Connect with us

OPINONES

Me está gustando. Por T.R. Williams

Su estilo, su furor institucionalista y su atractiva frescura política despojada de las perniciosas rémoras del pasado, proyectan al presidente Luis Abinader como el líder histórico que la república dominicana había soñado para procurar los cambios hacia una sociedad mas justa y humana, donde el Estado de Derecho sea una realidad y el respeto a las instituciones y símbolos patrios un sacerdocio inquebrantable.

Luis se está creciendo en el gusto y el sentir popular. En los pocos más de cien días de gobierno bajo su tutela, el Estado está marchando armónico, firme y consolidándose en lo institucional.

Tras su rostro jovial y su sonrisa cautivadora trasciende la firmeza de la idea, del espíritu y la entereza que le caracteriza.

La decisión de corregir todo lo que esta mal cobra sentido en su incipiente gestión, pocos se han atrevido a sugerir despropósitos tendenciados al favoritismo individualista o al continuismo de la francachela nefasta y corrupta que ha diezmado por siglos a la nación.

El puesto no lo ha deslumbrado ni los cortesanos adulones, con rangos y bambalinas, han podido confundirlo ni desviarlo de la misión que al parecer gravita en su existencia: “Servirle con honor a la patria que su padre tanto amó”.

Su firmeza ya es temida por los corruptos de siempre, su valor se manifiesta en el instante en que el absurdo o la amenaza se incorporan.

Su nombre, su estilo y praxis vuelan alto, trascendiendo las fronteras para colocarse en la más representativa valoración de su ejemplo y su accionar: “En sus pocos meses de gestión, es el segundo mandatario mejor valorado del mundo”.

Yo que estuve escéptico al principio y que albergué algunas dudas, hoy confieso que me está gustando y que aspiro a que continúe el ritmo y el fragor de los cambios que se ejecutan bajo este nuevo liderazgo.

Se que como a mi, a muchos dominicanos, más de los que se pueda imaginar, nos está gustando y estamos prestos, como centinelas, a escudar y proteger esta nueva realidad que robustece y da prestigio a nuestra esencia como dominicanos, como pueblo laborioso que busca recuperarse de décadas de latrocinio, abusos e iniquidades

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

OPINONES

El nuevo partidarismo en la República Dominicana

El proceso de cambio en las plataformas partidarias de la República Dominicana es extraño, pero las siglas de los partidos tradicionales en el año 2020 quedó en el pasado.

Este proceso inicio de manera concreta con la extrategia que se realizó desde los gobiernos del Partido de la Liberación (PLD), de absorber a los Partidos tradicionales, cuya estrategia inició con el Partido Reformista y continuó con la recogida de todos los Partidos aliados del acuerdo de Santo Domingo y los aliados tradicionales del Balaguerismo.

Pero en el proceso de las elecciones del año 2008 inició el proceso de socavar las filas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), su extrategia fue mantenerle dividos en temas de interés del Poder interno, que luego se convirtió en la salida de figuras locales hacía las arcas del Estado que terminaban en las filas del gobierno a través de movimientos o de manera directa en las filas del Partido de gobierno.

Las últimas elecciones de medio termino fueron la estocada final para la ruptura del PRD que desemboca en la división posterior a las elecciones del año 2012 que dieron como circunstancia la reestructuración del Partido (ASD), Alianza Social Dominicana, al Partido Revolucionario Mayoritario hoy Moderno (PRM).

Todo esto se hizo en un período tan rápido que no a permitido hasta el momento hacer análisis de la profundidad al respecto de este fenómeno en nuestro país debido a que en los tres partidos tradicionales terminaron aliados en circunstancias distintas entre sí, con alianzas contra producentes y con el único objetivo de solucionar situaciones de carácter particular de sus cúpulas y no por razones de interés nacional o de algún tema que realmente sea de interés que diera a esas alianzas.

La realidad de hoy es que tanto el Partido Reformista (PRSC), El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y ahora el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) pasan a ser Partidos de referencia historica y su influencia real en el país en el caso de los dos primeros y nos atrevemos a decir del último será tan pirrica que estarán luchando por ver cuál de ellos llegará al 05 sin redondeo, es decir, su influencia real en el electorado Dominicano concluyó en las elecciones del año 2020.

Ahora bien, el nuevo escenario partidista de nuestro país tiene un reciclaje efectivo en el PRM que pudo lograr por vez primera la salida real de la militancia de una organización tradicional a una nueva plataforma y lograr en tiempo récord la consolidación de fuerza Mayoritaria y el Poder Político total producto de la ruptura del tradicionalismo que tenía como figura viva y poderosa al hoy desgastado y atrapado PLD.

El surgimiento de una nueva Plataforma con el nombre de la Fuerza del Pueblo que estará tratando de aglutinar a las fuerzas del PLD en su ceno y al sector conservador en sus filas cosa que no pudo hacer en su primer intento, lo que deja abierto un sin número de posibilidades en relación a las nuevas fuerzas políticas que se estarán fraguando en nuestra democracia, el adiós a los viejos partidos deja interogantes muy interesante en nuestro proceso con el inicio de este nuevo ciclo que coincide con el inicio de una década veremos qué estará pasando en la lucha por el poder en nuestro país.

Continue Reading

Trending