Connect with us

PRINCIPALES

Chocan intelectuales dominicanos por 50%+1 para ganar en primera vuelta

SANTO DOMINGO. El consultor político Carlos Gabriel García, calificó como una vergüenza para la democracia dominicana el 50%+1 para un candidato presidencial ganar las elecciones en primera vuelta. Dijo que ese porcentaje se impuso en el modelo electoral dominicano para frenar la victoria de Peña Gómez en la consulta electoral del 1996.

Carlos Gabriel/Rosario Espinal

“El establecimiento del 50%+1 para un candidato presidencial ganar en la primera vuelta electoral no fue el resultado de una preocupación para fortalecer la democracia dominicana, sino para impedir la victoria del doctor José Francisco Peña Gómez en las elecciones del 1996, por lo que tiene un origen espurio y los resultados de su implementación han sido tóxicos para la democracia dominicana, porque han convertido el Estado en un botín de recompensa.” Destacó el diplomático y consultor político.

Recordó que esa figura en nuestra legislación electoral aparece como consecuencia de la cumbre celebrada por José Francisco Peña Gómez y Joaquín Balaguer para conjurar la crisis post electoral del 1994. Sin embargo, dijo, que lo firmado por los dos líderes fue establecer un 45% para ganar en primera vuelta, “lo que fue violentado en la Asamblea Nacional por los seguidores del PLD y PRSC que lo elevaron al 50% con el deliberado propósito de impedir la victoria en primera vuelta del doctor Peña Gómez como candidato presidencial del PRD, que efectivamente obtuvo un 47% de los votos válidos emitidos en ese proceso electoral del 1996”

Manifestó que países de América Latina como México y Panamá, entre otros, eligen sus autoridades con mayoría simple y se han negado a establecer la doble vuelta electoral en su legislación, porque la misma promueve la dispersión del modelo político, exponiendo al chantaje a los partidos y candidatos con verdadera vocación de poder.

Señaló que es partidario, desde el punto de vista académico, del establecimiento de un 45% para un candidato presidencial ganar en primera vuelta o tener una diferencia de un 10% del candidato presidencial que obtenga el segundo lugar en un proceso electoral determinado.

Consideró que se encuentra en la frontera de la parcialidad intelectual defender el 50%+1 teniendo en cuenta exclusivamente, si le conviene o no al partido de su preferencia, obviando el clima de corrupción que ha creado en los procesos electorales dominicanos.

Planteamiento de la Politóloga Rosario Espinal

La politóloga Rosario Espinal indicó que “Aunque en la República Dominicana hay una tendencia a concentrar el voto en dos partidos o alianzas electorales, la realidad es que la legislación electoral dominicana favorece el surgimiento de muchos partidos, razón por la cual debe mantenerse un sistema de doble vuelta para evitar que alguien gane la presidencia con un porcentaje bajo. Ahora bien, ninguna disposición electoral es perfecta, todas tienen ventajas y desventajas.”

“Para el caso dominicano considero que debe dejarse vigente el sistema de 50+1 establecido en 1994 por tres razones: 1) no genera ningún problema importante al sistema político, 2) la ciudadanía se acostumbró a esa modalidad y la entiende, y 3) solo una vez, en 1996, hubo segunda vuelta; o sea, tener la opción de segunda vuelta no ha sido un incentivo para utilizarla, a pesar de los muchos partidos que hay registrados”.

“El 50+1 no es el responsable de la proliferación de partidos políticos ni del clientelismo en la República Dominicana. ¡Déjenlo tranquilo! Es un correctivo para cuando se fracciona mucho el voto.” Destacó finalmente Rosario.