Connect with us

INTERNACIONALES

Brasil subasta el primer rascacielos construido en América Latina

Fue el primer rascacielos de América Latina y uno de los primeros edificios en hormigón armado del mundo. Inaugurada en 1929, cuando Río de Janeiro todavía era la capital de Brasil, esta construcción de estilo modernista recibió el nombre del periódico ‘A noite’, que durante años ocupó uno de sus 22 pisos. Otro inquilino ilustre fue la Radio Nacional, la emisora que despertó entre los brasileños la pasión por la música popular, el fútbol y las radionovelas.

Hoy este edificio de 102 metros domina la Plaza Mauá, el corazón de barrio portuario, que durante décadas fue marcado por la decadencia y el abandono. En la época de los Juegos Olímpicos de 2016, toda esta región pasó por una profunda remodelación gracias al mega proyecto del Puerto Maravilla. El edificio ‘A noite’ ganó dos vecinos prestigiosos: el Museo de Arte de Río y el Museo del Mañana, este último realizado por el arquitecto español Santiago Calatrava.

Cerrado desde hace una década, este inmueble se había convertido en una carga financiera para el Gobierno federal. Por esta razón, el Gobierno Federal de Brasil decidió subastar este emblemático rascacielos, que entre 1929 y 1934 fue considerado el más alto de América Latina, es decir, hasta la inauguración del edificio Martinelli en São Paulo, que ostentaba una altura de 106 metros.

Construido por el arquitecto francés Joseph Gire, que también proyectó el famoso hotel Copacabana Palace, el edificio ‘A noite’ fue el templo de la música brasileña. Desde sus estudios, Radio Nacional lanzó a la fama a innúmeros cantantes. Aquí también estalló la fiebre del fútbol, que se alimentó gracias a las retransmisiones en directo desde el Maracaná. La incansable labor de esta emisora hizo que clubes cariocas como el Flamengo y el Vasco consiguiesen millares de forofos en todas las ciudades brasileñas.

“El edificio ‘A noite’ es el resumen de Brasil porque representa el Brasil moderno y el Brasil que fue construido a través de las ondas de radio. Radio Nacional es responsable de que en el país se hable portugués. Este espacio también influenció la forma en que los brasileños consumen los medios de comunicación, tanto la radio como la televisión”, señala Thiago Regotto, gerente de la radio EBC.

“Todo patrimonio histórico tiene que ser integrado a la fuerza de la sociedad”

La subasta, prevista para el 30 de abril, arranca con un precio inicial de 98 millones de reales (18 millones de dólares). Si queda desierta, será repetida en un plazo de 30 días. 

“Todo el proceso se hará online. Cualquier persona física o jurídica puede participar. Por su localización, este edificio ofrece un amplio abanico de posibilidades. El comprador tiene la opción de hacer oficinas, pisos residenciales o incluso un hotel”, explica Paulo da Silva Medeiros, superintendente del Patrimonio Federal en Río de Janeiro.

La venta de este inmueble marca un cambio de mentalidad en la era de Jair Bolsonaro, que desde su llegada al poder ha intentado promover un proceso de privatización en varios sectores.

“Este edificio vacío nos cuesta 300.000 reales (46.000 dólares) al mes. Yo creo que todo patrimonio histórico tiene que ser integrado a la fuerza de la sociedad, a la industria creativa, a la iniciativa privada”, asegura Olav Schrader, superintendente del Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional en Río de Janeiro (Iphan).

Quien consiga hacerse con él, tendrá por delante una labor ardua: restaurar un inmueble bastante deteriorado e íntegramente protegido por el Iphan. Además, tendrá que desafiar la crisis económica agudizada por la pandemia, que ha dejado el centro de Río desierto, sin turistas por las restricciones impuestas y sin empleados, debido al trabajo en línea.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply