Connect with us

INTERNACIONALES

Ingenieros soviéticos y colombianos constituyen narcosubmarinos «indetectables» para transportar toneladas de cocaína

Detrás de la interceptación esta semana en costas gallegas del submarino con un cargamento de cocaína hay, a ambos del Atlántico, dos peligrosas organizaciones delictivas de las que forman parte disidentes de las FARC y de los paramilitares en Colombia; y del narcotráfico gallego, entre ellas la liderada por Sito Miñanco desde la cárcel, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación. Se trata de «un complejo delincuencial» de la más alta peligrosidad y con unas grandes posibilidades económicas para mover voluntades y dotarse de nuevos medios técnicos con los que transportar la droga, como el sumergible que ha sido incautado en Galicia. Para poder desentrañar todo este entramado hay que remontarse a 2004 y 2006 cuando los narcos de ambas partes del Atlántico decidieron poner en marcha un ambicioso plan con el que transportar la cocaína hasta Europa, el cual, ya había sido experimentado anteriormente en el Pacífico. Los sumergibles se construían en el departamento colombiano de Tolima (se hacían llegar al mar a través del río Magdalena) y en Panamá. Pero los planes fracasaron por la vigilancia que tanto las autoridades de Bogotá como las estadounidenses, alertadas de los planes criminales de los narcotraficantes, pusieron en marcha para detectar estos ingenios. Las unidades militares colombianas han llegado a reunir en un «museo» una veintena de estos ingenios que fueron interceptados. Los narcos pusieron entonces sus ojos en el Atlántico y aquí aparece un siniestro personaje que ha pasado por todas las bandas terroristas y delictivas de Colombia, para ponerse al frente del proyecto. Se trata de David Úsuga, alias «Otoniel», «Mauricio» y «Mao», que ha formado parte del Ejército Popular de Liberación (EPL), de las FARC y del grupo paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Vale para una cosa y la contraria, siempre que se trate de estar al otro lado de la ley.

Un “ejército” de la droga

En la actualidad es el máximo cabecilla del Clan del Golfo, jefatura en la que sucedió en 2012 tras la muerte de forma violenta, a su hermano Juan de Dios Úsuga, alias «Giovanny». Es el delincuente más buscado de Colombia que ofrece, al igual que Estados Unidos, sustanciosas recompensas a quien facilite pistas para su captura. La lista de delitos de los que está acusado es interminable. «Otoniel» y los suyos se pusieron en marcha para montar una infraestructura que permitiera, en zonas selváticas inaccesibles, la construcción de los sumergibles. Escogieron la Guayana y Surinam. Se pusieron a buscar a los «ingenieros» necesarios para proyectar y dirigir el ensamblaje, en fibra de vidrio, de las naves. No les resultó muy complicado, ya que muy pronto tenían en plantilla a varios técnicos rusos, que habían servido en la antigua Unión Soviética y de nacionalidad colombiana, que habían pertenecido a la Marina. Los sumergibles del Pacífico no servían. Hacían falta unos más grandes, de unos 20 metros de eslora, con un motor de 2.000 caballos, capaces de transportar hasta 6.000 kilos de cocaína y hacer la travesía en unos 25 días, a una velocidad de ocho nudos. La tripulación está formada por tres o cuatro individuos, uno de los cuales es el encargado de custodiar la droga y otro el «capitán».

El resultado es un artefacto de fabricación artesanal, realizado en fibra, que, además de los depósitos de combustible y cocaína, lleva dos literas para que descansen los que no están al timón, según fuentes policiales. «Otoniel» seleccionó entre los suyos, un auténtico «ejército», a los que consideraba más aptos para el trabajo y los ingenieros les impartieron unos cursillos sobre navegación, orientación en el mar, prevenciones para no morir envenenados por las emanaciones de la cocaína y del combustible, etcétera. Además, se les explicó el funcionamiento de los teléfonos satelitales y radios, que debían de utilizar con claves previamente establecidas y hablar con un lenguaje convenido que no pudiera ser entendido por las Fuerzas de Seguridad. Asimismo, se les indicó que antes de cada travesía se les darían unas coordenadas a las que debían dirigirse y esperar la llegada de otra embarcación, a la que transportarían la droga y a la que se incorporarían ellos mismos, una vez establecidos los mecanismos para hundir el sumergible. Por el precio que cuesta fabricar uno de estos ingenios, entre un millón y medio y dos millones de euros, no merece la pena hacer un viaje de regreso, ya que las ganancias con la venta de la cocaína cubren de sobra la «pérdida de material». El valor de la droga incautada esta semana en Galicia es de unos 100 millones de euros, lo que explica que los sumergibles sean hundidos a sabiendas de que, en las bases de narcos de Surinam y Guayana, ya se están construyendo otros para futuras travesías. No tardaron en ser «botados» los primeros y el plan funcionó. Los destinos iniciales eran zonas marítimas de las Islas Canarias, Azores y África. Todo iba a la perfección, aunque a la Policía Nacional española le llamó la atención que algunas de las tripulaciones que salían a la mar hasta el punto de encuentro, a la vuelta, una vez interceptadas, habían crecido en número. Además, alguno, para llevarse bien con los agentes y buscar beneficios judiciales, les habló de los sumergibles, de los que ya se tenían noticias, ya que las autoridades estadounidenses habían conseguido fotografiar desde el aire a algunos de los sumergibles del narco.

La forma de navegar, a un metro de profundidad y con solo la torreta fuera del agua, por la que el «capitán» observa lo que ocurre y trata de otear posibles peligros, los hacen prácticamente indetectables para el radar, que los puede confundir por su tamaño con una ballena o una ola grande. Las sonoboyas que EE UU distribuye por los mares y que son controladas por sus aviones tampoco terminaban de encontrar la fórmula para detectar esta nueva forma de transporte. Los expertos de la Policía saben que, en algún lugar entre las Islas Canarias y las Azores, hay un «cementerio» de sumergibles, entre 15 y 20, que fueron hundidos por sus tripulantes una vez realizada la entrega de la cocaína a otra embarcación.Los cabecillas del narco gallego (están implicadas tres organizaciones; hay sospechas sobre la de Sito Miñanco), se pusieron de acuerdo con los Clan del Golfo, para acercar las entregas a las costas españolas.

Así fue la huida

Se sabe que en los últimos años se han realizado dos travesías anuales con hasta 6.000 kilos de cocaína. Y así llegamos a lo ocurrido esta semana, cuando tres narcos, dos ecuatorianos y un español, decidieron hundir el sumergible que traían desde Surinam. Llevaban diez días esperando a que se presentase la embarcación que iba a recoger la droga y a ellos. Además, fallaba el motor y no quedaba combustible para muchas aventuras. El tiempo era infernal. Una combinación de factores que les hizo desistir. La citada embarcación no llegó a la cita gracias a la intensa vigilancia que mantenían en la zona unidades de la Guardia Civil y del Servicio de Vigilancia Aduanera. Las pesquisas comenzaron cuando el Centro de Análisis y Operaciones Marítimas en materia de Narcotráfico (MAOC) alertó al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). Un operativo de la Benemérita fue el que sorprendió la maniobra de hundimiento y la huida de sus tres tripulantes, que finalmente serían detenidos por la Policía tras su huida.

Un líder sin escrúpulos

«Otoniel», el alias que corresponde a David Úsuga, uno de los criminales más buscados de Colombia, es el cabecilla del Clan del Golfo y uno de los responsables del entramado «narconaval» que delincuentes de aquel país y de Galicia han montado para transportar la cocaína a Europa a borde de «sumergibles». Este individuo tiene el dudoso honor de haber formado parte de las bandas terroristas de extrema izquierda y extrema derecha que han operado en el territorio colombiano. En el famoso «proceso de paz», que una facción disidente de las FARC ha hecho añicos, fue desmovilizado hasta en dos ocasiones, pero siempre volvió a las andadas. Que se haya interceptado uno de sus «submarinos» supone una pérdida parcial para sus planes ya que cuando uno parte hacia Europa, hay otro en construcción. Sus ingresos por el narcotráfico le permiten comprar voluntades y evitar, al menos hasta ahora, su captura.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

INTERNACIONALES

El boxeador Floyd Mayweather pagará el funeral de George Floyd

El ex campeón de boxeo Floyd Mayweather ofreció pagar los servicios funerarios y conmemorativos de George Floyd, y la familia aceptó la oferta.

Mayweather personalmente ha estado en contacto con la familia, según Leonard Ellerbe, CEO de Mayweather Promotions. Se encargará de los costos del funeral el 9 de junio en la ciudad natal de Floyd, Houston, así como otros gastos.

Floyd, un hombre negro, murió el 25 de mayo después de que un policía blanco de Minneapolis presionó su rodilla contra el cuello de Floyd mientras Floyd estaba esposado y decía que no podía respirar. Su muerte provocó protestas en Minneapolis y en todo el país, algunas de las cuales se volvieron violentas.

Originalmente, TMZ informó la oferta de Mayweather y dijo que también pagará los servicios en Minnesota y Carolina del Norte.

“Probablemente se enojará conmigo por decir eso, pero sí, definitivamente está pagando el funeral”, dijo Ellerbe a ESPN.com el lunes.

Mayweather, que vive en Las Vegas, no ha conocido a la familia Floyd.

Mayweather, quien se retiró invicto después de 50 peleas, ganando cinco títulos de división, también pagó el funeral de un oponente. Mayweather ganó su primer campeonato mundial cuando detuvo a Genaro Hernández por el título súper pluma del CMB en 1998. Hernández murió 13 años después de cáncer, y Mayweather se hizo cargo de los gastos del funeral.

Mayweather es considerado uno de los mejores boxeadores de su generación. Entre los boxeadores campeones que derrotó antes de retirarse en 2017, se encuentran Manny Pacquiao, Canelo Álvarez, Oscar de la Hoya y Miguel Cotto.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

INTERNACIONALES

Policías de Florida, Nueva York y Nueva Jersey se arrodillan en solidaridad protesta

Nueva York

Agentes de Florida Nueva York y de Camden (Nueva Jersey) se han arrodillado o alzado un puño al paso de las manifestaciones en contra del racismo, en un gesto de solidaridad hacia las protestas que ayude a recobrar la normalidad, lejos de la violencia de estas noches en múltiples ciudades de Estados Unidos con enfrentamientos entre ciudadanos y las fuerzas del orden.

Tras tres días de violentas protestas en varias ciudades de EE.UU por la muerte con tintes racistas del afroamericano George Floyd a manos de un agente blanco en Mineápolis, oficiales de policía en el distrito neoyorquino de Queens y en Manhattan se arrodillaron junto a los manifestantes de este domingo, con una rodilla en el suelo.
Al menos tres oficiales se arrodillaron en la calle en la intersección de Jamaica Avenue y 165th Street alrededor del mediodía de hoy mientras los manifestantes los vitoreaban y les agradecían el gesto

Los policías, con la cabeza gacha, se unieron para leer los nombres de hombres y mujeres negros que murieron a manos de la policía. Después se pudo ver a los manifestantes y a los oficiales dándose la mano y abrazándose.
Más tarde, este domingo por la noche, miles de manifestantes se reunieron en Foley Square, en el Bajo Manhattan, cantando a los agentes “NYPD, arrodíllate”. Después de algunos comentarios de la multitud, al menos cuatro policías se arrodillaron y se oyeron fuertes vítores.

Aleeia Abraham, presidenta del grupo comunitario BlaQue Resources Network, que ayudó a organizar la protesta de Queens, dijo al New York Post que el momento de la unidad allí fue “muy sorprendente”. “Ninguno de nosotros había visto algo así. En ese momento, entendieron por qué estábamos tan enojados”.
Los policías habían sido invitados a arrodillarse por el pastor de The Excelling Church, que también ayudó a organizar la protesta.
El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, compartió en las redes sociales el video en el que se veía a varios agentes de Queens arrodillados y comentó: “Así es como comienza el cambio”.

Este mismo gesto se pudo apreciar en la policía de Camdem, en Nueva Jersey, y en diferentes puntos de Nueva York, como en Times Square, también se pudo apreciar a agentes de policía negros alzar el puño izquierdo en señal de protesta y solidaridad con las manifestaciones antiracistas.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Esta usted de acuerdo con un debate presidencial

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending