Connect with us

OPINONES

Isabel Allende: “Tenemos que imaginar un mundo muy diferente. Va a ser un salto evolutivo”

Falta mucho por hacer. Aún persisten tantas formas de violencia contra las mujeres, que la novelista chilena Isabel Allende (Lima, 1942) está convencida de que un mundo mejor es posible, pero hay que seguir luchando y solo lo vamos a conseguir juntos. La escritora en español más vendida en el mundo conversó en el Hay Festival sobre su vida, su escritura y su más reciente libro, Mujeres del alma mía, publicado en noviembre, que cabalga entre la memoria personal y el ensayo sobre su relación con el feminismo.

“Vivimos en un patriarcado desde hace miles de años”, un sistema de dominación sobre las mujeres y aquellos hombres que no pertenecen al poder, planteaba la autora este jueves en conversación con Jan Martínez Ahrens, director de EL PAÍS América. “La aspiración final es reemplazar el patriarcado por una gerencia del mundo en que haya un número crítico de mujeres”, razonó. “Todo eso lo vamos a conseguir juntos. No creo que haya que reemplazar el patriarcado por un matriarcado que va a tener otros problemas”, advirtió. “Tenemos que imaginar un mundo muy diferente. Va a ser un salto evolutivo”.

La afamada novelista, que reivindica la necesidad de vivir a plenitud la edad madura en Mujeres del alma mía, contó que el libro nació a partir un discurso que dio hace algunos años en Ciudad de México y se volvió viral. Sus editores querían publicarlo como una suerte de manifiesto, pero ella sintió que todo había cambiado con las marchas en las calles y el movimiento del Me Too. “Me quedé meditando sobre el tema”, relata Allende. “Creo que soy feminista desde los 5, eso me daría más o menos 73 años de feminismo”, que ha vivido intensamente como una lucha muy alegre, declaró.

“Quien paga, manda”, recordó que era el primer axioma de su abuelo con el que se crio en la cabeza. Y por respuesta a esos axiomas, fue desarrollando el feminismo que hoy abraza. Creció en la escuela estoica para la cual la vida es sufrimiento, un valle de lágrimas, según rememoró. “Salí sana y optimista”, a pesar de venir de una familia de depresivos y melancólicos, destacó en una de las conversaciones más esperadas de la cita cultural que este año se celebra de manera virtual y gratuita, pero normalmente suele albergar la ciudad amurallada de Cartagena de Indias, en el caribe colombiano.

La autora de La casa de los espíritus apuntó que ama igual que cuando tenía 17 años, pero ahora lo hace con un sentido de urgencia. “Visualizo el futuro como un calendario al que le voy arrancando una hoja cada día”, reflexionó la escritora, conectada desde su buhardilla en San Francisco, Estados Unidos. Así no hay espacio para la impaciencia o la falta de humor, pues equivale a un día perdido. “Eso le da al presente un brillo extraordinario”, enfatizó. “Cada año vivido y cada arruga cuentan mi historia”, escribe en Mujeres del alma mía.

Conducido por Martínez Ahrens desde la redacción de EL PAÍS en Ciudad de México, el evento fue una de las charlas que promueve el periódico en el marco de las distintas ediciones del Hay Festival en el continente con algunas de las voces más destacadas del momento.

La también ganadora del Premio Liber 2020 a la autora hispanoamericana más destacada, con el que los editores españoles reconocieron su “dilatada trayectoria literaria”, cree que la estabilidad de la sociedad chilena “estaba sustentada por una economía de extrema desigualdad”, lo que llevó al estallido social de octubre 2019. Hija del diplomático chileno Tomás Allende –primo de Salvador Allende– y de Francisca Llona Barros, la escritora nació en Lima, pero se crió en Chile.

Su trayectoria vital ha estado notablemente marcada por el golpe de Estado contra Salvador Allende –”martes 11 de septiembre de 1973″, recitó la fecha sin esfuerzo–, que la llevó a Venezuela y, después, a Estados Unidos, donde obtuvo la nacionalidad en 1993. Barack Obama le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad en 2014, y cuatro años después recibió la Medalla de Honor del National Book Award de Estados Unidos.

Con más de 74 millones de libros vendidos, es una de las autoras más leídas en el mundo. Sus 26 obras han sido traducidas a más de 40 idiomas. Allende relató que el enorme reconocimiento por La casa de los espíritus (1982), un “ejercicio de nostalgia” que escribió con inocencia y libertad en el exilio y le pavimentó el camino para sus otros libros, le llegó casi por casualidad. “La casa de los espíritus era mi ladrillo para mostrarle al mundo lo que era mi casa”.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

OPINONES

SAQUEO ILUSTRADO. Por Felipe Castro

Por Felipe Castro:

 

El nombramiento, del empresario Lisandro Macarrulla como Ministro de la presidencia, facilita el despojo diplomático de las pocas, empresas que precariamente le quedan al Estado Dominicano, ya que el mismo, es puente para la privatización y muro para la contención del desarrollo humano y social de los de abajo.

 

El alto empresariado, no disimula su intención de apropiarse de los medios productivos que generan riquezas, que aun están en poder del pueblo, tales como: Punta Catalina, Obra sobrevaluada en mas de un cuatrocientos porciento, construida con el dinero sacado a costa de la miseria del pueblo. Ahora tienen en carpeta la privatización del agua y la EGEHID, a través de la pseuda Alianza Publica Privada, empresa esta, que genera energía por medio de  la turbulencia provocada por la presión del agua, que produce energía sin déficit, cuyo cote de producción eléctrica es insignificante.

 

El desafortunado plan privatizador de ese Alianza Publico Privada, se evidencia en la tozudez de esa asociación empresarial, en mantener a sangre y fuego a Macarrulla, como Ministro de la Presidencia, sabiendo que existe una amplia campaña de cientos de Videos en las Redes Sociales y un repudio abismal de la sociedad contra el todopoderoso Ministro de la presidencia. Aderezado eso con los funestos precedentes de Faña y Kimberly Tavera, desvinculado del aparato estatal por la ocurrencia de simples rumores públicos; el primero sometido a la justicia, descargado y aun no ha sido repuesto.

 

El ítem de la privatización, solo ha servido, para hundir en la mas abyecta pobreza, a gran parte de la Sociedad; recordemos el proceso de privatización ejecutado por el ex presidente de la republica, Leonel Fernández, quien embauco a la sociedad privatizando la mayor parte de las empresas estatales incluyendo a la entonces Corporación Dominicana de Electricidad, que generaba electricidad de manera deficitaria, cuyo déficit no alcanzaba lo cien millones de dólares al año, siendo administrada por el estado. Sin embargo, a partir de su privatización; siendo administrada por el sector privado, su déficit en subsidio alcanza, los dos mil millones de dólares al año, pagado por el Estado, es decir mil novecientos millones de dólares por encima del anterior subsidio, cuyo monto no llegaba a lo cien millones de dólares.

 

El alto empresariado encabezado por el grupo Vicini, tiene desde el año 2005 al ministro de la presidencia Lisandro Macarrulla como instrumente para despojar a la Nación vía privatización de sus principales recursos económicos. Ese instrumento del alto empresariado, quien funge desde el año 2005, como presidente de Inversiones Turística San Souci, fue quien con bombos y platillos anuncio la construcción de la Isla Artificial en junio del año 2005 en pleno gobierno de Leonel Fernández quien le entrego a los Vicini a través de Macarrulla, toda la franja turística de San Souci, incluyendo las instalaciones donde se encuentra la Base de la Marina de Guerra.

En el mes septiembre del 2015, justo en el gobierno de Danilo Medina, Lisandro Macarrulla, como presidente del Proyecto San Souci, reunido con otros inversionistas en el edificio que alberga el Estado Mayor de la Armada Dominicana, anuncio una Gran Inversión Turística en Santo Domingo, que aún no ha iniciado.

 

La incidencia de Macarrullo en los gobiernos desde el 2005 hasta la fecha, es una muestra de cambio dirigida a pegarse con el que gobierna. Un cambio de paradigma, no es posible hacerlo, si los mecanismos para ese cambio están en poder de los que han creado lo que se quiere cambiar.

 

Permítanme citar un Aforismo, expresado por Rene de Descartes:

La ruptura con el pasado supone el establecimiento de un nuevo orden. Lo viejo no asimilado se desecha, lo viejo utilizable se transforma y se aglutina con lo nuevo. A iguales modelo en la reflexión, se obtendrían iguales resultados. En síntesis, haciendo lo mismo, con los mismos actores y métodos, el cambia es una quimera.

felipecastro23@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading

Trending