Connect with us

INTERNACIONALES

Seguidores de Trump amenazan con abandonar al partido

PIERRE, Dakota del Sur, EE.UU. (AP) — Jim Thompson, un fiel votante republicano de Dakota del Sur, está listo para dejar el partido con la esperanza de que un éxodo de partidarios de Donald Trump como él castigue al político preeminente del estado, el senador John Thune, por desafiar al expresidente.

Thompson, un locutor retirado, vio los llamados de Trump a sus simpatizantes a ir Washington para evitar que el Congreso certificara la victoria electoral de Joe Biden, lo que resultó en un letal asalto al Capitolio el 6 de enero. Pero mientras el Congreso intenta responsabilizar a Trump por sus acciones, Thompson ve una agenda para desterrar al expresidente de la política y devolver el partido a figuras del establishment como Thune, el segundo líder republicano en el Senado.

“Estábamos cansados de la forma en que iban las cosas, estábamos cansados de la politiquería y los discursos de siempre”, dijo Thompson.

Thune fue uno de los republicanos que condenó la insurrección en el Capitolio, calificándola de “horrorosa” y prometiendo “pedir cuentas a los responsables”. Pero como la mayoría de sus colegas republicanos, el senador dijo la semana pasada que no estaba hablando de Trump.

A excepción de cinco senadores republicanos, todos votaron en contra de llevar a cabo un juicio político al expresidente. Si bien sus votos no fueron suficientes para detener el proceso, fue un marcado contraste con los pedidos anteriores de castigar a Trump. Es fácil encontrar la razón de su decisión en las pequeñas ciudades de Dakota del Sur, donde los votantes leales a Trump decidirán si envían a Thune de regreso al Senado el próximo año.

Si bien los líderes republicanos en Washington coquetearon con castigar a Trump, muchos de sus electores nunca lo soñaron. Creen las falsas afirmaciones de Trump de fraude electoral y de que los atacantes del Capitolio fueron de izquierda. Consideran que el intento de culpar a Trump por el suceso es simplemente otro ataque a una figura que los republicanos del establishment nunca aceptaron.

“Creo que todo el asunto del juicio político es una broma”, dijo David Buchanan, presidente de una pequeña escuela bíblica en Dakota del Sur, quien exhibe con orgullo una bandera de Trump sobre su casa. “Están tratando de destruir al presidente Trump. Lo ven como una amenaza”.

Buchanan se encuentra entre aquellos a quienes les gustaría escuchar a los republicanos emprender una defensa más sólida de Trump. En cambio, la mayoría de los legisladores ha argumentado que un juicio político es inconstitucional, no que Trump sea inocente de los disturbios.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

INTERNACIONALES

FBI investiga el secuestro de misioneros de EE.UU. en Haití

Washington.-El FBI está investigando el secuestro de 16 misioneros estadounidenses en Haití durante el pasado fin de semana, informó ayer la Casa Blanca.

La portavoz del Gobierno de Estados Unidos, Jen Psaki, explicó que el presidente del país, Joe Biden, ha sido informado y recibe actualizaciones sobre los esfuerzos del FBI y del Departamento de Estado para lograr la liberación de los ciudadanos de su país.

Psaki no quiso ofrecer más detalles sobre las gestiones del FBI y la cartera de Exteriores estadounidense, y se limitó a señalar que la embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe se está coordinando con las autoridades locales para poner fin a este secuestro.

El domingo, un portavoz del Departamento de Estado confirmó a Efe el rapto de 17 personas, entre ellas 16 estadounidenses, en Haití.

El grupo fue secuestrado este sábado cuando viajaba en autobús después de visitar un orfanato, y está compuesto por cinco niños y doce adultos de la organización de misioneros Christian Aid Ministries, con sede en el estado de Ohio, en el medio oeste de Estados Unidos.

Así lo confirmó esa asociación en un comunicado el domingo, en el que precisó que, de los secuestrados, 16 son estadounidenses y uno es canadiense, y que, de los 12 adultos, 7 son mujeres y 5 hombres.

Fuentes policiales citadas por el diario The New York Times responsabilizaron del secuestro a la banda armada 400 Mawozo, que lleva años sembrando el terror en los suburbios de Puerto Príncipe y que controla parte de la localidad de Ganthier, donde se produjo el rapto.

La banda ha puesto el foco recientemente en las iglesias y los grupos religiosos, y en abril pasado secuestró a 10 personas, entre ellas varios religiosos, dos de ellos franceses, que fueron liberados a finales de ese mes en un caso que precipitó la dimisión del entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe. Justo después del secuestro del sábado, uno de los rehenes estadounidenses pidió ayuda en un mensaje publicado en un grupo de WhatsApp, aseguró al diario The Washington Post una fuente familiarizada con lo ocurrido.

Continue Reading

Trending