Connect with us

CIENCIAS

Asesores políticos chinos discuten cómo evitar consumo de animales salvajes

BEIJING, 21 mar (Xinhua) — Asesores políticos nacionales chinos asistieron el viernes a una sesión quincenal para discutir sobre cómo poner fin al dañino y peligroso hábito de algunas personas de consumir animales salvajes.

Se ha de intensificar tanto la educación como las sanciones para concientizar a la ciudadanía de la necesidad de eliminar el consumo de animales salvajes, manifestó Wang Yang, presidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), quien presidió la reunión y pronunció un discurso.

Wang instó a los asesores políticos a hacer su aporte en el rechazo al consumo de animales salvajes y contribuir con su experiencia y conocimiento para lograr la eliminación de esta reprochable costumbre.

En la reunión, 12 asesores políticos y representantes académicos presentaron sus sugerencias al respecto. Mientras tanto, cerca de 270 asesores políticos dieron a conocer sus puntos de vista a través de una plataforma móvil del Comité Nacional de la CCPPCh.

Los asesores políticos sugirieron que el contenido relativo a la protección de la vida silvestre y la salvaguardia de la seguridad de la salud pública debería incluirse en el plan de estudios de la educación obligatoria.

También pidieron esfuerzos para mejorar las leyes y reglamentos relacionados, establecer una plataforma nacional pública unificada para la presentación de informes, y endurecer en gran medida las sanciones por actos ilegales de consumo de animales salvajes.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

Diseñan un aparato que permite tratar pacientes de coronavirus fuera de la UCI

La University College London (UCL), el University College Hospital de Londres y Mercedes Formula One, han logrado diseñar en tiempo récord un dispositivo que suministra oxígeno a los pulmones sin necesidad de utilizar un respirador tradicional y que permitirá tratar a pacientes con coronavirus sin necesidad de que ingresen a una unidad de cuidados intensivos (UCI).

El dispositivo, conocido como presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), empuja una mezcla de oxígeno y aire a través de la boca y la nariz a una velocidad continua, lo que permite aumentar la cantidad de oxígeno que ingresa a los pulmones pero sin necesidad de que la persona sea sedada, como sucede con los respiradores tradicionales, que además son más invasivos porque requieren que el paciente sea intubado.

La UCL informó en un comunicado que desde el miércoles 18 de marzo, los ingenieros de UCL y HPP y los médicos de UCLH han estado trabajando las 24 horas en el centro de ingeniería MechSpace de la UCL para «hacer ingeniería inversa de un dispositivo que puede ser producido rápidamente por miles». Su uso además ha sido aprobado por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA).

Esta «ayuda respiratoria», como le llaman sus creadores, se fabricó dentro de un período de tiempo muy rápido: pasaron menos de 100 horas desde la reunión inicial hasta la producción del primer dispositivo. En este momento, se entregarán cien dispositivos a UCLH para hacer ensayos clínicos, e inmediatamente se producirá un «rápido despliegue a hospitales de todo el país antes del aumento previsto de los ingresos hospitalarios» por el Covid-19.

«La colaboración, apoyada por el Centro de Investigación Biomédica UCLH del Instituto Nacional de Investigación en Salud, demuestra la forma en que las universidades, el NHS y la industria se han unido para ayudar a la respuesta nacional al brotede coronavirus, proporcionando tecnologías vitales para el NHS que puede permitirles atender a pacientes que requieren asistencia respiratoria», reza el comunicado.

Los informes de Italia indican que aproximadamente el 50% de los pacientes que recibieron ayuda respiratoria mediante un dispositivo CPAP no necesitaron de ventilación mecánica invasiva. Sin embargo, estos dispositivos son escasos en los hospitales del Reino Unido y esta versión supone una considerable mejora de los ya existentes.

Una paciente ingresada por coronavirus
Una paciente ingresada por coronavirus – AFP

La profesora consultora de cuidados intensivos de UCLH, la profesora Mervyn Singer, aseguró que «estos dispositivos ayudarán a salvar vidas al garantizar que los respiradores, que son un recurso limitado, se usen solo para los enfermos más graves» y añadió que «esperamos que hagan una verdadera diferencia en los hospitales de todo el Reino Unido al reducir la demanda de personal de cuidados intensivos y camas, así como ayudar a los pacientes a recuperarse sin la necesidad de una ventilación más invasiva».

«Estamos agradecidos de haber podido reducir un proceso que podría llevar años en cuestión de días», aseguró por su parte el profesor Tim Baker, de Ingeniería Mecánica de UCL, que explicó que «trabajamos durante todas las horas del día, desmontando y analizando un dispositivo sin patente. Mediante simulaciones por computadora, mejoramos aún más el aparato para crear una versión de vanguardia adecuada para la producción en masa». Además, señaló que «tuvimos el privilegio de poder recurrir a la capacidad de la Fórmula Uno, una colaboración posible gracias a los estrechos vínculos entre UCL Mechanical Engineering y HPP».

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

Así está luchando la ciencia contra el coronavirus

Los fármacos empleados para combatir la Covid-19 fueron aprobados para otras indicaciones y se han reciclado. También se están probando dos vacunas en humanos.

Cuando aparece una crisis como la provocada por el nuevo coronavirus, no hay tiempo para desarrollar armas específicas para afrontarla. Los nuevos fármacos requieren mucho tiempo para probar su seguridad, pero hay una manera de saltarse algunos pasos. Es conocida la historia de la Viagra, que fue creada para tratar la angina de pecho y se convirtió en un éxito de ventas cuando se vio que favorecía las erecciones. Algo parecido se está haciendo con los medicamentos para la Covid-19: se están reciclando fármacos con otros usos para ver si tienen capacidad contra este virus o sus efectos.

Hay varios productos que se están probando en enfermos, algunos en ensayos más avanzados que otros. Además, ya se estudia el uso de plasma sanguíneo de personas que ya han superado la enfermedad y han generado anticuerpos como tratamiento para la Covid-19. Por último, en una búsqueda a más largo plazo, pero que también puede evitar del todo la enfermedad en lugar de solo paliarla, como hacen los antivirales, se están probando ya varias vacunas potenciales.

Como recuerda la Agencia Española del Medicamento, “aunque existen numerosos ensayos clínicos en marcha, no existe por el momento evidencia procedente de ensayos clínicos controlados que permitan recomendar un tratamiento específico para SARS-CoV-2”. Sin embargo, la necesidad y la falta de alternativas hace que ya se estén proporcionando varios productos prometedores.

Remdesivir

Este fármaco fue desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead para tratar el ébola. Aunque en un análisis comparativo resultó menos eficaz que al menos otros dos fármacos para el ébola, su actividad antiviral en experimentos con el nuevo coronavirus le dio una segunda vida. Se ha utilizado con buenos resultados en pacientes infectados por el SARS-CoV-2 y ya hay dos ensayos clínicos en China, dos más en España y otros coordinados a nivel internacional para probar su efectividad. Se esperan los primeros resultados en abril.

Lopinavir/Ritonavir

Es parte del cóctel de antirretrovirales que se emplea para contener el VIH. Este tratamiento se hizo conocido porque fue empleado por médicos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla para tratar con éxito al primer caso de contagio registrado en España del SARS-CoV-2. Pero un caso individual de éxito no se convierte automáticamente en un tratamiento probado que se puede ofrecer con confianza a los pacientes de forma general.

En un ensayo clínico en China con 200 pacientes, este tratamiento antiviral no mostró un efecto beneficioso significativo respecto a un grupo de control que recibió el tratamiento habitual. No obstante, los autores no descartan que otros estudios puedan demostrar un beneficio. Entre otras cosas, se plantea que la dosis empleada para tratar el VIH no sea suficiente para el coronavirus y que un incremento pueda mejorar los resultados.

Cloroquina e hidroxicloroquina

Ambos medicamentos se empezaron a utilizar contra la malaria, pero su uso más frecuente ahora es el tratamiento de enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis. Su potencial frente al SARS-COV-2 es, por un lado, que se ha observado su capacidad para aniquilar los virus, pero además tiene efectos antiinflamatorios, algo que ayudaría a los pacientes con peor pronóstico.

Por el momento no hay ensayos clínicos publicados que prueben la eficacia de ninguno de estos fármacos, pero hay más de 20 en marcha, principalmente en China, según la Agencia Española del Medicamento. “Se considera que el nivel de evidencia todavía es bajo y se basa en los datos preclínicos y de seguridad en otras indicaciones”, apuntan. En experimentos de laboratorio, se ha visto que la cloroquina tiene efectos contra el SARS-COV-2, pero no ha demostrado actividad en modelos animales o en humanos frente al virus de la gripe, el dengue o el Chikungunya.

Plasma sanguíneo

Otro de los tratamientos experimentales para hacer frente a la avalancha de enfermos es la transfusión directa de plasma sanguíneo de personas que se han recuperado de la infección. En España, se está preparando un ensayo clínico en el que se probaría la efectividad del plasma hiperinmune. Esta estrategia ya se utilizó en la gripe de 1918. En aquella pandemia, que mató a 50 millones de personas, los ensayos clínicos de la época mostraron que el plasma de los supervivientes reducía la letalidad del virus a la mitad.

Otros tratamientos

Además de los mencionados anteriormente, hay una decena más de compuestos que se emplean experimentalmente para frenar el avance de la enfermedad en casos sin alternativas. El tocilizumab o el sarilumab, por ejemplo, son inmunosupresores empleados para enfermedades como la artritis reumatoide que se utilizan para controlar procesos inflamatorios provocados por el virus.

Las vacunas

La OMS ha publicado una lista de más de 40 candidatos a vacunas en los que están trabajando equipos de todo el mundo. Por el momento, solo dos grupos han comenzado con la primera fase de ensayos clínicos en humanos con el fin de probar la seguridad y la capacidad para provocar una respuesta inmune. En primer lugar, la vacuna mRNA-1273, desarrollada por científicos del NIAD (Instituto Nacional para las Alergias y las Enfermedades Infecciosas) en colaboración con la compañía estadounidense Moderna. Este equipo, dadas las circunstancias y de una forma poco habitual, ha comenzado a probar su vacuna directamente en humanos, aunque a la vez se están realizando los habituales ensayos con animales. El segundo proyecto es el desarrollado por la empresa china CanSino Biologics en colaboración con la Academia Militar de Ciencias Médicas de China. Aunque existen posibilidades de que a finales de este año haya alguna vacuna que demuestre su utilidad, aún serán necesarios meses para producirlas en masa y que lleguen a quienes las necesiten.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Esta usted de acuerdo con un debate presidencial

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending