficial, el Día de la Raza, y con este nombre aún se celebra cada 12 de octubre en muchos países latinoamericanos, como México, Colombia, Honduras o Uruguay.

No obstante, muchos otros han decidido ir cambiando la denominación de la “fiesta”: en Argentina ha pasado a llamarse Día de la Diversidad Cultural; en Chile, el día del Encuentro de los Dos Mundos; en Ecuador ha pasado a ser el Día de la Interculturalidad y la Plurinacionalidad… y así en muchos otros países. ¿Pero se modifica la percepción de la festividad cambiando solamente su denominación? La respuesta a esta pregunta difiere, en función de a quién preguntemos. En Ecuador, por ejemplo, fue el expresidente Rafael Correa quien declaró en 2011 que el 12 de octubre fuera el Día de la Interculturalidad y la Plurinacionalidad, con la intención de dejar atrás un festejo basado en el concepto de colonia española y subrayando la coexistencia de “diversas nacionalidades indígenas”.

[¿Quién defiende a los indígenas?]

Desde la población indígena, no obstante, no consideran que haya sido el cambio correcto. “Sí, se reconoce que no se puede festejar una invasión, pero esa historia no se cambia por la que consideramos que fue la verdadera historia, la historia de masacre, explotación, violación y ultraje”, explica a El Confidencial Katy Betancourt Machoa, quien fue dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) hasta 2017, momento desde el cual ostenta el cargo de secretaria de su propia comunidad kichwa. “La historia de hoy ya no es la de la invasión, aquella historia que cuenta que vino el héroe europeo Cristóbal Colón y nos dio la luz. Ahora ya asomamos los pueblos indígenas, ya existimos, pero lo hacemos en una relación de intercambio de culturas que no fue tal”, añade. Lo cierto es que el cambio de denominación sí ha modificado también la percepción de la fiesta, según Machoa, pero no como debería: “Ahora se dice que ya somos reconocidos, que no somos animales como lo éramos antes y tenemos derechos. Pero eso no es cierto, porque la condición histórica de desigualdad aún no se ha superado”.

La verdadera historia del 12 de octubre es que Colón nos exterminó, trajo enfermedades… y nos dejó en años de desventaja

Machoa, en nombre de su comunidad, insiste en una palabra: la restitución. “Seguimos teniendo que luchar por una tierra que fue nuestra, y el Estado no lo reconoce”, lamenta. “La verdadera historia es que con la llegada de la invasión española se nos exterminó; nos trajeron enfermedades… y nos dejaron con años de desventaja”, añade, si bien deja claro que aquellos que opinan que la llegada de Colón al continente americano favoreció a los nativos también debe respetarse. “Todas las opiniones son respetables pero es importante crear un diálogo. Yo misma me pregunto qué habría pasado si los españoles no hubieran llegado… ¿qué habría sido de nuestra cultura sin esta invasión española? No lo podemos saber, pero sí sé que mi comunidad no tiene colegio, tienen que caminar tres horas para ir a la escuela… Muchos de los jóvenes indígenas no tienen acceso a Educación superior, no ingresan en centros de estudios”, lamenta.

Miembros del pueblo indígena kichwa de Sarayaku, de la Amazonía ecuatoriana, se manifiestan contra una extracción petrolera. (EFE)

“Si alguien planteara que la colonización es algo positivo entiendo que es un punto de vista, pero ese punto de vista parte precisamente de la visión de la colonización”, explica Machoa, que recuerda que el uso de las palabras es importante para su comunidad —”Nosotros no decimos América, decimos Abya Yala”—. “¿La colonización fue positiva? Sí, para la concentración del capital. ¿A España que le quedó de eso? Nada, porque no pudo sostener todo lo que saqueó de América”, apunta, recordando que el capitalismo “tendrá algunas cosas buenas” pero insiste en que “trae miseria” e “inequidades”. “Es un sistema que monopoliza cada vez más los recursos producidos por toda la sociedad. ¿Positivo? Solo para la gente que acumula esas riquezas que son de todos. Si eso le parece positivo… es una opinión. A mí no me lo parece”.

Desde ésta y otras comunidades nativas de la región fomentan la celebración del 12 de octubre bajo un lema que ya lleva varios años escuchándose también en España, el #NadaQueCelebrar. “Compartimos esa misma idea”, explica Machoa. “Para nosotros es el día de la resistencia, el día en que los pueblos originarios hicimos frente a la llegada de la invasión española. Y hemos logrado resistir, han sobrevivido nuestras formas organizativas, nuestro idioma, nuestros conceptos… todo eso no lo conoce España y ha sobrevivido porque todavía existimos los pueblos”.

“No hubo descubrimiento, y tampoco encuentro”

Desde México la percepción es diferente: allí todavía se celebra el Día de la Raza. Desde el propio Gobierno celebran el 12 de octubre como el aniversario del “descubrimiento de América”, aunque lo presentan como el festejo de un “vínculo entre el Viejo y el Nuevo Mundo”: “ambos se interconectaron, iniciando así su intercambio cultural, comercial y religioso”. Y en la calle no existe tanta reivindicación. Andrés Sánchez es pedagogo de profesión y actualmente colabora con una asociación que promueve la inclusión financiera en zonas rurales e indígenas en México. ¿Pero por qué hablar del 12 de octubre en México con un licenciado en Pedagogía? Tiene su lógica: la primera celebración del Día de la Raza en México tuvo lugar durante el Gobierno de Álvaro Obregón, en 1928, a petición y sugerencia de José Vasconcelos, entonces titular de la Secretaría de Educación.

“Lo hizo como un concepto de multiculturalidad”, explica a este periódico Andrés Sánchez. “No se festeja una cultura o una sociedad indígena, porque eso lo hacen los propios pueblos en sus propias fechas. Este país es enorme y festejamos como un sentido de identidad diversa”, señala. Precisamente por esta razón no comprende que exista la posibilidad de que se modifique la denominación del 12 de octubre. “Todos entendemos nuestra idiosincrasia: el Día de la Raza es conmemorar que existen muchas razas y que éstas se combinan”, agrega.

A pesar de ello, Sánchez no considera que hubiera un “descubrimiento” como tal. “Considero que no hubo un descubrimiento, y tampoco fue un encuentro: nadie se organizó previamente para que esto pasara. Fue una invasión, seguida de una conquista espiritual y unas alianzas provocadas por los contextos históricos internos de la propia región”, explica. Esto generó, por su parte, “consecuencias positivas, negativas y otras, las más abundantes, con tonos grises”. Aun así, continúa, “juzgar a Cristóbal Colón por su ambición y por las órdenes de su reinado me parece fuera de contexto”.

¿Fue positiva, entonces, la colonización en México? Tampoco hay una respuesta rotunda: “Podemos rescatar cosas de lo sucedido, pero también me hubiese gustado que no hubieran destruido tantas otras cosas… Pero no hay forma de saber qué habría pasado si no hubieran venido. Me habría gustado que hubiera más registros por parte de los españoles de las actividades indígenas, que los españoles hubieran tenido más curiosidad por aprender y no por saquear. Ambas culturas tenían mucho que aprender la una de la otra, pero no fue así”, sostiene. En cualquier caso, a día de hoy los mexicanos, subraya, no tienen en mente el 12 de octubre como “un evento primordial”, como sí lo son la Navidad o la Independencia —más conocido como el Día del Grito—.

Interpretaciones históricas intermedias

Chile también modificó el nombre del festejo, que pasó de ser el Día de la Raza al Día del Encuentro entre los Dos Mundos, y si bien desde el Ministerio de Educación insisten en que América “no fue descubierta”, la versión por la que optan es una interpretación intermedida de la historia. Jorge Olguín Olate, doctor en Historia y académico en la Universidad Central de Chile, considera que no se ha actualizado “suficientemente” el currículo nacional. “Se debe reconocer que desde finales de los años noventa se modificó la unidad de ‘descubrimiento y conquista española’ por algo más dirigido al ‘encuentro de los Dos Mundos y la colonización española”, reforzando la importancia cultural de los pueblos originarios indígenas”.

No obstante, esto no ha impactado aún en toda la sociedad: “Las generaciones más jóvenes tienen una mirada más integral del periodo, pero desde mi punto de vista de profesor de Historia, esto no es suficiente ya que estos contenidos están limitados al tipo de profesor, al colegio y a las evaluaciones”, subraya. Por su parte, el conocimiento de este periodo en las generaciones mayores de 30 años “depende de su contexto cultural”. “Por lo general, entre profesionales y con ciertos vínculos a la izquierda en política, se comprende con más fuerza esa distinción”.

No obstante, matiza, con la historia del periodo colonial ha ocurrido lo mismo que con la dictadura de Augusto Pinochet. “Es difícil que el Estado transite, a corto o medio plazo, a un tipo de interpretaciones” hacia las que han ido otros países, que han cambiado de forma más radical el homenaje del ‘descubrimiento’ para recordar que fue una invasión. “Más bien el reconocimiento pasa por aceptar una interpretación histórica intermedia, para dejar la idea en Educación del ‘encuentro entre las dos culturas’. Con respecto al periodo de Pinochet ocurre lo mismo: los partidarios lo llaman ‘Gobierno militar’, los de izquierda ‘dictadura militar civil’ y el Estado, a través del currículo escolar, habla de ‘régimen militar’: punto intermedio nuevamente. Desde mi punto de vista conceptualiza poco o nada”.

En Estados Unidos tampoco se ha dejado de celebrar, aunque no coincide con nuestro 12 de octubre: cada segundo lunes de octubre es el Columbus Day. Así a todo, ya no es lo que era: en muchos estados ha dejado de ser fiesta y en otros se ha reconvertido en el Día de la Resistencia Indígena. Para los que han optado por esta reinterpretación de la jornada, la frase que se repite es aquella del ‘Nada que celebrar‘.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement
2 Comments

2 Comments

  1. Like

    12/10/2018 at 2:59 pm

    Like!! Great article post.Really thank you! Really Cool.

  2. เพิ่มยอดไลค์

    15/10/2018 at 9:09 pm

    I went over this site and I think you have a lot of good information, saved to fav 🙂

Leave a Reply

Las noticias mas cerca de todos

NACIONALES

República Dominicana entre países habrían comprado tecnología de espionaje a Israel

Jerusalén.- Agencias gubernamentales utilizan tecnología israelí para espiar e interceptar comunicaciones de defensores de derechos humanos, disidentes y miembros del colectivo LGTB, revela una investigación que publica hoy el diario Haaretz, que denuncia este tipo de exportación a países con déficit democrático.

“Hoy, cualquier agencia gubernamental que no respeta la privacidad de sus ciudadanos está equipada con capacidades de espionaje creadas en Herzliya Pituah (al norte de Tel Aviv)”, informa Haaretz sobre una investigación basada en 100 fuentes y 15 países.

El grupo israelí NSO Group desarrolló en ese lugar el malware Pegasus, descrito por la revista Forbes como “el kit de espionaje móvil más invasivo del mundo”.

“Los testimonios muestran que este equipamiento israelí se ha utilizado para localizar y detener a activistas de derechos humanos, perseguir a miembros de la comunidad LGTB, silenciar a ciudadanos que criticaban a su Gobierno e incluso fabricar casos de herejía contra el Islam en países musulmanes que no mantienen relaciones formales con Israel”, señala el artículo.

La información sobre los usos de Pegasus llevó a que en 2016 la diputada de Meretz, Tamar Zandberg, solicitara a la Corte la prohibición de los permisos de exportación del grupo NSO; sin embargo, a petición del Estado, se emitió una orden de censura sobre ello.

“Contrariamente a las normas que existen en otras democracias, el Ministerio (de Defensa israelí) se niega a revelar la lista de países a los que están prohibidas las exportaciones militares, o los criterios y estándares que subyacen en sus decisiones”, recoge la investigación.

República Dominicana, El Salvador, Panamá, Nicaragua, México, Honduras, Perú, Colombia y Ecuador son algunos de los países que habrían importado tecnología de última generación israelí, además de Baréin, Indonesia, Angola y Mozambique, entre otros, según el Haaretz.

“La investigación del Haaretz también encontró que las empresas israelíes continuaron vendiendo productos de espionaje, incluso cuando se reveló públicamente que el equipamiento se usaba con fines maliciosos”, señala el artículo.

La industria de espionaje israelí se ha convertido en “la punta de lanza del comercio mundial” en los últimos cinco años, con especial consolidación en países de África y el Golfo Pérsico

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

NACIONALES

Inician inversiones China en RD; inauguran fábrica beneficiará a más de 1500 personas (fotos)

El presidente Danilo Medina dejó inauguradas las instalaciones de la primera fábrica del país de botas vulcanizadas para lluvia y nieve, de la empresa DJM Footwear Corporation. El jefe de Estado cortó la cinta junto a funcionarios del Gobierno y ejecutivos de la corporación china Ningshing Holdings.

Tamboril. El presidente Danilo Medina inauguró las instalaciones de la primera fábrica del país de botas vulcanizadas para lluvia y nieve, de la empresa DJM Footwear Corporation.

La fábrica está ubicada en la Zona Franca Industrial de Tamboril y es subsidiaria de la corporación china Ningshing Holdings, empresa líder a nivel mundial de producción de calzados vulcanizados.

DJM Footwear Corporation es la segunda empresa de manufactura de inversión de la República Popular China que se instala bajo el régimen de Zonas Francas de la República.

El acto inició con las palabras del empresario Mícalo Bermúdez, presidente de la Zona Franca Tamboril, quien agradeció la confianza depositada por la multinacional Ningshing Holdings para instalar sus operaciones en dicha zona franca.

Bermúdez destacó los más de 21 años de experiencia con que cuenta este parque en el desarrollo de industrias del sector calzado para exportación.

Por el gobierno dominicano, Luisa Fernández Durán, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas, manifestó que con la puesta en marcha de las nuevas operaciones de esta empresa se brindarán oportunidades de empleos formales para los habitantes de Tamboril y comunidades aledañas.

Paara el primer año de operaciones, DJM Footwear generará 500 nuevos empleos directos y más de 1,000 indirectos.

El acto de inauguración finalizó con las palabras de Yingan Wu, presidente de Ningshing Holdings, quien agradeció al gobierno dominicano por facilitar la instalación de su empresa en el país.
Wu explicó que la decisión y estrategia de construir una fábrica de calzados vulcanizados en nuestro país se fundamentó en las buenas condiciones geopolíticas, económicas y comerciales que ofrece la República Dominicana para el desarrollo de sus actividades productivas.

Equipos pesados

Luego, Medina asistió a la puesta en operación de las nuevas instalaciones de la división de equipos pesados de la de Constructora MAR, ubicadas en la misma Zona Franca Industrial de Tamboril.

La empresa, dedicada al servicio de construcción de soluciones viales, viviendas, edificios familiares y comerciales, inició su actividad en el sector en el año 2001.

El párroco Ignacio Francisco bendijo las instalaciones y la vida de todos los empleados de la empresa.

“Aprovechamos está bendición para celebrar los 15 aniversarios de Construcción Mar, cargado de éxitos y crecimientos gracias a la bendición de Dios y el trabajo tesonero”.

Constructora MAR cuenta con 379 empleados fijos y más de 100 obreros y subcontratistas y posee tres plantas de producción de asfalto y cuatro de producción de agregados, así como una división de ingeniería con instalaciones en el Parque de Zona Franca Tamboril y campamentos en Puerto Plata y Santo Domingo. Al finalizar el acto, el jefe del Estado hizo un recorrido por las instalaciones, donde recibió explicaciones del proceso que se desarrolla allí.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending