Connect with us

OPINONES

Innovación social. Por Evaristy Jiménez

28 enero 2021

El término se remonta a principios del siglo XX o mucho más atrás, pero desde mediados del 1985 se retoma con más énfasis, pero su utilización exacta no está muy clara.
Pero su uso de mayor frecuencia está utilizado como concepto de política, negocio, sociología, derecho, economía y otros usos en ciencias sociales.
La verdad es que en estos momentos de nuevas tecnologías, nuevas tendencias o paradigmas que se vienen realizando en otros campos, la sociedad está un poco atrasada en los cambios estructurales en lo concerniente al territorio, a los asuntos políticos, educativos y del conjunto de las normas y reglas de convivencia social.
Es de sumo interés que demos un giro a muchas Instituciones que si bien funcionaron durante muchos siglos en estos momentos están agonizando, la República Dominicana necesita tomarse en serio los nuevos restos que nos trae la realidad social contemporánea, necesitamos reformar muchas entidades como «El Ayuntamiento, El Congreso, El Poder Ejecutivo, El Judicial, La Familia y otras instituciones sociales» que no podrán responder a las realidades que nos está presentando hace años la nueva realidad social que vive la humanidad.
Los problemas de salud, económicos, ambientales y políticos están presente más que nunca en nuestras vidas y la dirección política actual a nivel mundial está con las manos atadas por no tomar decisiones a tiempo que debieron ser tomadas, por eso hemos visto que independientemente de que esta Pandemia del Coronavirus no será tan letal como la peste o la última parte con la que tuvimos que lidiar del 1918-1920 lo que sí podemos estar seguros es que los próximos problemas en este mismo tenor y los señalados anteriormente serán mucho más contundentes y sus síntomas lo estamos sintiendo hace ya varias décadas.
El tiempo corre y nosotros estamos en un momento estelar de la humanidad para parafrasear a «Stefan Zweig» pero que necesitamos acciones contundentes no tenemos que decapitar ni al Rey, ni al Presidente, no tenemos que tomar la Bastilla, ni el Capitolio, ni el Palacio Nacional; lo que tenemos que hacer es pactos sociales concretos por encima de los intereses grupales y personales, tomar el toro por los cuernos y transformar de manera oportuna nuestro sistema social antes de que sea tarde.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

OPINONES

El Civismo es la clave. Por Evaristy Jiménez

En esta tercera década del siglo XXI la República Dominicana y una parte importante de la humanidad debe revisar completamente su sistema educativo.

Educar en el siglo XXI no es tan fácil como parece, el asunto es complejo en todos los ámbitos, debido al crecimiento de la información y al acelerado ritmo de vida que se vive en esta etapa de la escala evolutiva del ser humano.

Un ciudadano del siglo XXI debe estar completamente educado en civismo, eso es fundamental para reencontrarnos como especie, es muy difícil poder hacer los cambios y transformaciones estructurales del mundo de hoy sin la cooperación de todos.

Pues vamos a ponerle atención a esto del civismo e iniciar un plan entre el ciclo básico, inicial, e intermedio de nuestro proceso formativo, eso puede cambiar favorablemente el comportamiento ciudadano en la República Dominicana y en todo el planeta.

Es una ardua labor, debemos por lo menos dedicar tres horas semanales durante todo el proceso formativo de nuestro futuros (estudiantes) ciudadanos, estoy seguro que la iniciativa puede dejar una buena semilla de un nuevo ente social capaz de poder responder con mejores expectativas al difícil mundo de hoy.

Es lógico entender porqué esta sociedad de hoy está sin rumbo fijo, solo tenemos que ver estas tres causales; desintegración de la familia nuclear, baja calidad educativa y desproporción de la distribución de la riqueza, es casi seguro que no podíamos esperar menos de este cóctel Molotov que es la arde global dónde todos sin importar nuestro valores como personas tenemos incidencia real en la colectividad.

La iniciativa del Ministerio de Educación de la República Dominicana, sobre la condición de que ningún bachiller salga sin saber el himno nacional no es un capricho es precisamente el punto de partida para que se tome en serio esta parte de la educación cívica.

Estamos en el mejor momento para iniciar este nuevo proyecto de educación, ahora no podremos ver sus resultados concretos pero les puedo decir que si iniciamos ya veremos sus resultados positivos al concluir esta tercera década del siglo XXI.

Continue Reading

Trending