Connect with us

CIENCIAS

Hallan en Argentina restos de una nueva especie de dinosaurio saurópodo

Buenos Aires – Un equipo de paleontólogos españoles y argentinos hallaron los restos de tres ejemplares de una nueva especie de dinosaurio con una antigüedad de 110 millones de años en la provincia argentina de Neuquén, en aquella época una zona desértica.

El dinosaurio, un herbívoro del grupo de los saurópodos, fue llamado Lavocatisaurus agrioensis.Su hallazgo fue publicado en la revista especializada Acta Palaeontologica Polonica y dado a conocer en Argentina este viernes por la Agencia de Divulgación Científica (CTyS) de la Universidad Nacional de La Matanza.

“Encontramos la mayor parte de los huesos del cráneo: el hocico, las mandíbulas, gran cantidad de dientes, también los huesos que definen la órbita de los ojos por ejemplo y, de esa manera, pudimos hacer una reconstrucción muy completa”, se felicitó José Luis Carballido, investigador del Museo Egidio Feruglio y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas de Argentina.

También se encontraron partes del cuello, la cola y el dorso.

“No solo se trata del hallazgo de una especie nueva en un sitio donde no se esperaba encontrar fósiles, sino que además el cráneo está prácticamente completo”, añadió Carballido.

Los restos corresponden a un ejemplar adulto, de unos doce metros, y dos juveniles, de entre seis y siete metros.Los paleontólogos presumen que se desplazaban en grupo y murieron juntos.

“Este descubrimiento de un adulto y dos juveniles también significó el primer registro de un desplazamiento en grupo dentro de los dinosaurios rebaquisáuridos”, destacó José Ignacio Canudo, de la Universidad de Zaragoza y autor principal del estudio.

El lugar del hallazgo resulta inusual pues en esa época era una zona desértica, con lagunas esporádicas.

“Si bien se estima que este grupo de saurópodos podría haber estado adaptado para moverse en ambientes más bien áridos, de vegetación baja, con poca humedad y poca agua, es un ambiente en el que uno no estaría buscando fósiles”, comentó Carballido.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

Un segundo jurado en EE.UU. halla efecto cancerígeno en glifosato de Monsanto

Un jurado federal en Estados Unidos consideró este martes que un herbicida de Monsanto a base de glifosato fue un “factor substancial” en el cáncer de un hombre que utilizó durante décadas ese producto de la filial de Bayern.

Se trata del segundo veredicto culpando al glifosato de Monsanto de provocar cáncer después de que un jurado estatal en California condenara el año pasado a la compañía a pagar 289 millones de dólares -reducido luego a 78- a un jardinero expuesto al producto.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

La historia de los cubiertos

Conjunto de cucharas, tenedores, cuchillos y utensilios semejantes para el servicio de mesa.Así define la RAE esa palabra tan vulgarmente empleada, cubiertos. Un conjunto típico de la cultura occidental

Los palillos chinos, nacidos en los tiempos de la dinastía Han (206 a.C), se utilizaban para avivar las brasas o para llevarse a la boca manjares en pequeños trozos. Las civilizaciones antiguas consumían los alimentos con la mano. El poeta Ovidio recomendaba a las damiselas a comer con educación y sin mancharse la cara o la ropa.

Primero apareció el cuchillo y luego la cuchara. En cuanto al corte, existen muchos y variados: de queso, de pescado, de carne, de ostras,… En las clases altas, los invitados eran quienes traían su propio cuchillo, ya que no era proporcionado por el anfitrión. Lo que si existía era un cuenco con agua tibia, actualmente llamado finger bol, que servía para lavarse las manos al finalizar la comida.

Para las sopas o cremas, la cuchara es la mejor opción. Proveniente del latín “cochleare” y aunque se utilizaba en raras ocasiones, en el siglo XIII en los manuales de buena conducta, se reflejaba su uso dejando atrás beber algún alimento directamente del tazón.

Cubiertos - Tenedor

En la península ibérica, para estos caldos se utilizó durante muchos años un pan llamado “Mense”, que servía a la vez de plato y de comida una vez terminada la sopa. Tiempo más tarde, mense dio paso a mesa.

En cuanto al primer tenedor, era más bien un pincho de un solo diente que la princesa bizantina Teodora mandó fabricar. Se dice que su generalización se retrasó por la forma, que la Iglesia relacionó con un instrumento diabólico. Hasta que se impuso su utilización, la comida era cortada por sirvientes, y se incentivaba el consumir los alimentos con la mano.

En España, el uso de los cubiertos se generaliza en el siglo XVIII, donde cada comensal tenía su juego completo y los tenedores pasaron de dos a tres y de tres a cuatro dientes. Así fue la historia de los cubiertos

.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending