Connect with us

INTERNACIONALES

Boeing pierde $ 2,400 millones en el segundo trimestre

Boeing informó el miércoles que perdió $ 2,400 millones en el segundo trimestre del año y desacelerará su producción y recortará más empleos, una medida que la demanda de aeronaves comerciales se reducirá durante la pandemia del coronavirus.

Las pérdidas superaron por mucho las expectativas de Wall Street; al igual que su desplome de ingresos, que cayeron en un 25%.

“La realidad es que el impacto de la pandemia en el sector de la aviación sigue siendo severo”, dijo el director general David Calhoun. Agregó que las pérdidas están demostrando sus compras, retrasando las entregas y definiendo el mantenimiento opcional, “y todo esto afecta a nuestro negocio y nuestras ganancias”.

Calhoun dijo que tomará alrededor de tres años volver al nivel de pasajeros de 2019. El martes, un grupo comercial de la industria de protocolos informados que los traslados aéreos no recuperarán los niveles previos a la llegada de la pandemia hasta, por lo menos, 2024 , un año más que el pronóstico anterior. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo citó la incapacidad de Estados Unidos y de países en desarrollo para contener el coronavirus.

Debido al menor interés de las búsquedas por adquirir nuevos aviones, Boeing Co. dijo el miércoles que reducirá su producción de modelos 787 y 777 y que demorará la presentación de un nuevo modelo de gran capacidad, el 777X, por todo un año hasta 2022. La compañía estudiará la posibilidad de cerrar una de sus plantas en las que se fabrica el 787: una de ellas se encuentra en Seattle y la otra en Carolina del Sur.

Además, Boeing dejará de construir la versión de carga del enorme 747 en 2022, lo que significa el fin del emblema jumbo jet.

La compañía pospuso el anticipado regreso del polémico 737 Max, al que le ha impedido volar desde marzo de 2019 luego de estar involucrado en dos desastres en los que murieron 346 personas. El director financiero Greg Smith dijo que Boeing especificó la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) permitirá que la compañía reanude sus entregas del Max en el último trimestre del año, un trimestre después que el estimado más reciente de la compañía.

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

INTERNACIONALES

Se eleva a 113 muertos y 4.000 heridos tras explosión en Beirut

Al menos 113 personas murieron, más de 4.000 resultaron heridas y hay más de 100 desaparecidos en las dos enormes explosiones ocurridas en el puerto de que devastaron barrios enteros de la capital de , mientras los socorristas continuaban buscando este miércoles más víctimas en medio de las ruinas humeantes.

“Hasta ahora, más de 4.000 personas han resultado heridas y más de 100 han perdido la vida. Nuestros equipos todavía están llevando a cabo operaciones de búsqueda y rescate en las áreas circundantes”, dijo el comunicado de la Cruz Roja.

“Es una catástrofe en todos los sentidos”, lamentó el titular de Salud, Hamad Hassan, al ser interrogado por la televisión cuando visitaba un hospital de la capital. “Los hospitales de la capital están todos llenos de heridos”, subrayó, antes de pedir que se trasladen a otros heridos a los centros hospitalarios de las afueras de la capital.

El Gobernador de Beirut, Maruan Abboud, afirmó hoy que aún hay más de 100 desaparecidos y más de 200.000 personas se han quedado sin casa tras la explosión.

“Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”, declaró el primer ministro durante la reunión del Consejo Superior de Defensa, según declaraciones citadas por un portavoz en rueda de prensa. El nitrato de amonio es un fertilizante químico y también un componente de explosivos.

Antes, el director general de la Seguridad General, Abas, Ibrahim, había dicho que las explosiones podrían deberse a “materiales altamente explosivos confiscados desde hace años”, pero agregó que la investigación determinará la “naturaleza exacta del incidente”.

No obstante, los responsables deberán “rendir cuentas”, dijo por su parte el primer ministro, Hasan Diab, quien pidió a los “países amigos” a ayudar a Líbano.

“Hago un llamado a todos los países amigos y a los países hermanos que aman a Líbano a estar a su lado y ayudarnos a curar nuestras heridas profundas”, dijo el primer ministro.

Beirut fue declarada “zona de desastre”, anunció por su parte el Consejo superior de Defensa libanés.

El presidente del Líbano, Michel Aoun, llamó para proveer refugio a todos aquellos que se han visto desplazados por la deflagración.

Columnas de humo blanco y también de color rojizo se elevan sobre el área del puerto, ubicado en la costa mediterránea.

El ministro de Sanidad, Hamad Hasan, ha ordenado a todos los hospitales que reciban a los heridos y que el tratamiento sea a cuenta del ministerio.

“Es una catástrofe dentro (del puerto). Hay cadáveres en el piso. Ambulancias se llevan los cuerpos”, dijo a la AFP un soldado en las cercanías del puerto.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

INTERNACIONALES

Líbano: aumentan al menos a 100 los muertos y a más de 4 mil los heridos tras explosión en Beirut

Los residentes de Beirut confrontaron el miércoles una escena de total devastación, un día después de una potente explosión en el puerto que sacudió toda la capital de Líbano, causó al menos 100 muertos y miles de heridos y dejó bloques enteros llenos de cristales y escombros.

Del puerto, donde imponentes silos de grano quedaron medio destrozados, seguía saliendo humo. La mayor parte del centro de la ciudad estaba llena de vehículos daños y de escombros que cayeron de las dañadas fachadas de los edificios.
Al menos 100 personas murieron y más de 4.000 resultaron heridas, explicó George Kettaneh, funcionario de Cruz Roja Líbano, agregando que la cifra de víctimas mortales podría aumentar.

No estuvo claro qué causó la explosión, que parecía haber sido provocada por un incendio y que tuvo la fuerza de un terremoto. Fue la más potente registrada nunca en la ciudad, que estuvo en la primera línea durante la guerra civil (1975-1990) y ha soportado conflictos con la vecina Israel y periódicos ataques y bombardeos terroristas.
Decenas de personas estaban desaparecidas y sus familiares pidieron ayuda para encontrarlos a través de las redes sociales. Una página de Instagram llamada “Localización de victimas de Beirut” se llenó de fotos de desaparecidos y los conductores de los programas de radio leyeron los nombres de los heridos y desaparecidos durante la noche. Muchos residentes se trasladaron a casas de amigos o parientes luego de que sus departamentos quedaron dañados y se curaron sus propias heridas porque los hospitales estaban desbordados.

Líbano estaba ya al borde del colapso por una grave crisis económica que causó protestas multitudinarias en los últimos meses. Los hospitales enfrentaban un repunte de contagios de COVID-19 y preocupa que el coronavirus pueda propagarse más a medida que la población desborde los hospitales.
No había evidencia de que la explosión fuese un ataque. En su lugar, muchos líbaneses achacaron el incidente a las décadas de corrupción y mal gobierno de una clase política estancada que gobierna la nación mediterránea desde la guerra civil.
El Hospital Universitario Saint George, uno de los principales centros privados de la ciudad y que había estado recibiendo pacientes con COVID-19, estaba fuera de servicio el miércoles tras sufrir graves daños. Un médico, que se identificó como Dr. Emile, dijo que 16 trabajadores y pacientes, incluyendo cuatro enfermeras, murieron en la explosión. Declinó dar su apellido por cuestiones de privacidad.
La explosión también hirió a miembros de las fuerzas de paz de Naciones Unidas en la zona. Bangladesh dijo que 21 miembros de su Marina estaban heridos graves y uno crítico. Italia, uno de los principales contribuidores a la misión UNIFIL, reportó un herido.
El ministro del Interior, Mohammed Fahmi, dijo a una televisora local que el incidente parecía estar provocado por la detonación de más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en un almacén del puerto desde que fueron confiscadas en un mercante en 2013.
Expertos en explosivos y las imágenes de video sugieren que el nitrato de amonio podría haberse prendido por el incendio que pareció producirse en un almacén cercano que contenía fuegos artificiales.

El nitrato de amonio es un ingrediente habitual en los fertilizantes, pero también puede ser altamente explosivo. Se usó en un atentado en la Ciudad de Oklahoma en 1995, cuando un camión con 2.180 kilos (4.800 libras) de fertilizante y combustible destrozó un edificio federal matando a 168 personas e hiriendo a cientos más.
Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona portuaria el miércoles tras la entrada de una excavadora para retirar los restos. Un joven suplicó a los soldados que le dejasen pasar a buscar a su padre, desaparecido desde el incidente. Fue redirigido a un funcionario del puerto que tomó nota de los detalles.
En uno de los distritos más afectados, Achrafieh, trabajadores de defensa civil y soldados trataban de localizar a los desaparecidos y limpiar los escombros. Al menos un hombre seguía atrapado bajo las piedras de un viejo edificio que se vino abajo. Los voluntarios le dieron una botella de oxígeno para ayudarle a respirar mientras otros trataban de liberarle una pierna.
El estallido destrozó numerosos edificios de apartamentos, lo que podría dejar a una gran cantidad de personas sin hogar en un momento en que muchos libaneses han perdido su empleo y han visto como sus ahorros se evaporaban por al crisis monetaria. También preocupa cómo hará el país para seguir importando casi todos los bienes de primera necesidad con su principal puerto devastado.
En un breve discurso televisado, el primer ministro, Hassan Diab, pidió a todos los países y amigos de Líbano que amplíen su ayuda afirmando que “Estamos siendo testigos de una catástrofe real”. El dirigente reiteró su promesa de que los responsables del desastre pagarán por ello, sin comentar la causa.
Líbano, una pequeña nación que alberga a más de un millón de sirios que huyeron de la guerra en su país, tiene además un problema de seguridad alimentaria.
El mayor silo de grano del puerto está gestionado por el Ministerio de Economía y Comercio. Imágenes tomadas el miércoles por The Associated Press con drones mostraron que la explosión derribó esos depósitos, arrojando su contenido entre los escombros y la tierra. El país importa alrededor del 80% de su suministro de trigo, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
Las estimaciones sugieren que cerca del 85% del grano de la nación estaba almacenado en los silos ahora destruidos.
En declaraciones publicadas por la agencia noticiosa estatal, el ministro de Economía y Comercio, Raoul Nehme, dijo que todo el trigo almacenado en el depósito estaba “contaminado” y no podía usarse. Sin embargo, insistió en que hay suficiente para cubrir las necesidades inmediatas del país. Según Nehme, Líbano importará más trigo.
Varios países han prometido ayudar a Líbano a afrontar las consecuencias de la explosión, e incluso Israel ofreció ayuda humanitaria. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que visitará el país el jueves para ofrecer su apoyo a las autoridades locales.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Sorry, there are no polls available at the moment.

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending