Connect with us

SALUD

Una impresora 3D crea el primer corazón con tejido humano

Científicos de la Universidad de Tel-Aviv han presentado este lunes un prototipo de corazón humano impreso en 3D a partir de tejido humano y con vasos, un avance “importante” en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y la prevención de trasplantes.

Investigadores israelís han mostrado este corazón inerte del tamaño de una cereza inmerso en un líquido. “Esta es la primera vez que imprimimos un corazón en su totalidad con sus células y vasos sanguíneos, también es la primera vez que usamos material y células del paciente”, dijo el uno de los científicos, el profesor Tal Dvir, quien ha dirigido el estudio.

“Un corazón que palpita”

El corazón “está completo, vivo y palpita” y ha sido hecho con “células y biomateriales que vienen del propio paciente. Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales, las reprogramamos para que sean células madre y luego las diferenciamos para que sean células cardiacas y células de vasos sanguíneos”, añade el investigador Tal Dvir.

Después, se procesan los biomateriales “para convertirlos en bio-tinta, que permitirá imprimir con las células”.

No bombea

El producto resultante, un corazón de unos 3 centímetros, equivalente al tamaño del de una rata o un conejo, “todavía es muy básico”, señala el profesor, para quién “el próximo paso es madurar este corazón de modo que pueda bombear”.

Por el momento, “las células se pueden contraer, pero el corazón completo no bombea. Necesitamos desarrollarlo más” para lograr un órgano que pueda trasplantarse a un ser humano, considera Dvir.

“El próximo reto es madurar estas células y ayudarlas a que se comuniquen entre ellas, de forma que se contraigan juntas. Hay que enseñar a las células a comportarse adecuadamente. Y después tendremos otro reto, lograr desarrollar un corazon más grande, con más células. Tenemos que descubrir cómo crear suficientes células para producir un corazón humano”, reflexionó.

Dvir tiene la esperanza de que “en diez o quince años tengamos impresoras 3D en hospitales, que provean de tejido para los pacientes. Quizás, corazones”.

El estudio, que se publica este lunes en la revista internacional Advanced Science, “pavimenta el camino hacia la medicina del futuro, en la que los pacientes no tendrán que esperar a un trasplante o tomar medicación para evitar su rechazo. Los órganos que se necesiten serán impresos, totalmente personalizados para cada paciente”, asegura la universidad.

El profesor Dvir trabaja en el Laboratorio para Ingeniería del Tejido y Medicina Regenerativa, en la Facultad de Ciencias Vivas George S.Wise, de la Universidad de Tel Aviv, donde investiga, entre otros, estrategias de nanotecnología para la ingeniería de tejido cardiaco grueso y la fabricación de tejidos híbridos.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

SALUD

Mexicanos descubren en veneno de alacrán antibiótico contra tuberculosis

México.- Un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrió en el veneno de alacrán un antibiótico contra la tuberculosis, una enfermedad por la que cada día mueren 45.000 personas, informó este lunes la institución.

De acuerdo con la información, los expertos del Instituto de Biotecnología aislaron, produjeron y patentaron dos compuestos capaces de combatir cepas de este padecimiento y al estafilococo dorado.

Además, las sustancias son efectivas para inhibir el crecimiento de células cancerígenas sin causar daño a células del tejido pulmonar.

En 2016, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) reportó 2.569 muertes por tuberculosis en México, y 21.184 nuevos casos en todo el país.

Veracruz, Baja California, Guerrero, Tamaulipas y Sonora son los estados más afectados.

El tratamiento contra esta enfermedad dura aproximadamente seis meses, por lo que los pacientes lo abandonan.

Debido a ello, los afectados generan cepas resistentes que requieren de mayor cantidad de antibióticos y extender la medicación hasta por cuatro años.

Los nuevos compuestos universitarios pueden contribuir a resolver este problema, un paso importante desde el punto de vista de la salud pública.

“El trabajo en laboratorio, con modelos biológicos, ya está hecho y funciona; ahora se requieren ensayos clínicos en humanos, y una farmacéutica que se interese puede hacer llegar este producto a la gente”, subrayó el investigador Lourival Domingos Possani Postay.

El primero de los compuestos descubiertos es de color rojo, y fue llamado 3,5- dimethoxy-2-(methylthio) cyclohexa-2,5-diene-1,4-dione, el cual se demostró es efectivo contra Staphylococcus aureus, bacterias causantes de infecciones en la piel, sepsis, endocarditis y neumonía.

El segundo es de color azul y fue denominado 5-methoxy-2,3- bis (methylthio) cyclohexa-2,5-diene-1,4-dione, efectivo contra la micobacteria que causa tuberculosis.

Ambos componentes son capaces de impedir el desarrollo de ciertos linajes de células neoplásicas, y son eficientes como antibióticos.

El investigador explicó que debido a que la cantidad de compuesto que se puede obtener de alacranes vivos es muy pequeña, del orden de algunos microgramos, “era indispensable obtenerlos de forma química”.

Para sintetizarlos artificialmente se requirió del apoyo de posdoctorantes del laboratorio de Richard Zare, de la Universidad de Stanford, en California, donde determinaron la estructura de ambos antibióticos mediante espectroscopía de masas y por estudios de resonancia magnética nuclear.

El titular del estudio precisó que debido a que ya tienen varios años trabajando en el antibiótico ya lograron obtener la patente.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

SALUD

Científicos en Israel crearon pegamento médico para reemplazar los puntos

Las suturas y puntos utilizados actualmente para tratar lesiones graves presentan inconvenientes: pueden ser dolorosos, dejan cicatrices, requieren una gran habilidad del médico y, a veces, deben retirarse después de que los tejidos se curan, reportó Israel Internacional.

El pegamento médico que los investigadores han desarrollado es un «dos en uno», dijo el profesor Boaz Mizrahi, jefe del Laboratorio de Biomateriales del Technion.

Todo tipo de pegamentos médicos ya se están utilizando en dermatología, cirugía y otras áreas. La compañía israelí Nanomedic Technologies Ltd. , por ejemplo, ha desarrollado un dispositivo médico que dice que puede cubrir quemaduras y otras heridas con nano materiales que imitan el tejido humano y se desprenden una vez que la piel de abajo se regenera.

Los investigadores han intentado durante mucho tiempo desarrollar un pegamento adecuado para diferentes tejidos, no tóxico y flexible después del endurecimiento.

Dicho pegamento también tendría que descomponerse en el cuerpo después de que el tejido se fusione.

En un artículo publicado recientemente en la revista Advanced Functional Materials, el jefe del Laboratorio de Biomateriales, Prof. Boaz Mizrahi y la estudiante de doctorado Alona Shagan presentan un adhesivo para tejidos muy fuerte y no tóxico que permanece flexible incluso después de la solidificación.

Este pegamento se aplica con una «pistola» similar a las que se utilizan para la silicona y con él se podrían unir tejidos humanos que sufrieron importantes lesiones.

Después de aplicar el pegamento, este se solidifica de forma rápida y se descompone en pocas semanas. Este pegamento además se puede utilizar también para adherir pegamento dentro del cuerpo y es cuatro veces más fuerte que los pegamentos existentes para estos propósitos.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending