Connect with us

PRINCIPALES

CELEBRAN EN VILLA DUARTE ,SDE, LOS CIEN AÑOS DE LEONIDAS MOJICA DE LOS SANTOS, CARIÑOSAMENTE, DOÑA NINGA

El 29 de mayo de 1889, hará mañana domingo, 132 años, bajo la firma del presidente Ulises Heureaux, conocido como Lilis, se promulgó la Ley 2892 en la que se erigió en honor al patricio Juan Pablo Duarte, el sector que lleva por nombre Villa Duarte y que ahora forma parte del municipio Santo Domingo Este. Previo a este nombre se conocía como Pajarito, debido a una supuesta plaga de hormigas caribe que provocó que fuese trasladado a otro espacio

.

Allí se fundó el sector de Maquiteria colindante con la avenida San Vicente de Paul, Mirador del Este y avenida El Faro a Colón. En este lugar, vivieron y formaron una hermosa familia, los señores Evaristo Mojica y Gabina de los Santos, de cuyo matrimonio trajeron al mundo a Ramón, Martin, Juan, Panchito, Ana Lina, Alejandro y Leonidas.

Hoy nos reunimos en este maravilloso y encantador lugar para celebrar por todo lo alto los 100 años de una madre excepcional: LEONIDAS MOJICA DE LOS SANTOS.

Leonidas Mojica de los Santos, mejor conocida en todo Villa Duarte como doña Ninga, para los vecinos y Mamá Ninga para sus familiares y cercanos, casó con el señor Juan Pérez, cariñosamente Pacún, músico empírico, Segunda Voz; procreando 7 hijos: Juan de Jesús, Afrida María, Martha Beatriz, Miguel, Cándido Francisco, Abraham y Luis Emilio.

Doña Ninga, fue de Profesión Peluquera en su primera etapa, aprendió recortando a sus hijos, más adelante cambió de profesión, y con la misma tijera para ejercerla, se hizo costurera, de las buenas y finas.

Mamá Ninga enseñó a sus hijos que el apego a los semejantes y el acercamiento entre la gente crea la sensación de solidaridad, de fuerza, de confianza y seguridad, y para muestra este es el más grande botón que sirve de evidencia. Sus enseñanzas sobre la dedicación al trabajo, la honradez y la dignidad estuvieron siempre acompañados de los mejores consejos, no solo a sus hijos, sino, a todos los miembros de la familia y allegados.

Ella sabía que la familia es el núcleo humano fundamental de la sociedad y que formarla dentro del respeto, la consideración y el amor, era necesario para que se desarrollará como en un jardín cuando recibe las aguas vivificadoras y el abono germinador, para que sus rosas sean lozanas y perfumadas.

Todos sabemos que el amor es el más sublime y rico ingrediente de la vida, si a la familia se le imprime la delicia del amor, esta habrá de ser el fruto de una bendición del cielo como lo es la gran familia Pérez y Mojica en su inicio, ahora más amplia y enriquecida por los sobrinos, nietos, ahijados, y biznietos.

Mamá Ninga supo imprimir a su familia bondad, amor, honradez, laboriosidad, dignidad, educación y respeto, para que pudiesen alcanzar la grandeza y admiración de la mayoría de las personas que le conocen.

Como madre, fue siempre abnegada y empeñada en transmitir a sus hijos buenos modales. Ha dedicado su vida, 100 años, a ser eterna guardián del recto vivir de sus hijos y su sucesión generacional, a ser equilibrio para la vida en armonía y lograr un esperanzador futuro para todos.

Utilizó siempre el diálogo y la moderación como instrumentos para tratar temas familiares, actuaba de manera extremadamente conservadora, desarrolló en su familia la comprensión, fortaleza y gratitud.

Mamá Ninga es un ser de virtudes aladas y una inteligencia única, que junto a la perseverancia hecha un credo y su capacidad de trabajo ennoblecedor, creó la más grande empresa que cualquier millonario en dinero quisiera tener: una familia digna y respetada.

 

Muchas gracias

Santo Domingo Este

Mayo 28 del 2022