Connect with us

INTERNACIONALES

Un periodista expulsado de su patria por un dictador

MIGUEL HENRIQUE OTERO: PELEAR CON LA PRENSA ES LO PEOR PARA UN POLÍTICO

Tomado de El Nacional de Caracas

Los medios de comuni­cación desempeñan un papel fundamen­tal en el funciona­miento del sistema democrático de cualquier país, es­pecialmente durante campañas electorales en la que los partidos proporcionan la información nece­saria con el fin de que los medios hagan eco y los ciudadanos se sien­tan en confianza para ejercer su de­recho al voto de forma libre y justa.

Miguel Henrique Otero, al ser consultado sobre su posición co­mo presidente editor de El Nacio­nal ante el comportamiento de los medios de comunicación luego de los resultados de las elecciones pre­sidenciales en Estados Unidos, en las que grandescadenas informati­vas dieron como ganador al candi­dato demócrata Joe Biden frente al presidente Donald Trump, indicó que no cree que el mandatario re­publicano quiera acabar con la li­bertad de expresión, aunque tomó algunas medidas que generaron rechazo de las organizaciones de medios.

A pesar de ser expulsado de su país, y vivir exiliado en España des­de 2015, manifestó que si retiran las medidas que el régimen inter­puso contra él, regresaría a Vene­zuela.

El papel de los medios de comunicación

“Pelear con los medios de comu­nicación es lo peor que puede ha­cer un político. Cuando estás en la oposición los medios son muy amigables porque estás en la opo­sición, pero cuando llegas al poder y no cumples con lo prometido por supuesto inmediatamente los me­dios que tienen una línea crítica, pues entran en contradicción con el poder”, manifestó Otero este jue­ves en entrevista con el periodista Napoleón Bravo.

El presidente editor de El Na­cional comparó la posición de los medios en Venezuela ante una si­tuación similar. “Nosotros (los me­dios) siempre nos peleamos con los presidentes (Luis Herrera, Car­los Andrés Pérez, Jaime Lusinchi o Rafael Caldera). Pero una cosa es pelearse, podía haber retaliaciones pero nunca como en el caso de Hu­go Chávez y Nicolás Maduro, que es una línea de destrucción de los medios. Es acabar con la libertad de expresión”, dijo.

Aseguró que su posición respec­to a Trump no tiene nada que ver con la actitud de este frente a los medios. “Me parecía un error lo que estaba haciendo. Mi posición tiene que ver con salir de Maduro”, indicó.

¿Cuál será el camino para Venezuela?

Sobre el planteamiento de si Vene­zuela alcanzará la democracia con Biden, pues no se logró con Trump.

Otero explicó que debido a que la política de Trump es bilateral y la de Biden es multilateral, los demó­cratas articularán su política exte­rior con la Unión Europea. “Esto ya se vivió con Barack Obama, cuan­do trató de pacificar a Colombia o aperturar a Cuba”, dijo.

“Esto es lo que yo diría retrasar indefinidamente con el multilate­ralismo que Maduro acepte unas elecciones presidenciales transpa­rentes y libres”, agregó.

Otero destacó que a pesar de las circunstancias en Venezuela se cuenta con un presidente interino como Juan Guaidó y consideró im­portantes los avances del momen­to. Más allá de eso, dijo, “lo más im­portante es hasta cuándo dura el régimen”.

A qué acuerdos se puede llegar con esta gente (el régimen de Ma­duro), que permitan unas eleccio­nes transparentes que saben que las van a perder, además de que salgan del poder”, planteó.

La transición en Venezuela

Otero considera que la confron­tación en Venezuela, ya sea por la resistencia, los sectores populares o incluso una rebelión de las Fuer­zas Armadas, podría funcionar para salir del régimen de Nicolás Maduro.“Es un régimen que se mantiene con la represión, con las alianzas de las fuerzas del mal y un pequeño grupo que lo apoya”, señaló.

Al ser consultado sobre cómo se articularía una transición en Venezuela con personas que pue­dan asumir el reto de “reconstruir algo que está totalmente destrui­do”, Otero dijo: “Hay que empe­zar desde abajo, Venezuela debe volver a ser agrícola, el cambio en el modelo de desarrollo es un ver­dadero desafío. Si se cambia el ré­gimen y los que vengan no están capacitados, el país volverá a caer en lo mismo o en algo peor”.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

INTERNACIONALES

Escasez de gasolina abruma a Puerto Príncipe, Haití

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) – Los habitantes de la capital de Haití se encuentran al borde del agotamiento debido a la escasez de combustible, luego de haber resistido un sismo, el asesinato del presidente, la violencia de las pandillas y secuestros masivos.

Las interrupciones a la entrega del combustible durante más de dos semanas, provocadas por bloqueos de pandillas y secuestros de los conductores de camiones de gasolina, han llevado a los residentes de Puerto Príncipe a una búsqueda desesperada de gasolina y diésel. Los combustibles son usados ​​ampliamente para hacer funcionar generadores, los cuales se deben debido a que el sistema eléctrico del es poco confiable.

Las principales terminales de combustible del país están ubicadas en vecindarios controlados por pandillas, o en sus alrededores, como el de Martissant, La Saline y Cité Soleil, y se ha reportado que algunas pandillas han estado pidiendo pagos por extorsión para permitir el paso de los camiones de combustible.

Las pandillas se han convertido en una fuerza poderosa en Haití. Una de ellas secuestró recientemente a 17 miembros de un grupo misionero estadounidense, y se dio a conocer que exigió un rescate de un millón de dólares por persona para su liberación, advirtiendo que los rehenes serán asesinados si sus exigencias no son satisfechas. De momento no se sabe nada de su paradero.

Las pandillas también han secuestrado a cientos de haitianos, y el gobierno parece incapaz, o renuente, a enfrentarlas.

El país se encontró afectado por el asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio dentro de su residencia.

El sábado se llevaron a cabo protestas en el vecindario de Delmas, donde las gasolineras se han quedado sin combustible. La policía llegó y dispersó a las multitudes con disparos de advertencia de lo que parecían ser balas reales.

Algunas de las redes de telefonía celular del país sufrieron fallas debido a que se acabó el combustible para hacer funcionar los equipos de las torres de telefonía.

Las autoridades del hospital Saint Damien, el centro pediátrico más importante de la capital, indicaron que sólo les quedaba combustible para tres días para hacer funcionar los generadores que alimentan los respiradores y el equipo médico. El hospital puede operar en parte con energía solar, pero eso no brinda la electricidad suficiente para satisfacer todas sus necesidades.

Denso Gay, el director de proyectos del Saint Damien, dijo que la institución está atendiendo a dos pacientes con COVID-19 y también lleva a cabo cirugías urgentes, como cesáreas.

“Estoy muy preocupado”, comentó Gay. “La situación es muy grave”.

“El oxígeno depende de la electricidad. Si no tenemos electricidad para operar el oxígeno y el instrumental (médico), tendremos que suspender ”la admisión de nuevos pacientes, advirtió.

Gay estima que los aproximadamente 5.670 litros (1.500 galones) de combustible restante en los tanques de reserva del hospital durarán apenas unos tres días más.

El hospital suele recibir entregas de unos 11.300 litros (3.000 galones) de combustible dos veces al mes.

“Contactamos a la compañía, y nos dijeron que no pueden hacer entregas, no pueden cruzar la ciudad debido al peligro que corren los conductores”, dijo Gay.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió el domingo que “cientos de mujeres y niños que buscan atención de emergencia en los centros de salud corren el riesgo de morir si no se encuentran soluciones a la escasez de combustible que prevalece en Haití desde hace semanas debido a la inseguridad ”.

Señaló que varios hospitales del país han enviado solicitudes de ayuda directamente al UNICEF ya sus socios.

“Con la inseguridad que prevalece en Puerto Príncipe, las vidas de muchas mujeres en edad de procrear y de bebés recién nacidos están en peligro porque los hospitales que deben prestarles atención vital no pueden funcionar normalmente por falta de combustible. Corren el riesgo de morir si los servicios de salud no pueden darles una atención adecuada ”, dijo Raoul de Torcy, representante adjunto de UNICEF.

La agencia de la ONU Dijo que había conseguido un contrato con un proveedor local para suministrar 37.800 litros (10.000 galones) de combustible a los hospitales de Puerto Príncipe y sus alrededores.

“Pero debido a la inseguridad, el proveedor declaró finalmente que no podía llevar el combustible a la capital haitiana, ni a otras provincias …. debido a que muchos conductores de camiones ya no aceptan circular por los caminos que atraviesan las zonas controladas por pandillas por temor a ser secuestrados ya que les quiten su camión ”, indica.

Mientras tanto, los residentes de la capital se encontraban en una búsqueda desesperada de combustible. Muchas gasolineras cierran durante varios días, y la escasez de combustible es tan grave que el director general de Digicel Haití anunció la semana pasada que 150 de sus 1.500 sucursales en el país no tenían diésel.

Cientos de manifestantes bloquearon caminos y quemaron neumáticos en Puerto Príncipe el jueves para protestar contra la grave escasez de combustible y el aumento de la inseguridad.

Alexandre Simon, profesor de inglés y francés, dijo que él y otros estaban protestando por las terribles condiciones de vida que enfrentan los haitianos.

“Hay mucha gente que no puede comer”, Dijo. “No hay trabajo … Hay muchas cosas que no tenemos”.

Continue Reading

Trending