La Guardia Costera de EE.UU. rescató este lunes al último tripulante del Golden Ray, un buque que volcó la madrugada del domingo con 24 personas a bordo, poco después de abandonar el puerto de Brunswick, Georgia, en el este del país.

Horas después del accidente, las autoridades lograron rescatar a 20 de los tripulantes (seis surcoreanos, 13 filipinos y un estadounidense, que era el piloto del barco).

Imágenes de la escena, publicadas por la Guardia Costera, mostraban un helicóptero estadounidense aterrizando en el Golden Ray, y equipos de rescate evaluando si pueden ingresar al barco por la cubierta.

Pero el fuego, el humo y la carga inestable de la nave los obligaron a retroceder.