Connect with us

Manuel Santos Mercedes

Algo no le huele bien al hombre de los espumantes. Por Manuel Santos Mercedes

Por Manuel Santos Mercedes

Santo Domingo. Julio Martínez Pozo descolchò su espumantes este martes revelando unos supuestos números que ofrecería este miércoles la encuesta Greenberg-Diario Libre.

Dijo que en esa publicación Abinader viene con 51, el Penco con 37, lo que calificó como una conspiración a la cual también sumó a Bernardo Vega y su encuesta Mark Penn.

Algo no le huele bien al hombre de los espumantes.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

Manuel Santos Mercedes

Guido Gómez Mazara: La narcotización de la política

Guido Gomez Mazara

Desde que el comunismo se diluyó como argumento descalificador en la arena política, el narcotráfico constituyó el nuevo “cuco” de sectores partidarios que, encontraron la clásica argumentación para impugnar a sus adversarios y estructurar el nuevo monopolio de la ética, revestido de afán de adecentamiento de la sociedad. Innegablemente, el efecto pernicioso de las drogas no se puede reducir al nivel de penetración en nuestros jóvenes, sino la dramática inversión de valores que produce en amplísimos segmentos seducidos por la idea de la acumulación inmisericorde sin importar el método para crecer patrimonial mente.

El problema de la visibilidad del fenómeno del narcotráfico tiende a deformarse en la medida que lo circunscriben al exponente marginal sin extender sus niveles de penetración en franjas que gozan de inobservancia y complicidad. Históricamente, se edificó el criterio de que el barrio, callejón, los centros urbanos poseían los niveles de funcionalidad y control de todo el aparato de compra y venta de estupefacientes, pero en la medida que los capitales comenzaron a tornarse inocultables, tanto el ascenso económico de sus beneficiarios como la tolerancia de entidades financieras abrieron las compuertas en el interés de darle validez a sus “exponentes” por el flujo de recursos inagotables. De ahí, que el tránsito a la partidocracia sirvió de receptor por excelencia de un modelo de “lavado” que encontró en la lógica clientelar la fuente de validación democrática para su ingreso a las organizaciones en capacidad de armarle una legitimidad en ámbitos impensables.

Cuando en el marco del tramo final de la campaña electoral, el oficialismo intenta narcotizar el debate, se parte de una manipulación rastrera que tiene como meta calcar experiencias anteriores utilizadas con tanta vileza que en el registro de los ciudadanos se interpreta con claridad. No es perseguir ni establecer políticas públicas efectivas para perseguir, sancionar y traducir a la acción de la justicia a los responsables de las actividades del narcotráfico, sino hacer un ejercicio electorero puramente coyuntural y conveniente, tendente a colocar las instituciones y el aparato estatal en la dirección de obtener ventajas en la contienda presidencial y congresional del próximo 5 de julio. Lo absurdo es que la sociedad sea burlada porque en los últimos 8 años la administración llamada a combatir las drogas en el país “encuentre” en la oposición la mayor carga de responsabilidad de un flagelo que, si existiera un verdadero interés en conculcarlo, se podrían establecer las bases de unificar a la nación alrededor de políticas públicas efectivas. Pero como la canción de La Lupe: falsedad bien ensayada, estudiado simulacro.

El sector gobernante reproduce el esquema articulado contra Peña Gómez, Milagros Ortiz, Hipólito Mejía, contra mí, Leonel Fernández y ahora lo insertan en la campaña del cambio que representa Luis Abinader. Lo cierto es que nunca segundas partes fueron buenas, y el contexto del país que decidirá las elecciones no se parece a la sociedad de hace 20 años debido a que los mecanismos y/o acceso a la información combinados con una simple observación ciudadana no excluyen las cuotas de responsabilidad de la gestión institucional que desbordó los ámbitos del elemental sentido de compañerismo al momento de introducir el expediente descalificador contra el que ejercía la categoría de jefe del partido.

Lo políticamente evidente es que la narcotización del debate representa el último recurso de la candidatura de Gonzalo Castillo que, disminuida en los sectores medios y altos por el tema de la corrupción, introduce un componente viejo pretendiendo obtener resultados ventajosos. Así, paga y estimula el proceso de degradación del debate intentado sacar provecho y confundir a una franja de electores que poseen la suficiente información de un fenómeno que creció y se multiplicó con mayor intensidad durante los gobiernos del PLD.

La oposición no debe dejarse “entretener” porque la meta es que nos concentremos ante una provocación que nos distrae frente a lo esencial: articular una mayoría y defender el voto.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Manuel Santos Mercedes

“Lo de Gonzalo lo puede hacer un dueño de colmado..no es un líder empático”, afirma Olaya Dotel

Gonzalo no ha logrado construir legitimidad en la clase media, que a su vez influye en las clases populares

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La politóloga Olaya Dotel afirmó que si bien el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, logró cierto nivel de popularidad con el reparto de comida y el asistencialismo social, no será suficiente para que logre el apoyo ciudadano suficiente para ganar las elecciones.

Al unísono, la académica y analista política sostuvo que Luis Abinader, candidato del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), tiene altas posibilidades de ganar en primera vuelta las elecciones del 5 de julio.

“Ese recurso ya está agotado. No te puedes limitar a que eres una persona que resuelve y ya. Lo que hace Gonzalo lo puede hacer un dueño de un colmado, un dueño de un almacén”, precisó.

Dijo que Gonzalo Castillo tiene problemas para comunicarse y construir vínculos reales con los diversos sectores sociales.

“Gonzalo no ha logrado construir legitimidad en la clase media, que a su vez influye en las clases populares”, explicó.

Rechazó que Gonzalo Castillo sea un líder empático, porque el hecho de asistir de manera puntual a una persona, no significa que que el candidato del PLD conozca de la problemática de un segmento social. Consideró que la empatía significa conectar con los sectores sociales, conocer de sus problemáticas y anhelos.

Luis Abinader se proyecta ganador

La politóloga Olaya Dotel afirmó que todas las encuestas dan como ganador a Luis Abinader en primera vuelta.

“Hubo una baja a raíz de la pandemia, pero Luis Abinader se ha recuperado. Aunque se trata de un contexto complejo, pero todo indica que es Luis Abinader quien tiene mayores posibilidades”, precisó.

Olaya Dotel fue entrevistada en el programa A partir de ahora, de Acento TV.

El programa A partir de Ahora, de Gustavo Olivo Peña, en Acento TV, se transmite en los siguientes canales 38 de Claro, 39 y 439 de Altice, 41 de Star Cable de Santiago de los Caballeros. Horarios: 7, 8 y 11 de la MAÑANA; 4 Y 7 de la TARDE, con repeticiones en los horarios de MADRUGADA y resumen el fin de semana. También se puede disfrutar en el portal AcentoTV.do y Acento.com.do, además del canal de Youtube Acento TV y en Instagram

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

El 5 de julio por quién votaría usted

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending