Connect with us

OPINONES

Muere en prisión Bernie Madoff, el hombre detrás de la mayor estafa de la historia que envolvió US$65 mil millones de dólares

Madoff, que se declaró culpable del esquema piramidal de 65.000 millones, ha fallecido aparentemente por causas naturales

Bernie Madoff, financiero que orquestó el esquema Ponzi -estafa piramidal- más grande de la historia, ha muerto en prisión a los 82 años, ha informado este miércoles el organismo de prisiones estadounidense.
Madoff ha fallecido en el centro médico de Butner, Carolina del Norte, cercano a la prisión en la que se encontraba, aparentemente por causas naturales. El directivo, detenido en diciembre del 2008, estafó 65.000 millones de dólares, unos 49.000 millones de euros en la época, a grandes fortunas, como Steven Spielberg o Kevin Bacon, e inversores de todo el planeta.

El financiero Bernard Madoff, en una imagen de archivo
AFP
Durante décadas vivió bajo el aura de una imagen de “gurú hecho a sí mismo”, capaz de desafiar todas las fluctuaciones del mercado, siempre con ganancias. La realidad era que los fondos que ingresaban los nuevos clientes servían para pagar las rentabilidades de los que ya estaban en su cartera.

El año pasado, sus abogados presentaron documentos judiciales para tratar de liberarlo de prisión por la pandemia

El año pasado, los abogados de Madoff presentaron documentos judiciales para tratar de que saliera en libertad por la pandemia de covid-19, alegando que sufría de una enfermedad renal en etapa terminal y otras enfermedades médicas crónicas.
En marzo del 2009 Madoff admitió haber estafado a miles de clientes con miles de millones de dólares en inversiones durante décadas. Lanzó una “profunda disculpa” y dijo que estaba “avergonzado”. Tras meses bajo arresto en su ático de 7 millones de dólares en Manhattan, fue enviado a prisión, donde ha fallecido.
Un fideicomisario designado por el tribunal ha recuperado más de 13.000 millones de dólares. Los encargados de recuperar el dinero son David Sheehan e Irving Picard, ambos cercanos a los 80 años, y que tras sus visitas a prisión para tratar con Madoff lo trataron de “sociópata”. “No piensa que causara daño a nadie. En realidad creyó que su plan funcionaría, sólo que se le escapó de las manos y no pudo controlarlo”, declaró hace unos años Sheehan.