Connect with us

OPINIONES

EL CAMBIO EN LA LOGICA DE JOSEPH FOUCHE: Por Felipe Castro.

¡Vengan todos; entren todos! fue el grito esgrimido antes de las pasadas elecciones de una entidad de la sociedad civil, con el fin de provocar un cambio en la conducción de la cosa pública que necesita esta sociedad vapuleado por la más descarada corrupción e impunidad de Danilo Medina y sus secuaces.

Alcanzado dicho objetivo, el Entren to’ propiciado por ese sector, parece, ya no tener sentido, puesto que después del triunfo electoral, dicho grupo ha dado un giro excluyente inversamente proporcional a la intensidad del llamada de unidad que represento el Vengan to’ para formar la denominada coalición opositora.

La génesis del cambio de actitud de los revolucionarios de marra, es por el hecho de que el candidato electo se ha mostrado abierto, flexible y transparente, en la escogencia del funcionariado que le acompañara en su gestión de gobierno. ¡Ojala! que ese grupo extra partido, por su exceso de protagonismo, no confunda la apertura incluyente del elegido, con una pseudo influencia sobre él, creyéndose tener el poder de decidir a quién nombrar y a quien no nombrar para que le acompañe en las tareas del Estado.

Impulsar un cambio alejado de la diversidad sectorial, no es posible y si se diere sería cualquier cosa, menos un cambio. Para éste, el protagonismo debe sustentarse en la figura institucional del partido revolucionario moderno, que si por casualidad de la vida, fracasa el deseo de cambio, será el único responsable y si el cambio es exitoso la responsabilidad seria compartida.

Si el cambio es exitoso las golondrinas se arrogan el triunfo y si hubiere fracaso las golondrinas alzaran vuelo.

El exceso de protagonismo conjuntamente con el mar de debilidades más la ansia de poder, que son intrínsecas al Ser, pueden torpedear el anhelo de revolución institucional que posa en el colectivo nacional, ¡que Dios nos aleje del espíritu de una lucha al estilo de Jacobinos y Girondinos de la Francia del 1789!; de lo malo de esa histórica lucha revolucionaria Francesa debemos solo tomar lo bueno que pudo tener el legendario Joseph Fouché; el carnicero de Lyon; su paciencia y sagacidad para lograr su fin y rechazar su cinismo, sus soterradas intrigas, su temeridad estratégica y su patético transfuguismo, cuyos ítems les hicieron beneficiario de poderes con la consecución de la revolución Francesa.

Tomar como paradigma las maquinaciones al estilo del varias veces jefe de policía de la Francia de Napoleon, Rabert Pierre, Vergniaud, y los Luises, provocaría la atomización de la mayoría ganadora en el recién pasado proceso electoral. Eso no es inteligente, si se toma en cuenta el poderío económico que tienen los que saldrán del poder el 16 de agosto próximo, los cuales tienen los perfiles demostrados a la enésima expresión del verdugo de Lyon, los que dividido sus contrarios, no escatimarían esfuerzos para poner en marcha su poderío económico, afín de arengar en protesta por todo el país, la máquina de la rebelión de las masas, al estilo de la Francia revolucionaria del Siglo XVI, y hacer sucumbir el deseo de cambio esperado por nuestra sociedad.

El icono de la temeridad para impedir nombramientos que contribuirían con el cambio, debe raerse de las mentes calenturientas de aquellos que están alrededor del presidente electo, y en vez de intrigar, mejor deben propugnar por un ideal revolucionario anti injusticia al estilo del Manifiesto de Fouché denominado; L’ Instruction de Lyon; que propugno por la igualdad política, económica y social de las personas. Si este manifiesto en los actuales momentos se le aplica a los patrimonios, de los corruptos, públicos y privados sin distingo en nuestro país, desde la fundación de la republica hasta la fecha, ese hecho se traduciría en un verdadero cambio que resarciría satisfactoriamente, a las presentes y futuras generaciones.
Felipecastro23@hotmail.com

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

OPINIONES

La poderosa ‘OTAN’ del PLD se desintegra tras derrota electoral

Por Manuel Figueroa

Santo Domingo, RD

La “OTAN”, el poderoso bra­zo político que determinó en las últimas dos décadas el crecimiento y triunfo elec­toral del gobernante Partido de la Liberación Dominica­na (PLD), se acaba de desin­tegrar.

El grupo élite del influyen­te Comité Político comenzó a debilitar sus fuerzas con la división del PLD en octubre pasado, y sucumbió defini­tivamente tras la aplastante derrota del 5 de julio.

En el mundo político do­minicano el poderío de la “OTAN” era un símil de la te­mida Organización del Tra­tado del Atlántico Norte, que garantiza la seguridad y li­bertad de sus miembros a través de medios políticos y militares.

Su estructura, sin estar avalada por los estatutos, lle­gó a integrar los miembros del Comité Político Eucli­des Gutiérrez Félix, el ex­vicepresidente Rafael Al­burquerque, Alejandrina Germán, José Ramón Fa­dul, César Pina Toribio, Rei­naldo Pared Pérez, Francis­co Javier García, Julio César Valentín, Alma Fernández, Bautista Rojas Gómez, Ra­món Ventura Camejo y Abel Martínez.

Aunque no era frecuente la deserción en la “OTAN”, se afirma que uno de los fun­dadores, el presidente Danilo Medina, que fungió de coor­dinador sin designación, sa­lió luego de un enfrentamien­to con el expresidente Leonel Fernández. También Franklin Almeyda se retiró en un mo­mento determinado porque le rechazaron una posición, y Germán nunca estuvo có­moda al considerar que fo­mentaba el grupismo.

El tiro de gracia

En definitiva, la “OTAN” sin tener en cuenta la frugali­dad en cada encuentro, lle­gó a considerarse un ente de equilibrio cada vez que la sangre amenazaba con lle­gar al río, cuando se agudi­zaron los enfrentamientos internos entre los grupos da­nilistas y leonelistas.

Sus miembros, transfor­mados en burócratas y “tu­tumpotes”, olvidaron los principios partidarios po­niendo piedras en el camino a muchos dirigentes pele­deístas, mientras se desvin­culaban con el paso de los años de los reclamos de la población.

Cuando estalló el sig­ma en el proceso de prima­rias internas del PLD el año pasado, ya la magia de la “OTAN” había sido eclip­sada por los acontecimien­tos de 2015, donde se incli­naron por la reelección del presidente Medina permi­tiendo aplastar la propues­ta contraria del expresidente Fernández.

La historia se replicó con mayores consecuencias el año pasado porque la ma­yoría del subgrupo se iden­tificó públicamente con los lineamientos internos del presidente Medina, ora con los nuevos intentos de re­elección, ora con las pro­puestas de reforma constitu­cional. ora con la escogencia de un candidato adverso a Fernández.

“Vamos presos todos”

Fue evidente el desdén de la “OTAN” por reasumir su pa­pel mediador y por primera vez minimizó los efectos ne­gativos de una división, ad­hiriéndose la mayoría de sus miembros a la corriente que apoyó a Gonzalo Castillo al sostener que el PLD ganaba con cualquier candidato.

Desde entonces desapa­reció de su vocabulario la recurente advertencia lapi­daria de que: “Sigan con sus confrontaciones, porque si nos dividimos y perdemos las elecciones vamos presos todos”.

No obstante, sorprendió cuando un mes antes de las primarias del 6 de octubre la mayoría de miembros del Comité Político anunció pú­blicamente su respaldo al precandidato presidencial Gonzalo Castillo, un delfín del presidente Medina.

Cuando el expresiden­te Fernández, que quedó en tercer lugar en las elecciones de julio, anunció su dimi­sión del PLD, tras denunciar un fraude en su contra en las primarias abiertas, dijo: “El equilibrio partidista se res­quebrajó. La facción grupal, ahora en forma de categoría de Estado, se instaló en el Co­mité Político, a través de la creación de un cenáculo que para un partido de vanguar­dia recibió un nombre extra­ño e inapropiado: la OTAN”.

Y expresó algo más: “Esa oligarquía de hierro opera en forma de una casta. No tiene visión de partido, en el senti­do de ser una organización que integra y representa a to­dos sus miembros. Se com­porta en forma autoritaria”, que se reúne siempre con an­ticipación a los encuentros del CP para llevar sus pro­puestas previamente acorda­das, y así dominar en el máxi­mo organismo de dirección política del partido morado.

O como se quejó la tam­bién precandidata presiden­cial del PLD, Maritza Her­nández, en su cuenta de Twiter: “Me venció el poder @DaniloMedina. Me asesi­nó la OTAN-CP, porque me atreví a mantener mis aspira­ciones presidenciales del 6 de octubre”, luego de que no fue seleccionada para formar par­te del máximo órgano de esa organización política el 31 de octubre.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

Ramón Valdez

Las nuevas realidades de la República Dominicana. Por Evaristy Jiménez

El 16 agosto estaremos en presencia de un nuevo ciclo de la política en el país, con un Presidente que está conformando un equipo de trabajo con la mayor competencia posible dentro de cada una de las carteras del Estado para hacer políticas públicas que puedan empezar a dar un giro a las tantas demandas de la ciudadanía.

Pero este nuevo gobierno tiene muchos retos, al igual que toda la humanidad y la sociedad en su conjunto también tendrá que mandar un mensaje de esperanza en estás circunstancias que nos encontramos.

Después que el economista Max Otte en su libro titulado “Que viene la Crisis” profetizó el crash de nuestro sistema financiero mundial y que hizo fondo en el 2009 en los Estados Unidos y que se mantiene en nuestro tiempos con turbulencias constante en la mayoría de los sistemas financieros y que las economías están en franca crisis antes de la llegada de la pandemia.

Ahora esta crisis económica se está agudizando ya que la producción mundial de bienes y servicios a nivel global están realmente en un momento de dificultad y que su magnitud no se alcanza a ver en estos instantes.

Esas realidades están presentes en nuestra República Dominicana dónde la administración que inicia dentro de pocos días tiene que enfrentar varios frentes al mismo tiempo, la salud, la economía y la modernización del Estado que está pendiente en el sentido que las reformas en la nueva dinámica mundial son constantes y meteóricas en relación a la rapidez que crecen los avances tecnológicos que cambian constantemente nuestras formas de relacionarnos en el trabajo, en los estudios y en la cotidianidad.

Las estructuras del Estado Dominicano deben ser revisadas y muchas reformadas como el Presidente manifestó en su campaña y que pone de manifiesto en estos días dónde ha dicho claramente la desaparición de entidades que no deberían estar en funcionamiento y que la última reformas tienen como punto de inflexión mucho más de 20 años, lo que indica que el proceso de transformación es necesario y urgente para adecuar muchas instituciones a la realidades del siglo XXI.

Para eso necesitamos estadísticas confiables de población, de negocios en funcionamiento, una restructuración de la educación, entendiendo que estamos en un momento donde la competencia y la actitud son vitales para el desarrollo de nuestro capitales humanos desde la infancia hasta su estado productivo como jóvenes, dónde se necesita humanismo con creatividad para formas ciudadanos proactivos con una visión de cooperación y rentabilidad con el principal objetivo de hacer mejores hombres y mujeres para los retos que tendremos que enfrentar juntos en estos tiempos de crisis mundial.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Sorry, there are no polls available at the moment.

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending