Connect with us

OPINIONES

Jueces Temerosos . Por Juan TH

La mayoría de los jueces le temen al poder político que los designa, los valora y los desvalora, los sube y los baja, en función de su desempeño, no jurídico, sino político partidario.
El Partido de la Liberación Dominicana, así como tiene el control del Congreso envileciendo a los legisladores corrompiéndolos con prebendas millonarias para que apruebe o desapruebe proyectos, resoluciones y leyes, de ese mismo modo controla la Judicatura.

El Consejo Nacional de la Magistratura, dirigido por Danilo Medina que cuenta la mayoría de sus integrantes incluyendo al Procurador General de la República, es una vergüenza. En ese Consejo se hace lo que decida el presidente. Nadie llega a las “Altas Cortes”, ni a ningún lado sin la anuencia del mandatario.
Los magistrados no actúan en función de lo que dice la ley o establece la Constitución. Tienen miedo de ser cancelados, trasladados o degradados.

La estructura judicial creada por el PLD es, al igual que el gobierno, política y corrupta.
Los jueces están entrampados en redes mafiosas políticas y económicas que tienen en sus manos su suerte. (La carrera judicial es un engaños. La preparación académica, la ética, la capacidad y el trabajo, es decir, el desempeño, no tienen el mayor valor. Los mediocres, los incapaces, los pusilánimes mequetrefes, esos son los buenos, los que escalan en las cortes)

La Constitución le asigna un presupuesto al poder judicial, pero es el presidente quién tiene la última palabra.
Y como si eso no fuera suficiente, los jueces son perseguidos por los medios de comunicación que suelen presionar en un sentido o en otro. El populismo judicial es terrible. He llegado a la conclusión de que muchas sentencias se dictan en las redes sociales, en los periódicos, radio y televisión.

El caso de Blas Peralta es un ejemplo. Estuvo condenado a 30 años antes de que subiera a un tribunal. Ministerio Público y medios de comunicación lo declararon culpable de asesinato, no de homicidio. La diferencia entre una cosa y la otra es mucha. (No estoy diciendo que Peralta sea inocente. No creo que lo sea, incluso)

La “presunción de inocencia” es un principio que existe sólo para políticos, funcionarios y empresarios de gran influencia que pueden pagar los abogados más costosos y que además tienen sus propias bocinas en la prensa.
Con fiscales adocenados, politizados y muchas veces corrompidos y jueces arrinconados por el Ejecutivo, chantajeados muchas veces por el populismo mediático, es poco lo que se puede hacer para que la ley sea la que se imponga en todos los casos.

Díaz Rúa puede obtener un permiso para viajar a España en medio de un proceso judicial. Es imposible, en cambio, que un Juan de lo Palote consiga permiso para ir al hospital Moscoso Puello. Muchos reclusos pobres mueren en las cárceles por falta de atención médica.

Será muy difícil condenar a los imputados del caso Odebrecht o de los aviones Tucanos, como no fue posible condenar a Félix Bautista y otros políticos llevados a la justicia, debido al poder que tienen; pero es muy fácil condenar a 30 años a un “pobre diablo”.

La justicia no es equitativa ni justa en la aplicación de las leyes; más bien es clasista. De los casi 30 mil presos que hay en el país más del 98% son pobres, preventivos por demás. En una cárcel para 800 personas hay ocho mil, hacinados, viviendo como animales. A los grandes los envían a cárceles especiales con televisores plasma de 60 pulgadas, aire acondicionados, inversores o plantas eléctricas y celulares para que estén permanentemente comunicados. Reciben visitas diarias de sus amigos, hijos, esposas y amantes.

Debe producirse un cambio político para que haya un cambio en el aparato judicial. La judicatura tiene que ser independiente económica y políticamente para que se haga justicia en todos los casos, no en algunos. Para que todos seamos iguales, y no que unos iguales sean más iguales que los demás.

Con el PLD en el poder no es posible en la judicatura. Con el PLD en el gobierno la corrupción y la impunidad continuaran reinando en el sistema de justicia. Y los jueces seguirán teniendo miedo.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Orlando Jorge Mera

Obstruir el tránsito, ¿permitido a los conchos?. Por Katheryn Luna

Obstruir el tránsito es una de las infracciones por la cual a cualquier ciudadano le imponen una multa, siempre y cuando no sea un chofer de carro público.

Es habitual ver cómo un conductor de ´concho´ estaciona el vehículo donde quiera, como quiera y sin presión alguna del taponamiento que provoca su accionar.

Obstruir el tránsito y hacer paradas en cualquier esquina es un pan de cada día que al parecer no está a la vista de las autoridades, las mismas que son capaces de aplicar la ley otros, por esa infracción y por otras que se comenten a diario.

Que conste, que no estoy diciendo que no debe aplicarse la ley al resto de los conductores, sino, que los conductores del transporte público que también circulan sin cinturón de seguridad, sin luces direccionales, y sin hablar del mal estado de los vehículos, no pueden estar exentos de la ley.

¿No tratamos de mejorar el transporte público y el tránsito? Esto es parte del orden. Consciente estoy que únicamente con multas no se soluciona el caos que no solo envuelve a los transportistas, que mejorar la conducta y educación de los conductores en general no es cosa de un día y mucho menos poder contar con un transporte seguro y adecuado es tarea fácil.

Como alguien me dijo: no nos podemos cansar de decir las cosas como son, algún día será diferente.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Martinez Moya

Desquicio en el TSE . Por Julio Martínez Pozo

La ley orgánica del Tribunal Superior Electoral: “Artículo 3.- Máxima autoridad. El Tribunal Superior Electoral es la máxima autoridad en materia contenciosa electoral y sus decisiones no son objeto de recurso alguno, y pueden sólo ser revisadas por el Tribunal Constitucional cuando la misma sea manifiestamente contraria a la Constitución”.

Apoderado de un recurso en el que miembros del Partido Revolucionario Dominicano procuraban la nulidad de la convención realizada para escoger las autoridades del partido y la modificación estatuaria,el Tribunal Superior Electoral da ganancia de causa a la parte recurrente, incurriendo en una vulneración al derecho de defensa contraria al mandato constitucional, que fue verificada por el Tribunal Constitucional, que se pronunció anulando la decisión del TSE por atropellar derechos fundamentales.

El punto de la controversia actual es que al volver a conocer la decisión anulada, el Tribunal Superior Electoral, en votación tres a dos, ignora los aspectos que la decisión del Tribunal Constitucional ordena observar, ratificando su primera sentencia, sin reparar en el mandato del artículo 184 de la Constitución de la Republica que establece sobre el Tribunal Constitucional que “sus decisiones son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado”.

Ante ese hecho, el presidente del senado de la República, que tiene a su cargo conocer de las acusaciones formuladas por la Cámara de Diputados a los funcionarios públicos elegidos por el voto popular, a los elegidos por el Senado y el Consejo de la Magistratura, ha pedido a la cámara baja, indagar si hay méritos para un juicio político, que además de la sustentación jurídica necesita el aval político de dos terceras partes de la matrícula de diputados.

La más reciente experiencia se registró con dos miembros de la Junta Central Electoral anterior, Eddy Olivares y José Angel Aquino, cuya petición de juicio no se materializó porque fue descartado en las Cámara de Diputados.

La dirección del PRD ejerció su defensa ante el punto por el que se le acusaba, ilegitimidad en la convocatoria a convención, pero le sorprendieron reteniéndole la falla por otro, falta de quórum, tema del que no se defendió porque no formaba parte de la controversia, razón por la que el fallo violenta el debido proceso.

El abogado constitucionalista Eduardo Jorge Prats escribió en Twitter “Tengo más de 10 años litigando en el Poder Judicial, el Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior Electoral defendiendo a @miprd y @MiguelVargasM, ganando y perdiendo. Pero nunca, nunca había visto una aberración como la última decisión del TSE en contra del PRD”

¿Qué explica el desquicio que evidencia esa decisión?

Encono frente al gobierno, reflejado frente a un alto funcionario, aliado del partido oficial y del presidente Danilo Medina, que se negó a elevar a 1,200 millones el presupuesto del TSE, dejándolo en 600.

Encono con el Tribunal Constitucional que ha adoptado varias medidas que reducen el ámbito del TSE a lo estrictamente contencioso, determinando, por ejemplo que los reclamos sobre asignación de fondos sean tema del Tribunal Superior Administrativo, lo concerniente a reconocimiento que sean de la JCE, y todas los conflictos administrativos no contenciosos vayan al TSE.

Esas decisiones van dejando al TSE, en lo que estaba previsto en el borrador de la reforma constitucional del 2010, una sala activada en tiempos de campaña para los temas contenciosos, contrario a lo que busca su actual incumbente: otra JCE paralela con un costo insostenible.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending