Connect with us

DEPORTES

Otros dos latinos ingresarán al Salón de la Fama de Cooperstown

Cooperstown

Mariano Rivera fue así siempre ó desde su infancia en el pueblo pesquero de Puerto Caimito en Panamá hasta el montículo en el Yankee Stadium. Encargarse del momento cumbre.

“Yo siempre quería ser el último en lanzar la pelota o tomar el último swing, o ser el último en patear la pelota o el último en tirar al aro”, dijo Rivera. “Yo quería contribuir a esa victoria. Quería ayudar al equipo a hacer todo lo posible para ganar y así resultó muchas veces”.

Con esa mentalidad llegó la grandeza.

“Dirán que estaba loco o era un masoquista, pero quería ser el encargado”, dijo Rivera, cuya travesía en el béisbol empezó con un guante hecho de cartón

Un pitcher apenas considerado cuando firmó por primera vez con los Yanquis de Nueva York en 1990, Rivera pasó trabajos como abridor, pero encontró su nicho como un relevista como una devastadora recta cortada.

Récord de salvados

Los Yanquis ganaron siete banderines de la Liga Americana y cinco Series Mundiales con Rivera en el bullpen. Su récord de Grandes Ligas de 652 salvamentos fue su boleto directo al Salón de la Fama.

Su grandeza en el montículo y su humildad ó ganase o perdiese ó ayudaron a Rivera a lograr otro hito. Es el único jugador en haber sido elegido unánimemente, recibiendo los 425 votos en enero.

“Me siento humilde de que fui bendecido por el Señor”, dijo el panameño de 49 años, que ingresa al templo de los inmortales el domingo. “No va a cambiar mi vida, pero es algo que sabes fuiste el primero. Eso es especial”.

Rivera se suma a Rod Carew como los únicos panameños elegidos al Salón de la Fama.

“El representar a Panamá, para mí, fue el pináculo”, afirmó Rivera. “Fue un honor representar a mi país y representarlo bien”.

Encabeza un grupo que incluye además a los lanzadores Mike Mussina, Lee Smith y el difunto Roy Halladay y a los bateadores designados Edgar Martínez y Harold Baines.

Baines y Smith fueron seleccionados en diciembre por el comité de veteranos. Rivera, Mussina, Martínez y Halladay fueron elegidos en enero por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos.

Rivera brilló especialmente en la postemporada, permitiendo solamente 86 hits y ponchando a 110 bateadores, con 21 boletos y apenas 11 carreras limpias en 141 entradas y registrando 11 salvamentos en Series Mundiales.

También registró una marca de 4-1 en partidos decisivos del Clásico de Octubre. Su única derrota fue en 2001 ante los Diamondbacks de Arizona al permitir el globito impulsor de Luis González con la casa llena en el cierre del noveno.

“Cuando llegan los playoffs, estamos hablando de enfrentarse con los mejores de los mejores en situaciones críticas y momentos críticos”, dijo Rivera, que pronunciará parte de su discurso en español a una muchedumbre que las autoridades en Cooperstown proyectan será de alrededor de 50.000. “Yo quería estar en esas situaciones. Quería ser el encargado del último lanzamiento. Me apasiona”.

“Por eso es que quizás pienso que en esas situaciones eran cuando mis habilidades subían a otro nivel. Gracias a Dios que pude ejecutar mi función en esos momentos críticos”, sostuvo. “No todo el mundo tiene la oportunidad de estar en la postemporada, y menos la oportunidad de una Serie Mundial, así que te inspira a ser diferente. Es lo que me motivaba, ese deseo, esas ganas, esa pasión de demostrar algo”.

Y Mussina también está agradecido por ello ó Rivera salvó 49 de sus victorias.

Seleccionado por los Orioles tras ayudar a Stanford a ganar dos Series Mundiales universitarias seguidas a finales de los 80, Mussina tuvo un récord de 270-153 en 18 años en las Grandes Ligas y se convirtió en el primer lanzador en ganar al menos 10 juegos en 17 temporadas seguidas. Se pasó una década en Baltimore antes de firmar como agente libre con los Yanquis en diciembre de 2000. Pero ese título elusivo que buscaba nunca le llegó. Los Yanquis perdieron la Serie Mundial dos veces en sus ocho años en Nueva York.

“Me siento afortunado”, dijo Mussina. “Es lindo estar en una situación como ésta con muchos con los que jugaste. Estoy honrado de poder pararme allí con ellos”.

Estrabismo

Martínez, nacido en Nueva York y criado en Puerto Rico, tuvo que sobreponerse al estrabismo, un padecimiento que impedía que sus ojos viesen en conjunción. Pasó trabajos en sus primeras cinco campañas con los Marineros de Seattle. Inicialmente, temió el cambio de tercera base a bateador designado, pero su entrega al trabajo diario le ayudó mucho. Fue el mejor bateador designado de la Liga Americana cinco veces y el galardón lleva ahora su nombre.

Cuando se retiró en el 2004, Martínez era uno de solamente seis jugadores en la historia de las mayores con .300 de promedio, .400 de embasado, .500 de slugging, 500 dobles y 300 jonrones. Es muy querido en Seattle, donde se pasó toda su carrera.

“Me siento muy humilde al ver el respaldo que los fanáticos me han dado a lo largo de los años”, dijo Martínez. “Es increíble y se siente realmente muy bueno poder ingresar y pienso que ellos jugaron un gran papel. Yo tuve mucho apoyo”.

Cuando comiencen las festividades, se espera que una cantidad récord de 59 miembros del Salón de la Fama estarán en el podio, incluyendo los seis recién elegidos. Rivera piensa que es posible que él sea el último en hablar y si es algo como su emotiva presentación final con los Yanquis, va a ser memorable.

“No sé cómo voy a estar”, dijo. “Esa pregunta me la hicieron sobre mi último día en el Yankee Stadium y vieron lo que pasó. Una cosa sé y es que voy a disfrutar cada momento”.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

DEPORTES

Trump otorga medalla de la Libertad al ex lanzador panameño Mariano Rivera

Washington. El panameño Mariano Rivera, exjugador de los New York Yankees y una de las leyendas del béisbol, recibió hoy la Medalla de la Libertad por parte del presidente Donald Trump, quien le calificó como “el más grande lanzador de la historia” de ese deporte.

“¡Qué día más maravilloso!”, afirmó emocionado Rivera al inicio de la ceremonia de entrega de la condecoración civil más alta que se otorga en el país, a la que asistió su familia, así como el vicepresidente, Mike Pence, y la primera dama, Melania Trump.

Rivera, de 49 años y quien se hizo ciudadano en 2015, subrayó su “orgullo de ser estadounidense” a la vez que recordó su dificultad para integrarse en el país cuando llegó desde Panamá sin apenas hablar inglés.

Antes de dedicarse al deporte, había trabajado junto a su padre como pescador y estudiado para convertirse en mecánico.

Rivera fue el primer jugador de las Grandes Ligas en ser elegido de forma unánime al Salón de la Fama del béisbol.

Nacido en Puerto Caimito, un pequeño pueblo panameño, fue descubierto con apenas 20 años por un ojeador de la organización de los Yankees en Panamá lo descubrió y le propuso jugar en EEUU.

El resto es historia.

Con el equipo neoyorquino ganó cinco títulos de Serie Mundial, fue el Jugador Más Valioso en la Serie Mundial de 1999, participó en 13 Juegos de las Estrellas y en 2003 fue el Más Valioso de la Liga Americana.

Desde ese momento, el jugador panameño se convirtió en el mejor “cerrador” que el equipo ha tenido, hasta el año 2013, cuando anunció su retirada.

Por su parte, Trump señaló que el exlanzador de Yankees contaba con un talento entregado “por Dios”.

“Puede que sea el más grande lanzador en la historia del béisbol”, dijo Trump.

Además de sus gestas deportivas, el mandatario destacó la fe de Rivera al asegurar que era “un hombre humilde guiado por una profunda fe cristiana”.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, la oficina de prensa presidencial señaló el trabajo “fuera del campo de juego a través de la Mariano Rivera Foundation, mediante la cual ha ofrecido educación e inspiración a niños de bajos recursos, apoyándoles para alcanzar un mejor futuro”.

Rivera, amigo personal de Trump desde hace años, es el copresidente del Consejo Presidencial sobre Nutrición, Actividad y Nutrición.

Es el quinto deportista condecorado con la medalla de la Libertad desde que Trump llegó a la presidencia en 2017 junto con el golfista Tiger Woods; los baloncestistas Jerry West y Bob Cousy; y el de fútbol americano, Roger Staubach.

La condecoración sirve para destacar la labor de personas que “han realizado contribuciones especialmente meritorias a la seguridad de los intereses nacionales de EE.UU., la paz mundial; o con una trayectoria cultural, pública o privada significativa”.

El galardón fue creado por el presidente John F. Kennedy, quien estableció la concesión de las Medallas de la Libertad en 1963, año en que fue asesinado.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

DEPORTES

87-74. Estados Unidos suda para conseguir su peor puesto en un Mundial

Estados Unidos, vigente campeona del mundo de baloncesto, se tuvo que conformar este sábado con el séptimo puesto del Mundial de China, su peor clasificación histórica del torneo, después de imponerse por 87-74 a una peleona Polonia.

Los polacos, entre los que militan dos estadounidenses -el nacionalizado polaco A.J. Slaughter y el seleccionador, Mike Taylor-, mantuvieron el juego constante y combativo que tan buen resultado les ha dado en el campeonato, para el que no se clasificaban desde hace 52 años.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

¿Esta el país preparado para el voto automatizado?

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending