Connect with us

CIENCIAS

Como se organizó e inició el viaje del “Descubrimiento” de América. El encuentro de dos mundos

Cristóbal Colón nació en Génova, Italia. Fue un navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador general de las Indias Occidentales al servicio de la Corona de Castilla.

La CONQUISTA de América ( porque no fue un descubrimiento, a nuestro juicio fue una conquista) constituye el más importante de los acontecimientos de la modernidad de la época.

Es un resultado que tienen sus causas en los cambios particulares y generales que se producían en el siglo XV.

Son muchas las causas de la Conquista de América, pero hay una que es la más importantes de todas, la cual es, la necesidad que tenían los europeos de buscar la entrada de especias procedente del oriente, sin tener que pasar por Constantinopla, que había sido conquistada por los turcos; la idea era buscar una ruta mercantil para evitar pagar los altos impuestos que cobraban los turcos, ya que las especias eran básicas para la dieta, como para la conservación de las carnes.

Esa historia que siempre nos vendieron de que la idea era llevar la evangelización y la religión católica a otros lugares, no es mas que una excusa. La conquista tenía un elemento eminentemente comercial.

Cristóbal Colón era un visionario entusiasta, creía en sus proyectos, es por esta razón y en su seguridad que decide acercarse a los Reyes Católicos, presentarle su proyecto y que estos lo aceptaran. Además tenía el apoyo de personajes claves de la corte castellana.

En la negociación con los reyes, Colón exigió que se le concediera el titulo hereditario de Almirante del Mar Océano, el cargo de virrey y gobernador además del diez por ciento de las ganancias del descubrimiento.

El 17 de abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe, que fueron pactadas por Fray Juan Pérez, representante de Colón y Juan de Coloma, secretario de Fernando el Católico. Es un documento suscrito por sus majestades en la localidad de Santa Fe en las afueras de Granada y que señala los acuerdos alcanzados con Cristóbal Colón relativos a la expedición que se planeaba hacia el desconocido occidente.

La Corona procuró dos carabelas y una Nao, que encargó a los vecinos de Palos de Moguer por mandato real, así como también solicitó a las ciudades costeras de Andalucía, abastecimientos y pertrechos militares. Se eximió a Colón del pago de derechos y se le concedió la categoría de Embajador de Sus Majestades ante el Gran Khan.

No resultó fácil al genovés reunir una tripulación. Para los marineros, Colón era un desconocido con fama de iluso, por lo que les sorprendió el respaldo que suponía el real documento leído en la iglesia de San Jorge, en mayo de 1492. Martín Alonso Pinzón prestó a Cristóbal un apoyo decisivo, gracias a la intervención de fray Juan Pérez y procuró la leva de la tripulación para las dos carabelas y una Nao ( La Santa María) , ya preparadas. En junio de 1492 comenzó el alistamiento.

VIAJE DEL DESCUBRIMIENTO

Con dos carabelas, la Pinta, la Niña y la Nao Santa María (esta última propiedad de Juan de la Cosa, quien embarcó en ella como maestro o piloto), bajo el mando, respectivamente de Martín Alonso Pinzón, Vicente Yáñez Pinzón y del mismo Colón, se hicieron a la mar el 3 de agosto de 1492 en el puerto de Palos y se dirigieron hacia las islas Canarias, donde permanecieron unos dias para reparar algunos desperfectos de la Pinta y la Niña y para que Colón realizara algunas visitas antes de zarpar el océano.

Continuaron viaje el primero de septiembre desde Las Palmas.

Dos incidentes notables ocurrieron en la lenta travesía: la desviación observada en la aguja de la brújula (que achacaron a la variación de la latitud de 28 a 24), y el creciente nerviosismo de los marineros, después de un mes de navegación sin resultados.

Esta variación de la latitud provocada por el mal tiempo en la travesía, hizo que el rumbo variara. De haber seguido el rumbo, hubiesen llegado a las actuales costas de la Florida .

La inquietud se hizo crítica el 7 de octubre, poco antes de avistar tierra.

Colón y los hermanos Pinzón colaboraron para sofocar algunos conatos de rebelión.

En la madrugada del 12 de octubre, Rodrigo de Triana, lanzó el grito de ¡TIERRA! La expedición arribó a una islita del archipiélago de las Bahamas, fruto del desvio, que los naturales conocían por Guanahaní y que el marino llamó San Salvador . Colón tomó posesión de ella en nombre de la Corona de Castilla y Aragón, treinta y dos días después de salir de las Canarias.

Tras recorrer varias islas, en las que se detuvo poco, llegó el 27 de octubre, guiado por las noticias recibidas de los arauacos, a una isla mayor, Cuba. Desembarcó en el puerto de Bariay en el extremo oriental de la isla, que bautizó con el nombre de Juana.

Entrando por la bahía que él denominó San Nicolás, Colón llegó a la isla AYITI como le llamaban los aborígenes y que significa “Tierra entre montañas” por la parte norte , el 5 de diciembre de 1492. La llamo LA HISPANIOLA.

Colón y sus compañeros encontraron que la isla estaba habitada por una gran población de amistosos indios Taínos (Arawacos), quienes le dieron la bienvenida a los exploradores.

Colón estableció un asentamiento improvisado en la Costa Norte, cerca de la ciudad actual de Cap Haïtien, el cual llamó La Navidad (por ser el 25 de diciembre). Usó los restos de la carabela Santa María, que había dado contra un arrecife coralino y zozobrado.

La tierra “descubierta” era fértil, pero lo más relevante para los españoles fue la gran cantidad de oro, el cual intercambiaban por trueque con los nativos, quienes se adornaban con joyas, o extrayéndolo de los depósitos aluviales de la isla.

En principio, cuando los conquistadores españoles llegaron, fueron amigables , pero luego respondieron violentamente contra la intolerancia y abusos de los colonizadores.

Colón inició el regreso a España el 16 de enero de 1493. La Pinta y la Niña se separaron en el camino debido a una tempestad.

Los hermanos Pinzón llegaron en la Pinta a Galicia y el Almirante, en la Niña (que había recalado en las Azores, donde tuvo dificultades legales con los portugueses de las islas) arribó al puerto de Lisboa.

Después de muchos inconvenientes regresó al puerto de Palos de Moger , desde donde se trasladó a la actual Barcelona, para reunirse con los Reyes Católicos, que le recibieron como correspondía a la magnitud de la empresa realizada.

Ya para el segundo viaje del Almirante a la Hispaniola en 1493, encontró que el fuerte de la Navidad había sido arrasado y eliminados sus habitantes. No obstante a esto, no pudo detener el interés del Viejo Mundo en la expansión y su cruzada de “esparcir el Catolicismo” excusa utilizada por lo colonizadores para ocupar estas tierras; Colón estableció un segundo asentamiento, La Isabela, más hacia el Este, en la misma Zona Norte.

Los conquistadores trataron en múltiples ocasiones de establecer colonias en la costa norte de la Hispaniola, pero finalmente se estableció el primer asentamiento permanente en el Nuevo Mundo en la costa Sur de la isla, Santo Domingo, luego de las Devastaciones de Osorio

Con el control de los colonizadores españoles, se nombró la isla entera con el nombre de Santo Domingo. Los indicios de la presencia de oro y una población de nativos dóciles, los cuales eran explotados como obreros , fue el anzuelo para atraer a muchos españoles durante los primeros años. La mayoría , simples aventureros que, por lo menos inicialmente, estaban más interesados en adquirir rápidamente riqueza mas que en asentarse en la tierra.

La creencia de que había llegado a la India hizo que Colon llamara indios a los habitantes del Nuevo Mundo. Colón murió pensando que había llegado a las Indias.

De las consecuencias del descubrimiento de América, la más importante la constituye el encuentro de los mundos Europeo-Americano, a partir de la experiencia histórica de “La Española”

Use Facebook to Comment on this Post

Advertisement

CIENCIAS

Fuerza Aérea de Estados Unidos estudia la armadura del escarabajo para fabricar aviones

Es parte de un proyecto de la Fuerza Aérea estadounidense que explora cómo la biología de criaturas como la langosta mantis y el muflón pueden generar materiales resistentes a impactos.

Nueva York. La armadura del escarabajo le permite resistir el picoteo de las aves, las pisadas de animales e incluso el peso de un Toyota Camry que le pasa por encima. Ahora los científicos están estudiando esa armadura en la esperanza de que ofrezca ideas para diseñar edificios y aviones más resistentes.

“Estos escarabajos son durísimos”, dijo el ingeniero civil de la Purdue University Pablo Zavattieri, parte de un grupo de investigadores que le pasaron por encima al insecto con un auto como parte de un nuevo

¿Cómo hace este insecto casi indestructible para soportar esos pesos? La especie cuenta con una compleja armadura que parece un rompecabezas, según el estudio de Zavattieri y sus colegas, publicado en la revista Nature del miércoles. Su diseño, dicen, podría inspirar estructuras y vehículos más duraderos.

Para comprender qué hace tan resistente este insecto de una pulgada, los investigadores probaron primero cuánta presión podían soportar. Algunos resistieron una compresión equivalente a 39,000 veces el peso del animalito. Otros cedieron a un tercio de ese peso.

Acto seguido los investigadores usaron microscopios electrónicos y escáners para examinar el esqueleto externo y tratar de determinar qué lo hace tan duro.

Como ocurre a menudo con los escarabajos, los élitros —una capa protectora en las alas— se hacen más duros y resistentes con el correr del tiempo. De cerca, los científicos se dieron cuenta de que esa coraza se beneficiaba de una estructura con ribetes y capas que parece un rompecabezas.

Al ser comprimida, comprobaron que la estructura se resquebrajaba lentamente, en lugar de partirse de una.

“Cuando aflojas”, dijo Zavattieri, “no se desarma. Solo se deforma un poco. Eso es fundamental”.

El estudio podría serle útil a los ingenieros que diseñan aviones y otros vehículos con materiales, como acero, plástico y yeso. Actualmente los ingenieros usan pins, tornillos, soldaduras y adhesivos para ensamblar todo. Pero estas técnicas pueden deteriorarse.

En la estructura de la armadura del escarabajo, la naturaleza ofrece una alternativa “interesante y elegante”, dice Zavattieri.

Dado que los diseños inspirados en el escarabajo se resquebrajan en forma gradual y previsible, es más fácil examinar las fisuras para determinar el estado de una pieza, según Po-Yu Chen, ingeniero de la Universidad Nacional Tsing Hua de Taiwán, que no participa en la investigación.

El estudio del escarabajo es parte de un proyecto de 8 millones de dólares de la Fuerza Aérea estadounidense que explora cómo la biología de criaturas como la langosta mantis y el muflón pueden generar materiales que resisten los impactos.

“Tratamos de ir más allá de lo que ha hecho la naturaleza”, expresó el coautor del estudio David Kisailus, ingeniero de la Universidad de California de Irvine.

La investigación es un nuevo esfuerzo por buscar soluciones a los problemas humanos en la naturaleza, de acuerdo con el biólogo Colin Donihue, quien no participa en el estudio. El velcro, por ejemplo, fue inspirado por una estructura de la corteza espinosa de algunas plantas. Los adhesivos artificiales se copiaron de las patas pegajosas del geco.

Donihue dijo que hay una cantidad de cosas en la naturaleza que pueden ayudar. “Estas adaptaciones son producto de milenios de evolución”.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

CIENCIAS

Buscadores de metales hallaron un tesoro de la época colonial en Rosario


Macuquinas de plata, balas de cañón, medallas jesuíticas y partes de armas de avancarga, de los siglos XVI y XVII, son algunas de las piezas encontradas en esa ciudad de Santa Fe. “Esta actividad no es lucrativa, es un hobby”, indicó uno de los “detectoristas”.

Macuquinas de plata, balas de cañón, medallas jesuíticas y partes de armas de avancarga, de los siglos XVI y XVII, son algunas de las piezas encontradas bajo tierra en Rosario y sus alrededores, por modernos ‘detectoristas’, o buscadores de objetos históricos.

En la ciudad de Rosario existen cerca de 50 ‘detectoristas’, tal como se autodenominan, puesto que para hallar objetos metálicos bajo la tierra utilizan precisamente un instrumento electrónico llamado detector de metales.

Esta actividad no es lucrativa, es un hobby, pero produce adrenalina por la expectativa de hallar algún objeto o tesoro metálico bajo la tierra“, contó Alberto Chiaramonte, ‘detectorista’ local con oficio y algunos hallazgos importantes.

Chiaramonte, que se inició con un detector básico hace seis años “ sin saber nada de la actividad”, dijo que terminó convirtiéndose “ en un estudioso de las monedas y armas” históricas, que fue encontrando bajo tierra rosarina y entrerriana.

Detalló que entre los hallazgos más importantes, se encuentran “macuquinas del siglo XVI y XVII, balas de cañón, algunas partes de armas de avancarga, estribos, balas de avancarga, hebillas y medallas jesuíticas”.

“Lo más interesante son las macuquinas, primeras monedas que se hicieron en América, que no tienen la forma redonda de las monedas actuales, sino que son pedazos de metal (plata) que se golpeaban con un cuño”, explicó.

“Lo importante de estas monedas que se hacían en Potosí y Lima, era el peso, los gramos de plata“, subrayó, al tiempo que agregó que las macuquinas se hallaron en esta zona “porque en aquella época, Rosario fue posta de diligencias”.

Dijo que esas monedas encontradas “llevan escrito el año y el monograma del Rey, las de medio real, tienen el monograma de Felipe V, y eso indica que son de los años 1.720 al 1.740.

En ese marco, Chiaramonte relató que días pasados, junto otros ‘detectoristas’ rosarinos, en un campo de las inmediaciones de esta ciudad, hallaron “una macuquina, estribos y una moneda de plata, acuñada en Bolivia”.

“Por versiones de historiadores, llegamos a la conclusión que en ese lugar acampó un ejército”, reveló.

También contó que en cercanías de Rosario se encontraron “monedas de Paraguay, hebillas del Ejército y monedas acuñadas en la provincia argentina de La Rioja”.

“Eso es porque una vez que Potosí dejó de pertenecer a la Argentina, pusieron una casa de moneda en La Rioja”, explicó.

Por otra parte, y al brindar detalles del detector que se utiliza para encontrar objetos bajo tierra, Chiaramonte, dijo que “el equipo tiene una bobina (la parte plana que va contra el piso) y emite una señal en una determinada frecuencia”.

“En la parte superior, otra bobina recibe la información y emite distintos sonidos, según los metales y una identificación digital (ID). El tema es que no se puede saber qué tipo de metal es, ya que el aluminio y el oro, suenan igual”, detalló.

Una de las monedas coloniales halladas en la rambla de Rosario.

Use Facebook to Comment on this Post

Continue Reading

ENCUESTA LIBRE

Sorry, there are no polls available at the moment.

Facebook

Twitter #Dominicanos

Advertisement

Trending