Connect with us

OPINONES

El futuro de los diarios impresos

Con la pronunciada caída de la producción y consumo de papel para periódico a causa de la pandemia, los diarios impresos afrontan un futuro cargado de difíciles desafíos.

El papel ahora es un bien escaso y caro.

Las fuertes campañas por la defensa de la foresta en el contexto de la crisis del cambio climático, más la progresiva transformación de diarios impresos en digitales, venían mellando su predominio como soporte decisivo de la comunicación.

Con la pandemia del Covid, que puso al mundo patas arriba al trastornar la economía, la vida regular de los ciudadanos, la transportación aérea y marítima y la circulación de los periódicos, la crisis del papel se agravó aún más.

Cayó la demanda, bajó la producción, las industrias procesadoras cerraron molinos y cientos de periódicos suprimieron sus ediciones impresas y se volcaron a la comunicación digital.

Este fenómeno obligó a la prensa escrita a acelerar sus maneras de reinvención y a plantearse una readecuación del uso de sus espacios, apostando a la calidad de contenidos y a una estrategia que ponga de relieve el alto valor de un periodismo profesional basado en la información veraz y comprobada, libre de manipulaciones y falsedades.

Lo previsible es que esta tendencia continúe. Que muchas cabeceras importantes pasen de ser diarios a otro nivel de periodicidad (semanarios, quincenarios, mensuarios o interdiarios) para seguir sirviendo a la sociedad en soporte papel, muy apreciado por los lectores tradicionales.

El periódico impreso seguirá siendo, por mucho tiempo, un intermediario decisivo en la sociedad. El periodismo reflexivo, prestigioso, apuntalado como un honrado intérprete de la realidad, ha sobrevivido a innumerables pruebas.

La formidable combinación que emerge ahora de diario impreso-digital al mismo tiempo, nos abre alentadoras expectativas.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

OPINONES

SAQUEO ILUSTRADO. Por Felipe Castro

Por Felipe Castro:

 

El nombramiento, del empresario Lisandro Macarrulla como Ministro de la presidencia, facilita el despojo diplomático de las pocas, empresas que precariamente le quedan al Estado Dominicano, ya que el mismo, es puente para la privatización y muro para la contención del desarrollo humano y social de los de abajo.

 

El alto empresariado, no disimula su intención de apropiarse de los medios productivos que generan riquezas, que aun están en poder del pueblo, tales como: Punta Catalina, Obra sobrevaluada en mas de un cuatrocientos porciento, construida con el dinero sacado a costa de la miseria del pueblo. Ahora tienen en carpeta la privatización del agua y la EGEHID, a través de la pseuda Alianza Publica Privada, empresa esta, que genera energía por medio de  la turbulencia provocada por la presión del agua, que produce energía sin déficit, cuyo cote de producción eléctrica es insignificante.

 

El desafortunado plan privatizador de ese Alianza Publico Privada, se evidencia en la tozudez de esa asociación empresarial, en mantener a sangre y fuego a Macarrulla, como Ministro de la Presidencia, sabiendo que existe una amplia campaña de cientos de Videos en las Redes Sociales y un repudio abismal de la sociedad contra el todopoderoso Ministro de la presidencia. Aderezado eso con los funestos precedentes de Faña y Kimberly Tavera, desvinculado del aparato estatal por la ocurrencia de simples rumores públicos; el primero sometido a la justicia, descargado y aun no ha sido repuesto.

 

El ítem de la privatización, solo ha servido, para hundir en la mas abyecta pobreza, a gran parte de la Sociedad; recordemos el proceso de privatización ejecutado por el ex presidente de la republica, Leonel Fernández, quien embauco a la sociedad privatizando la mayor parte de las empresas estatales incluyendo a la entonces Corporación Dominicana de Electricidad, que generaba electricidad de manera deficitaria, cuyo déficit no alcanzaba lo cien millones de dólares al año, siendo administrada por el estado. Sin embargo, a partir de su privatización; siendo administrada por el sector privado, su déficit en subsidio alcanza, los dos mil millones de dólares al año, pagado por el Estado, es decir mil novecientos millones de dólares por encima del anterior subsidio, cuyo monto no llegaba a lo cien millones de dólares.

 

El alto empresariado encabezado por el grupo Vicini, tiene desde el año 2005 al ministro de la presidencia Lisandro Macarrulla como instrumente para despojar a la Nación vía privatización de sus principales recursos económicos. Ese instrumento del alto empresariado, quien funge desde el año 2005, como presidente de Inversiones Turística San Souci, fue quien con bombos y platillos anuncio la construcción de la Isla Artificial en junio del año 2005 en pleno gobierno de Leonel Fernández quien le entrego a los Vicini a través de Macarrulla, toda la franja turística de San Souci, incluyendo las instalaciones donde se encuentra la Base de la Marina de Guerra.

En el mes septiembre del 2015, justo en el gobierno de Danilo Medina, Lisandro Macarrulla, como presidente del Proyecto San Souci, reunido con otros inversionistas en el edificio que alberga el Estado Mayor de la Armada Dominicana, anuncio una Gran Inversión Turística en Santo Domingo, que aún no ha iniciado.

 

La incidencia de Macarrullo en los gobiernos desde el 2005 hasta la fecha, es una muestra de cambio dirigida a pegarse con el que gobierna. Un cambio de paradigma, no es posible hacerlo, si los mecanismos para ese cambio están en poder de los que han creado lo que se quiere cambiar.

 

Permítanme citar un Aforismo, expresado por Rene de Descartes:

La ruptura con el pasado supone el establecimiento de un nuevo orden. Lo viejo no asimilado se desecha, lo viejo utilizable se transforma y se aglutina con lo nuevo. A iguales modelo en la reflexión, se obtendrían iguales resultados. En síntesis, haciendo lo mismo, con los mismos actores y métodos, el cambia es una quimera.

felipecastro23@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading

Trending