Connect with us

PRINCIPALES

Nueva administración de Lotería Nacional dice ahorró alrededor de 160 millones de pesos en los primeros 100 días

Por Yunior Fernández Marcano

Santo Domingo, RD.-La nueva administración de la Lotería Nacional, encabezada por Luis Maisichell Dicent, ahorró alrededor de 160 millones de pesos en sus primeros 100 días de gestión, logrando una reducción del 116% en gastos, en comparación con el último trimestre de las autoridades anteriores.

En una nota de prensa enviada a este medio, indicaron que la institución se encuentra en un proceso intenso de transformación para hacerla más transparente y eficiente.

En los primeros 100 días de gestión, han logrado disminuir un 63% en gastos de nómina pasando de 148, 222,994.35 a 90, 687,485.5 millones de peso, así como un ahorro de 18, 874,456.20 millones de pesos en servicios no personales (servicios básicos y publicidad).

De igual manera, han obtenido un disminución de 508 % en gastos de materiales y suministros, pasando de 6, 761,515.98 a 1, 111,943.13 millones de pesos y en reparaciones extraordinarias han tenido un ahorro de 561,887.10.

Con la creación del restaurante Padre Billini, eliminaron un gasto trimestral de aproximadamente 4 millones de pesos, consiguiendo que todos los colaboradores y ciudadanos de la zona accedan a comida de alta calidad a bajo costo.

“Estamos recuperando los valores que le dieron origen a nuestra lotería, por ello, no sólo cuidamos cada peso invertido, además continuamos las obras de asistencia social mediante la cual hemos entregado alrededor de 11 millones de pesos a organizaciones sociales que trabajan con los sectores más vulnerables del país”, expresó Luis Maisichell Dicent, Administrador General de la Lotería Nacional.

Sostienen, que además del ahorro millonario que han logrado, han creado varios productos comerciales innovadores, como lo es “Extraordinario de navidad 2020” en el que se sortearon 138 premios, todo esto con el propósito de asegurar la sostenibilidad financiera de la institución.

En ese mismo orden, informaron que han realizado alrededor de cinco acuerdos institucionales entre ellos con la Junta de Aviación Civil, en el que otorgan en calidad de préstamo, para uso administrativo, un inmueble valorado en 100 millones de pesos. Con este gran convenio ahorrarán al Estado dominicano alrededor de 81 millones de pesos anuales en gastos y por concepto de alquiler.

Además de todas estas iniciativas, la Lotería Nacional ha desarrollado acciones en favor de sus colaboradores como la Jornada de vacunación H1N1 a 169 personas, aplicación de prueba de detección del COVID-19 a alrededor de 475 personas, Jornada de Inespre en la sede central y en el Club de los Billeteros, acondicionamiento del dispensario médico en la sede central y habilitación de la Asociación de Servidores Públicos.

Señalaron que trabajan en nuevos proyectos, como son la construcción de una planta envasadora de agua, la ampliación de la farmacia Promese Cal y una cooperativa.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PRINCIPALES

Pandilla haitiana “400 Mawozo” pide 17 millones de dólares para liberar misioneros estadounidenses y un canadiense

PUERTO PRINCIPE.- Agencias estadounidenses, incluyendo al FBI, trabajaban en conjunto con las autoridades de Haití para intentar garantizar la liberación de los 12 adultos y cinco menores relacionados con el grupo Christian Aid Ministries, con sede en Ohio, que desaparecieron el sábado durante un viaje para visitar un orfanato.

Pero la pandilla 400 Mawozo, un grupo con un largo historial de asesinatos, secuestros y extorsión, ya le puso precio a la liberación de los cautivos: un millón de dólares por cabeza.

Así lo confirmó el Ministro de Justicia haitiano, Liszt Quitel, que confirmó que están en contacto con el grupo criminal. El total que exigen los secuestradores, por tanto, es de 17 millones de dólares.

“Estamos intentando que los liberen sin pagar ningún rescate”, dijo Quitel, en declaraciones reportadas por el Wall Street Journal, aunque admitió que las negociaciones pueden tomar semanas.

“Este es el primer curso de acción. Seamos sinceros: cuando les demos ese dinero, ese dinero se va a utilizar para más armas y más municiones”, agregó.

Según explicó, las autoridades buscan un resultado similar al conseguido durante el secuestro en abril de un grupo de sacerdotes y monjas católicos, hecho por la misma banda. En ese caso, los cinco sacerdotes, dos monjas y tres de sus familiares fueron liberados a finales de mes, y el rescate solo se pagó por dos de los sacerdotes. “Ese sería el mejor resultado”, añadió.

Una de las personas secuestradas la semana pasada envió un mensaje desesperado a un grupo de WhatsApp cuando ocurrió el incidente, dijo el diario estadounidense The Washington Post. “¡Oren por nosotros por favor! Estamos secuestrados, secuestraron a nuestro conductor. Oren, oren, oren. No sabemos a dónde nos llevan”, se lee en el mensaje según el diario.

“La policía es incapaz de enfrentarse a las bandas que se organizan cada vez más y controlan cada vez más territorios, en el área metropolitana (de Puerto Príncipe) pero también en las ciudades del interior del país”, lamentó Gédéon Jean, director del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos (CAIDH). “La naturaleza aborrece el vacío, por eso las pandillas lo aprovechan para fortalecerse”, agregó, explicando la proliferación de bandas criminales por “la ausencia del Estado”.

Las bandas armadas, que desde hace años controlan los distritos más pobres de la capital, han extendido su poder a los alrededores de Puerto Príncipe, donde el número de secuestros extorsivos está en aumento. Se registraron más de 600 casos de esos delitos en los primeros tres trimestres de 2021, contra 231 en el mismo período en 2020, según cifras del CAIDH. Las pandillas exigen décadas de salarios a familias que viven por debajo del umbral de la pobreza.

Mientras las autoridades buscan la liberación de los 16 estadounidenses y un canadiense, una huelga encabezada por los sindicatos locales y otras organizaciones paralizó buena parte de la vida diaria el lunes en Puerto Príncipe. Los conductores de transporte público se quedaron en casa, y las tiendas y escuelas permanecieron cerradas.

“La población ya no aguanta más”, dijo Holin Alexis, un chofer de mototaxi que participó en la huelga.

Las barricadas de neumáticos incendiados cerraban el paso en algunas calles de la capital y de otras ciudades, como Les Cayes, en el sur del país, y algunas personas arrojaron piedras hacia los conductores que ocasionalmente transitaban por el lugar.

La nación más pobre del hemisferio occidental nuevamente lidia con un aumento en los secuestros relacionados a las pandillas, los cuales habían disminuido en meses recientes, después de que el presidente Jovenel Moïse fuera asesinado en su residencia el 7 de julio y que un sismo de magnitud 7,2 cobrara la vida de más de 2.200 personas en agosto.

“Todo el mundo está preocupado. Están secuestrando a personas de todas las clases sociales”, dijo Méhu Changeux, presidente de la Asociación de Propietarios y Conductores de Haití, en declaraciones a la emisora radiofónica Magik9. Dijo que el paro laboral continuaría hasta que el gobierno pueda garantizar la seguridad del pueblo.

El Departamento de Estado de Estados Unidos señaló el domingo que estaba en contacto frecuente con las autoridades haitianas y seguiría colaborando con ellas y otros aliados.

“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de las máximas prioridades del Departamento de Estado”, subrayó la agencia en un comunicado.

Christian Aid Ministries señaló que en el grupo de personas secuestradas hay seis mujeres, seis hombres y cinco menores de edad, incluyendo un niño de 2 años.

Un letrero en la entrada de las oficinas de la organización en Berlin, Ohio, señalaba que el lugar estaba cerrado debido a la situación de los secuestros.

Continue Reading

Trending