Connect with us

INTERNACIONALES

Presidente de México revela un posible caso de coronavirus se evalúa en Tamaulipas


El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se evalúa un caso de coronavirus en México y que hoy se daría más información.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se evalúa si se dio un caso de coronavirus en Tamaulipas, además de que se descartó otro por completo.

En su conferencia de prensa mañanera, el mandatario explicó que “hay dos posibles casos de coronavirus en México, pero uno ya está descartado y el otro se encuentra en observación. Estamos atentos”.

“El coronavirus está siendo atendido. Si tenemos más información, hoy y mañana se dará a conocer”, dijo López Obrador.
Institutos de salud en China han confirmado que han fallecido 9 personas a causa de este mal, aunado a que hay alrededor de 440 personas infectadas.

Ayer, autoridades estadounidenses dieron a conocer que en el estado de Washington se dio un caso confirmado de este mal, lo que representó la llegada del coronavirus al continente americano.

Derivado de esta situación, las dependencias gubernamentales en México han solicitado evitar los viajes “no esenciales a China”.

El virus fue clasificado por la Comisión de Salud de China como un coronavirus relacionado con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo, es una enfermedad infecciosa clase B; hasta el momento ya se ha presentado en China (donde se dio el primer contagio), en Tailandia, Corea y Japón.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

INTERNACIONALES

Estados Unidos bloquea ayuda a Cuba enviada por Jack Ma desde China

La Habana

Un cargamento de asistencia para enfrentar el coronavirus, enviado a Cuba por el hombre más rico de Asia, Jack Ma, ha resultado bloqueado por el embargo que Estados Unidos impuso a la isla desde hace seis décadas, dijeron funcionarios cubanos.

El embajador de Cuba en China, Carlos M. Pereira, dijo en su blog esta semana que la fundación de Ma intentó enviar el mes pasado a Cuba 100.00 mascarillas y 10 equipos para diagnosticar COVID-19, así como otros materiales, como respiradores artificiales y guantes.

Cuba era uno de 24 países de la región que recibirían las donaciones anunciadas el 21 de marzo por la Fundación Jack Ma, que también envió asistencia similar a otros países, incluso a Estados Unidos.

Los funcionarios cubanos aseguran que la división de transporte de carga de Avianca Airlines, con sede en Colombia, declinó trasladar la asistencia a Cuba porque la principal accionista de la aerolínea es una compañía con sede en Estados Unidos y está obligada a acatar el embargo comercial contra Cuba. El embargo tiene dispensas cuando se trata de asistencia alimentaria y médica, pero las compañías a menudo temen implicarse en operaciones de financiamiento o transporte debido al peligro de que les impongan multas o enfrenten juicios por el embargo.

Diversos grupos de derechos humanos han exhortado a Estados Unidos a que levante las sanciones contra Venezuela, Cuba e Irán durante la pandemia de coronavirus a fin de permitir un mayor flujo de asistencia. El gobierno del presidente Donald Trump dice que los gobiernos de esos países serían los únicos que saldrían ganando con una disminución de las sanciones.

Una portavoz de Avianca remitió una pregunta de The Associated Press a una portavoz de la compañía de Ma, Alibaba, que no ha respondido un correo electrónico en el que se solicitaba que hiciera declaraciones.

Cuba ha cerrado sus puertos aéreos y marítimos salvo para carga esencial y vuelos de gobierno a fin de prevenir nuevos casos importados de coronavirus en la isla. Hasta el viernes en la mañana, Cuba tenía 269 casos confirmados, 3.241 personas en cuarentena, 15 pacientes recuperados y seis fallecidos.

Una localidad del oeste de Cuba fue aislada completamente para impedir la propagación de la enfermedad.

Cuba tiene un sistema de salud universal gratuita y una alta tasa de personal médico, 95.000 para una población de 11 millones, pero labora sin mucho del equipo que suele estar disponible en países desarrollados.

El bloqueo de la asistencia debería ser “una acción inconcebible en un momento de crisis global”, pero “no nos sorprende”, dijo Carlos Fernando de Cossío, director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. “Es el tipo de obstáculos que Cuba confronta de manera cotidiana para asegurar las necesidades básicas del país”.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

INTERNACIONALES

¿Por qué el coronavirus se enseña en Italia y España?

Demografía, sociabilidad, falta de tests y reacción tardía explican que los dos países sumen el 44% de muertos mundiales.

Con 15.300 y 11.700 muertos, Italia y España hace días que dejaron atrás a la región china de Wuhan, origen de la pandemia, y encabezan el triste ranking de víctimas por coronavirus en el mundo. Ambos países suman el 44% de los muertos globales, mientras representan sólo el 1,4% de la población mundial.

¿Por qué la Covid-19 se ha ensañado en este rincón del Mediterráneo? ¿Mala suerte? ¿Mala gestión? ¿Existen factores que explican su mayor vulnerabilidad que otras zonas? ¿O, simplemente, Italia y España han enfilado primero una senda que otros seguirán más tarde?

Los interrogantes están encima de la mesa de los expertos, que advierten que es pronto para conclusiones pues están ante un virus aún muy desconocido. “No estamos seguros de por qué, ni siquiera de si Italia y España han sido golpeados más duramente que el resto de países europeos”, dice Leon Danon, epidemiólogo de la Universidad de Exeter y miembro del equipo que asesora al Gobierno británico.

Algunas hipótesis, sin embargo, toman fuerza. Si hay un elemento al que apuntan los datos de forma constante, es que la edad es clave: la Covid-19 golpea mucho más letalmente a la gente mayor. La pirámide demográfica de Italia y España, con una población envejecida, indica que son más vulnerables ante el virus. “La famosa dieta mediterránea y la longevidad están jugando en vuestra contra”, resume Danon.

Los expertos advierten que aún no está claro si los dos países mediterráneos van peor o sólo primero

La demografía explica algo, pero no todo. La edad media en Italia (45,9) y España (44,9) está por encima de la china (38,4) o la británica (40,5), pero no tanto de la surcoreana (43,7) o la alemana (45,9).

La estructura social mediterránea, las costumbres y modos de relacionarse, han contribuido, afirma Àlex Arenas, catedrático de Ciencias de la Computación y Matemáticas de la Universidad Rovira i Virgili. “Somos una sociedad muy familiar, en la que los abuelos cuidan a los niños al salir del cole. Y somos de abrazar y besar, de quedar con los amigos para tomar algo. Es distinto en el norte de Europa, no digamos en los países asiáticos, donde el contacto físico es mínimo y todos llevan mascarilla”.

Arenas censura el mensaje martilleado durante semanas desde las autoridades desaconsejando el uso de mascarillas, que él usa desde enero: “Hay que ser negligente o ignorante para decir que no sirven. Lo que pasa es que no hay suficientes porque no se hizo acopio. Claro que sirven. No tanto para protegerte a ti sino a los demás si eres tú el infectado y no lo sabes”.

Promedio del contados diarios con personas mayores de 70 años
Promedio del contados diarios con personas mayores de 70 años (Diseño web LV)

Los italianos Paolo Surico y Andrea Galeotti, profesores de Economía en la London Business School, señalan un estudio del 2008 que analiza el contacto entre grupos de edad en ocho países europeos para determinar su impacto en la propagación de enfermedades infecciosas. España no sale, pero Italia sí, y es razonable creer que los datos serían parecidos: los ancianos italianos tienen mucho más contacto con niños y jóvenes que los alemanes.

Surico y Galeotti comparan estadísticas en Italia o Corea del Sur. El 29,9% de los infectados coreanos tiene entre 20 y 29 años; en Italia son el 3,7%. Ahí, en cambio, el 41,3% tienen más de 70 años, frente al 8,7% coreano. ¿Cómo, si es el mismo virus? La diferencia es que Italia sólo hace tests a los casos más graves; Corea ha testeado de forma masiva y no sólo a los enfermos.


Todos los expertos consultados coinciden que los tests son el factor clave que explica la propagación o contención de la epidemia. Alemania, que comenzó en enero y ahora hace 500.000 pruebas por semana, “tiene una imagen más clara que otros de la parte del iceberg que está escondida bajo el agua”, dice Maier.

Arenas utiliza otra metáfora: la del bosque que arde. En Alemania y Corea los tests permitieron una detección precoz de los focos del incendio. En Italia y España, en cambio, los fuegos ardieron descontroladamente hasta que no hubo más remedio que imponer medidas de confinamiento, cortafuegos para romper las cadenas de contagio.

“Gracias a estos cortafuegos poco a poco logramos contener el incendio. Pero aún arde –advierte Arenas–. Toca entrar en el bosque y mirar árbol por árbol, ver cuáles ya están quemados y no suponen ningún peligro, y cuáles siguen en llamas y amenazan a árboles sanos”. Realizar tests de la forma más masiva posible será el único modo de levantar las restricciones paulatinamente, opina. Mientras no lleguen los tests, considera imperativo imponer el uso de profilaxis física, mascarilla y guantes para el día a día laboral cuando se relaje el confinamiento.

También Surico y Galeotti ven en los tests la única salida. “A la opinión pública no se le está diciendo suficientemente claro que el aislamiento no es una solución, sino sólo un aplazamiento del problema. Nos permite ganar tiempo, pero hay que aprovecharlo”, dicen los economistas. Apuestan por hacer tests “de forma inteligente, con muestras estadísticamente representativas”.

Algunos con más dureza y otros menos, pero todos están de acuerdo en algo: España, que tuvo el precente de los vecinos italianos, tardó en reaccionar. “Recuerdo mirar los números españoles a principios de marzo y pensar: ¿por qué no están haciendo nada?”, dice Maier. “El hecho de que no se tomase ninguna acción contribuyó sin duda al rápido crecimiento y una vez la infección está en todas partes la única forma es cerrarlo todo”, reflexiona Danon.

“España tenía dos semanas de ventaja respecto a Italia, pero no las hemos sabido aprovechar”

“Teníamos dos semanas de ventaja respecto a Italia pero no las hemos sabido aprovechar”, lamenta Arenas. “España no se ha tomado en serio la ciencia fundamental tras esta pandemia, que no es sanitaria sino física y matemática. Los modelos con los que trabajamos apuntan, desde hace mucho, a una explosión invisible de casos. Europa está muy conectada con China, millones de personas se desplazan cada día, de forma que era inevitable que el virus llegase aquí, y más con una enfermedad que no muestra síntomas hasta pasados unos días de la infección”.

Arenas señala que en Asia no se esperó tanto para imponer medidas agresivas de aislamiento social y control de la movilidad. Bastaron 30 muertos en China, mientras que Italia esperó a los 463 y España, a los 200. Alemania impuso un primer cierre parcial con 28 muertos.

Los científicos sin embargo creen que Italia y España, desgraciadamente, serán pronto alcanzadas por otros países. “Lo que veremos en EE.UU. será catastrófico”, augura Arenas.

¿Los costes sociales del Covid-19 serán peores que la enfermedad?

  • 84.52% (59149)
  • No15.48% (10841)

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Esta usted de acuerdo con un debate presidencial

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending