Connect with us

GENTE

Dentro del Air Force One con Donald Trump

La visita del presidente Donald Trump de Washington a Tokio este fin de semana inicia un verano de jet set global que lo lleva a cinco países diferentes, y lo confina al avión presidencial por más de 80 horas de vuelo al extranjero.

No siempre es un viajero entusiasta. Trump se ha quejado en el pasado por el ritmo de sus viajes al extranjero o por los alojamientos que se le organizaron en el extranjero. Sin embargo, son sus ayudantes quienes a veces temen embarcarse en el Air Force One durante un largo vuelo en el extranjero, sabiendo muy bien que el jefe hará poco uso de la cama encajada en la nariz del avión.

“Es como estar cautivo”, dijo un funcionario sobre viajar con Donald Trump en el Air Force One.

Los funcionarios actuales y anteriores han descrito los viajes a la Casa Blanca como esfuerzos agotadores acompañados de largas horas, pero varios dijeron en privado que los vuelos al extranjero son fácilmente los peores. La duración puede llegar a casi 20 horas. El espacio para dormir es limitado. Los televisores están transmitiendo constantemente Fox News. Y si los titulares que aparecen en la parte inferior de la pantalla son desfavorables para su jefe, los asesores saben que es hora de abrocharse el cinturón para un tramo turbulento.

LEE: Donald Trump cae en la trampa de Nancy Pelosi (análisis)

El presidente abordó este viernes el Air Force One para el vuelo de 14 horas a Tokio, y su personal se estaba preparando para un viaje particularmente infernal. Se suponía que un evento del día anterior se enfocaría en el alivio para los agricultores que se han visto perjudicados por los aranceles, pero rápidamente se convirtió en una zona de vientos para Trump, quien llamó “loca” a la presidenta de la Cámara Demócrata y dijo que los demócratas estaban tratando de infligirle “miles de puñaladas”.

“Siguen apuñalando”, dijo en la Sala Roosevelt, mientras estaba rodeado de granjeros con sombreros de vaquero.

Este recuento se basa en entrevistas con cinco funcionarios actuales y anteriores que han viajado con el presidente en el Air Force One. Se espera que Trump alcance 58.000 kilómetros de viaje este verano boreal, incluyendo dos viajes a Japón y Europa.

Donald Trump, despidiéndose desde la puerta del Air Force One, el avión oficial del presidente de Estados Unidos.

Una vez buscado, ahora temido

Cuando Trump asumió el cargo por primera vez, los empleados clamaban por viajar al extranjero. Pero ahora, en el tercer año de su presidencia, varios funcionarios dijeron que hacen todo lo posible para evitar la contratación de personal para los viajes debido a la naturaleza caótica que normalmente conllevan.

Durante los vuelos internacionales, Trump generalmente permanece en la cabina delantera. Hace cuatro cosas, dijeron actuales y antiguos ayudantes: come, mira televisión o lee periódicos, habla con el personal y llama a amigos y aliados a su casa mientras se aleja en cielos extranjeros.

LEE: Juez impide que Trump use fondos de Defensa para el muro

Trump pasará horas revisando la cobertura de noticias por cable grabadas en un dispositivo similar a TiVo o revisando cajas de cartón de periódicos y revistas que se han cargado a bordo. Invitará a los empleados para dormir a su oficina en momentos en que el resto del avión está oscuro, impaciente por discutir sus próximas reuniones o idear una respuesta a algo que vio en los medios de comunicación.

Trump ha insistido durante mucho tiempo en que los medios de comunicación lo tratan injustamente, y si ve algo en la televisión que le molesta “lo que invariablemente pasará”, bromeó un funcionario, le dice a su personal que lo arregle, no importa si están en la Casa Blanca o sobrevolando el océano Atlántico. A menudo, en lugar de repasar sus comentarios para las próximas reuniones bilaterales u hojear un libro informativo, el Presidente se fijará en el titular negativo ese día, afirmando que ninguno de sus predecesores ha sido tratado así.

‘No se irá a dormir’

Una vez, cuando un miembro del personal fue a tomar unas pocas horas de silencio antes de aterrizar, el presidente envió a otro asistente para que los despertara para poder discutir un asunto que tenía en mente.

“No se irá a dormir”, dijo una persona.

Trump ha tomado una pastilla para dormir ocasionalmente, dijo su médico a los reporteros el año pasado. Pero nunca duerme mucho, cuatro o cinco horas por noche en la Casa Blanca, y duerme menos en su avión, según las personas que viajan con él. En cambio, estará en la corte durante horas y horas, a pesar de que los empleados lo alientan a unirse a la primera dama Melania Trump en la cabina privada y descansar un poco. Y las conversaciones no siempre sob sobre asuntos de negocios: el presidente interrogará a los empleados sobre deportes o se pondrá al día con chismes.

LEE: Nancy Pelosi dice que Donald Trump está “involucrado en un encubrimiento”; así respondió Trump

En cualquier administración, los viajes largos al extranjero son tareas arduas que a menudo requieren largas horas de desfase horario con poco sueño. Aparte de la habitación del propio presidente, Air Force One no está equipado con el tipo de asientos planos que ahora son comunes en las clases de negocios comerciales.

Cuando los empleados pueden dormir, encontrar espacio es un problema. Sin lugares designados para dormir, lo hacen en sillones en miniatura o se reclinan en las sillas de oficina y apoyan los pies en el escritorio. Algunos se extienden en los pisos de las salas de conferencias o en bancos de cuero a lo largo del costado del avión, y los empleados más experimentados han aprendido a llevar colchonetas de yoga para suavizar el piso.

Minimizando el tiempo en el extranjero

Tras dos viajes maratónicos al extranjero en el primer año de su presidencia, Trump ha reducido su viaje al extranjero a uno o dos países a la vez, agrupando reuniones y eventos en unos pocos días para minimizar el tiempo que pasa en el extranjero.

El horario de Trump rara vez incluye reuniones que comienzan tan pronto como llega a un nuevo país. En su lugar, prefiere llegar a su destino y dirigirse directamente a su hotel, incluso por unas horas. Mientras que los presidentes anteriores preferían volar de la noche a la mañana y perder pocas horas de vigilia en tránsito, Trump a menudo llega a su destino por la noche y comienza sus conversaciones al día siguiente.

Los ayudantes y amigos lo describen como un viajero impaciente, uno que no disfruta especialmente de las culturas extranjeras y prefiere dormir en su propia cama.

Parte de su preocupación por permanecer fuera del país durante demasiado tiempo es sentirse alejado de la conversación políticaen su país, dicen las personas que han discutido el tema con él. Eso solo se ha visto agravado por un patrón de grandes desarrollos en las diversas investigaciones que giran en torno a Trump mientras él está en el extranjero.

Ha cortado viajes cortos en el último momento, como lo hizo en Singapur el año pasado después de conocer a Kim. Y ha provocado desórdenes entre los empleados, ya que exige cambios en los horarios que han sido planeados y acordados durante mucho tiempo.

Donald Trump, despachando dentro del Air Force One.

Confort y estilo

Hotelero por oficio, Donald Trump en más de una ocasión reprendió al personal por el alojamiento que consideraba inadecuado, según personas cercanas. Después de que descubrió, para su disgusto, en un viaje al extranjero que su querido Fox News no estaba disponible en su hotel extranjero, la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca organizó un servicio de transmisión que le permitiría mantenerse al día con sus programas favoritos. Por lo general, pide varios televisores en su habitación, según el tamaño del espacio, dijo una fuente.

Y antes de algunos de sus viajes anteriores como presidente, los equipos de avanzada aseguraron que los gobiernos anfitriones trabajaran para evitar presentarle al presidente alimentos que pudieran parecer desafiantes, como pescados con cabeza aún presente.

Trump prefiere los viajes donde él es el invitado de honor en lugar de las grandes reuniones cumbre que comprenden fragmentos del calendario de cualquier presidente de Estados Unidos. De acuerdo con los funcionarios de la administración, en las reuniones anuales del G7 y el G20, Trump se ha sentido enredado con otros líderes.

LEE: El incómodo saludo de 19 segundos entre Donald Trump y Shinzo Abe

Trump prefiere las visitas de estado otorgadas por los políticos que esperan poder tener a un presidente susceptible a la adulación.

Ese será el orden del día en Tokio este fin de semana, cuando Trump realice la primera visita de estado después de la ascensión de un nuevo emperador. Y se repetirá la semana siguiente cuando viaje a Londres para una visita de estado retrasada por invitación de la reina Isabel.

Trump ha considerado a ambos como un privilegio especial, de acuerdo con funcionarios de la administración, aunque funcionarios y analistas japoneses dijeron que a cualquier presidente de Estados Unidos le habría sido posible realizar la visita de estado inaugural del emperador Naruhito dada la importancia de la relación de Japón con Estados Unidos.

Sin embargo, Trump considera que los viajes son una empresa más importante que una parada más tarde este verano en el G20, también en Japón. No obstante, ha aumentado su interés en ese evento al programar conversaciones al margen con el presidente chino Xi Jinping y el presidente ruso Vladimir Putin y abordando una visita a Seúl después.

Mientras tanto, la Casa Blanca no ha anunciado si Donald Trump asistirá al G7 de este año, que se llevará a cabo en la costa de Francia. Dudó en participar en la del último año, realizada en Canadá.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

GENTE

Romeo Santos puso a vibrar a Barahona

Este sábado le tocó el turno a la provincia Barahona de recibir al “rey de la bachata”, Romeo Santos, quien a ritmo de su música deleitó al público que desde tempranas horas se instaló en un área frente al malecón, para disfrutar del concierto que regaló el artista como parte de su “Gira del pueblo”.

Durante su presentación, Romeo se hizo acompañar de dos compatriotas artistas que le agregaron más adrenalina al espectáculo. Junto a Natti Natasha interpretó “La mejor versión de mí” y de “rey a príncipe” compartió el trono con el bachatero Frank Reyes a ritmo del tema “Payasos”.

En horas de la tarde el intérprete de “El beso que no le di” colocó a través de su cuenta de Instagram un video donde mostraba el momento en que abordaba el helicóptero para dirigirse hacia la “perla del sur”, donde se desarrolló la presentación, pautada para las 5:00 pm. De inmediato los comentarios no se hicieron esperar en la red social con sugerencias de los fanáticos con algunos lugares a los cuales -según estos- debería llevar su show.

Esta es la tercera provincia que visita el bachatero en lo que va de semana, la primera fue San Cristóbal, específicamente en el Estadio Temístocles Metz, el jueves 14 de noviembre. El viernes 15 estuvo en el Polideportivo La Sabanita de Azua. Mientras que el domingo 16 estará en San Juan de la Maguana, informaron desde Telemicro, con quienes el cantante se asoció para realizar los shows.

Aún le queda mucho por recorrer al cantante, ya que el tour constará de 15 conciertos en diferentes puntos de República Dominicana. Pero los lugares a los que acudirá se anunciarán días antes para evitar que los pueblos se saturen.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

GENTE

Directora Miss Universo denuncia supuestos militares saquearon local

Santo Domingo, RD

La directora de la franquicia Miss República Dominicana Universo, Magalis Febles, denunció que militares saquearon y desmantelaron el local de la organización.

Febles, quien publicó una transmisión en vivo en su cuenta de Instagram (@magalifebles1), dijo que el pasado miércoles encontró 13 militares del ministerio de Defensa de República Dominicana dentro de su local, a quienes acusó de haberse llevado prendas, dinero y objetos personales.

“Señores por favor atiendan esto, esto es un abuso de poder de los grandes… Miren cómo me han vandalizado mi negocio, sacaron todos mis muebles, pero lo más grave de todo rompieron mi archivo, se robaron mis prendas, se llevaron mi dinero y sacaron todo sin una orden, sin nada”, manifestó Febles.

Asimismo, pidió a miembros de la Procuraduría General de la República que vayan al lugar para resolver la situación.

“Mi local está en una litis desde el año pasado, la litis no es mía con esa señora, es con el propietario de la propiedad, yo tengo un contrato vigente, donde pago mi mantenimiento, donde pago mi renta, es con el propietario de la propiedad, esta señora se fue por detrás de mí…”, indicó.

También dijo que le removieron toda la publicidad de la franquicia.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending