Connect with us

Salud

Descubra si le están mintiendo

¿SABÍA QUE CUANDO LAS PERSONAS MIENTEN SE COMUNICAN DE MANERA DIFERENTE Y, TANTO SU LENGUAJE COMO SU CUERPO PUEDEN DELATARLAS, SIN QUE SEAN CONSCIENTES DE ELLO NI PUEDAN EVITARLO?

Por María Jesús Ribas/EFE/REPORTAJES

Todo el mundo miente, pero muy pocos conocen las señales de una mentira. Un experto en el análisis del comportamiento explica algunas claves para descubrir indicios delatores, tanto verbales como corporales, que revelan que alguien intenta engañarnos o no nos dice toda la verdad de forma intencional.

“Una persona que se queda paralizada cuando habitualmente gesticula al hablar o que comienza a tocarse la cara, el cabello o el vestuario, sin que antes acostumbrara hacerlo, puede estar mintiendo, ya que esos cambios obedecen a su actividad cerebral inconsciente”, explica el abogado José Luis Martín Ovejero.

Ovejero aconseja estar atento a la incoherencia entre lo que alguien dice con palabras a nivel emocional y las emociones que ‘grita’ su rostro, es decir sus expresiones faciales. “Por ejemplo una persona puede decir que una noticia no le importa, mientras la activación muscular de su rostro expresa ira o tristeza”, señala.

“Algunas señales nos indican que una persona nos está mintiendo incluso cuando no podemos observarla y se comunica con nosotros por escrito (por chat, wasap o email), por ejemplo cuando tarda más en responder, edita más aquello que escribe y acorta sus mensajes más de la habitual”, explica Ovejero.

¿Sabía que cuando las personas mienten  se comunican de manera diferente y, tanto su lenguaje como su cuerpo pueden delatarlas, sin que sean conscientes de ello ni puedan evitarlo?.

Sutiles cambios en el modo de hablar, moverse, colocar el cuerpo o gesticular, e incluso en la manera de escribir, funcionan como indicadores concretos de un engaño y pueden ser identificados con la preparación adecuada, según el abogado José Luis Martín Ovejero, experto en  análisis  del  comportamiento no verbal ( https://martinovejero.com) .

Para descubrir quién miente no solo es importante el “qué”, aquello que una persona dice u oculta, sino también el “cómo”, es decir el modo en que ese individuo se comporta y expresa al alterar u ocultar la verdad, lo cual puede observarse prestando especial atención a ciertos puntos de su comportamiento, según Ovejero. 

Este experto utiliza, entre otros métodos, las técnicas de análisis de  conducta de las fuerzas de seguridad, es autor de una charla TEDx sobre detección de mentira reproducida en Youtube más de un millón de veces (https://youtu.be/Veh7aIhSm_M) y acaba de publicar el libro ‘Miénteme… si te atreves’, donde explica las claves prácticas para  detectar la falta de honestidad.

“Saber cuándo alguien miente puede resultar de gran utilidad en todas las facetas de la vida, no importa cuál sea su profesión. Conocer e identificar las señales delatoras de la mentira no garantiza que nunca más seamos engañados, pero sí  que a quien pretende mentirnos le resulte más difícil conseguirlo”, destaca.

Para Ovejero vivimos entre verdades y mentiras, y tratar de distinguirlas nos puede salvar de ser engañados y de problemas, tanto personales como profesionales. 

“Hay una gran diferencia entre advertir un engaño antes de que tenga consecuencias o cuando ya es demasiado tarde. Saber cómo localizar las señales de que podemos encontrarnos ante alguien que trata de mentirnos, nos ofrece la posibilidad de tomar una decisión a tiempo”, enfatiza.

OCHO SEÑALES  DE UN POSIBLE ENGAÑO.

“La ciencia nos dice que usar la mera intuición para detectar una mentira es como lanzar una moneda al aire”, señala Ovejero, quien explica a Efe como reconocer algunos indicios clave de que una persona nos está mintiendo.

Advierte que “nunca debemos olvidar que no existe un 100% de seguridad de que una persona nos está mintiendo, aunque podemos encontrar importantes indicadores que nos alertan de que lo que nos está comunicando esa persona podría deliberadamente no ser cierto”.

Algunos indicios corporales de que una persona nos está mintiendo consisten en que:. 

— Se queda paralizada cuando habitualmente gesticula al hablar.  

“El cerebro del mentiroso, cuando actúa de este modo, consume muchos recursos cerebrales en esta misión, lo cual redunda en un abandono de la gestualidad por parte de ese individuo”, explica Ovejero.

— Coloca su cuerpo en posición de fuga. 

“Situarse en una dirección diferente a donde se encuentra su interlocutor o detrás de parapetos como sillas o mesas, son reacciones de escape o defensivas”, puntualiza.

— Efectúa gestos, como tocarse la cara, el cabello o el vestuario, sin que tenga ese hábito de forma natural. 

“Este comportamiento automanipulador es impulsado por el cerebro para reducir el estrés que podría venir provocado por la incomodidad de mentir”, de acuerdo al autor de ‘Miénteme… si te atreves”.

— Aumenta la distancia respecto de la persona con quien se habla. 

“Este alejamiento corporal se produce, por ejemplo, como reacción a una pregunta”, según Ovejero.

Otras señales que delatan a los mentirosos son:.

— Indicios faciales expresivos. 

Ovejero aconseja estar atento “a la incoherencia entre lo que alguien dice con palabras a nivel emocional y las emociones que ‘grita’ su rostro, por ejemplo que una persona diga que una noticia no le importa, mientras la activación muscular de su rostro expresa ira o tristeza”.

— Indicios en la manera de hablar  o uso del lenguaje. 

Esto ocurre “cuando la persona rompe con su patrón habitual de respuesta, por ejemplo, alguien que suele ofrecer respuestas rápidas, responde tras un prolongado silencio a una pregunta sencilla que se le hace”, según este experto.

“O también puede suceder a la inversa, por ejemplo que quien siempre suele tomarse su tiempo para responder, en esa ocasión conteste con rapidez, lo que puede inducir a pensar que tuviera preparada la respuesta”, explica.null

— Indicios en lo que se dice o el contenido del lenguaje.  

“Al hablar con una persona podemos advertir que, al narrar una historia va intercalando verbos en tiempo pasado y presente”, señala Ovejero. 

“Como los verbos siguen a la acción, narrará en pretérito la historia que trae preparada, pero al hacerle preguntas y tener que ampliar esa historia, construyéndola en ese instante, los verbos pueden delatarle al expresarlos en tiempo presente”, indica.https://3c7a73b3324d06bf12fd5ba421908797.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

 “Incluso existen algunas señales que nos indican que una persona quizá nos está mintiendo cuando no podemos observarla, porque se está comunicando con nosotros por escrito (por chat, wasap o email)”, confirma José Luis Martín Ovejero.

“En esos casos el posible mentiroso suele tardar más en responder, editar más aquello que escribe y acortar sus mensajes más de lo habitual”, concluye.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Salud

Visita al oftalmólogo es la primera tarea antes de regresar a las clases

Prevenir. Una alarma temprana es que el niño se frote mucho los ojos, los entrecierre para tratar de ver mejor, y si lagrimea. Consejo. Reducir el tiempo que dura en pantallas.

SANTO DOMINGO.-Los estudios indican que el 80 % de las informaciones que recibe el cerebro es visual, mientras que los especialistas que estudian el impacto de los problemas relacionados a la vista en la educación de los niños sostienen que estos afectan directamente al modo en que aprenden a leer y escribir.null

En ese sentido, llevar a los niños al oftalmólogo, evitar el uso prolongado de las pantallas e identificar conductas anormales y no saludables de los pequeños con sus ojos, son de las primeras tareas que los padres deben anotar en su lista de deberes antes de que estos vuelvan a las aulas, sin importar la edad.

Señal de alerta

La oftalmóloga Judith Portorreal afirma que, aunque en la mayoría de las veces no hay indicador que muestre a los padres que el niño está necesitando lentes, porque tienen la capacidad de adaptación, debe encender una alarma temprana “que el niño se frote mucho los ojos, los entrecierre para tratar de ver mejor, si notamos que lagrimea y se acerca siempre a la pantalla”.

“Algo que están haciendo, sobre todos los más pequeños, es que en la tablet o celular amplían la imagen, estas acciones en general deben de llamar la atención de los padres, pero la mayoría de las veces no dan indicadores, de aquí la importancia de que el niño anualmente sea revisado por un oftalmólogo, en especial porque han estado tomando clases virtuales”, agrega la especialista.

Portorreal establece como tiempo prudente un año para revisar los ojos de los niños y así poder detectar de forma oportuna defectos refractivos durante el desarrollo de su visión, sin embargo, en caso de sea un niño que necesite lentes y empiece a quejarse, antes de completar el año, “los padres deben buscar apoyo en el oftalmólogo de forma inmediata”.

Para cuidar sus ojos

“Uno de los riesgos del tiempo prolongado frente a las pantallas es que se limita el desarrollo de la visión de profundidad en ellos”, en ese sentido, recomienda reducir el periodo que duran en las pantallas, tratar de sustituir la exposición frente a los aparatos electrónicos de cerca, como tables y celulares por la televisión, en especial para los que viven en apartamentos.

La especialista sostiene que “la luz solar juega un papel importante en el desarrollo normal de los ojos, cuando el niño nace, tiene el sistema visual inmaduro, éste completa su desarrollo después del nacimiento, generalmente a los 7 o 8 años de edad”.

Explica que lo recomendable es “sacar los niños a realizar actividades en el exterior como jugar pelotas, montar bicicletas, usar rompecabezas, entre otras salidas”.

Contactos

— Página web

La doctora comparte informaciones de afecciones visuales en su página web www.judithportorreal.com y para consultas y citas responde en el teléfono 809-792-4035

EL DÍA

Continue Reading

Trending